Estudios de grabación: donde se cocina la música (2)
Especiales /

Estudios de grabación: donde se cocina la música (2)

José Carlos Peña — 09-05-2016
Fotografía — Archivo

Desde 1995 / Peligros (Granada) / Sala de  54 metros cuadrados

Discos de referencia: “Una ópera egipcia” (Los Planetas), “Melange” (Melange), “Multiverso I y II” (Antonio Arias), “El futuro” (Niños Mutantes)

Prod

Discos de referencia: “Una ópera egipcia” (Los Planetas), “Melange” (Melange), “Multiverso I y II” (Antonio Arias), “El futuro” (Niños Mutantes)

Produccionespeligrosas.com

Producciones_peligrosas_1

Producciones Peligrosas fue el primer estudio diseñado por el ingeniero británico Philip Newell en España. Operativo desde enero de 1995, por sus salas ha pasado buena parte de la escena alternativa española, especialmente de Granada: De 091 a Lagartija Nick, Los Planetas y Lori Meyers. Desde 2010 cuenta con una MCI 400B, mesa mítica del estudio de Motown. Cuentan con un estudio adyacente solo para grabaciones en Las Alpujarras (Orgiva), que se abrió con la idea de tener un sitio en un emplazamiento especial, de naturaleza y sol. Graban tanto en analógico (cinta de dos pulgadas) como en Pro Tools.

Carlos Díaz, socio desde 2008 y uno de los tres ingenieros de la casa (José A. Sánchez y Pablo Sánchez completan el equipo), nos comenta que su planteamiento de base es “llegar a donde quiere el artista, siempre con buen ambiente en las sesiones, hacer tomas con toda la banda tocando en directo y ¡trabajar mucho!”.

Cree que “los estudios de hoy sobreviven gracias a la vocación total de sus ingenieros, productores  y artistas  que, en la mayoría de los casos, son quienes financian la grabación y edición de sus discos”. Dicho esto, “es imposible grabar  un buen disco  sin una buena banda , buenos instrumentos, un lugar acústicamente preparado, buenos cacharros -que normalmente cuestan mucho dinero- y la experiencia de un buen ingeniero/productor”.

Respecto a la situación actual, matiza: “El panorama es diferente. No pienso que sea ni mejor ni peor, sino diferente. Imagino que para los que antes hacían mucho dinero será peor, pero  se trata de otra generación con otra mentalidad. Lo que tenemos que pensar es en la escena: Salas de conciertos, festivales pagados por ayuntamientos que cada vez  se hacen menos, estudios de grabación, tiendas de música…Y la cantera (los mas jóvenes) , que dependen de esta escena. Sobreviviremos, eso seguro, porque para el que le gusta, este trabajo es como una droga”.

Producciones_peligrosas_2

Sigue leyendo ---->

2 comentarios

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.