Estudios de grabación: donde se cocina la música (2)
Especiales /

Estudios de grabación: donde se cocina la música (2)

José Carlos Peña — 09-05-2016
Fotografía — Archivo

Desde 2014 / Colmenar Viejo (Madrid) / 750 metros cuadrados, sala  principal de 100 metros

Discos de referencia: “Salve discordia” (Triángulo De Amor Bizarro), “Huyendo conmigo de mí” (Fito y Fitipaldis), “En alma y hueso” (Rayden), “Clean-Cut and Rude” (Paul Zinnard).

Discos de referencia: “Salve discordia” (Triángulo De Amor Bizarro), “Huyendo conmigo de mí” (Fito y Fitipaldis), “En alma y hueso” (Rayden), “Clean-Cut and Rude” (Paul Zinnard).

www.estudiouno.info

estudio_uno_1

Hace poco más de dos años los gestores del desaparecido estudio Cinearte inauguraban sus nuevas instalaciones en la localidad madrileña. Una apuesta decidida: En los 750 metros cuadrados de instalaciones hay tres estudios (A, B y C) y un plató, además de zona de descanso, restaurante y oficinas, todo lo cual conforma un “estudio profesional y comercial”, en palabras del manager Luis Criado. Es el mayor de España en este momento.

Destacan la interconexión total de los tres estudios, y la capacidad que tienen de amoldarse a proyectos de todo tipo. En la sala principal del estudio A se pueden grabar hasta orquestas (además de bandas en directo, baterías o cualquier grabación que necesite ambiente). Todos los estilos musicales tienen cabida en el estudio, del rock a las orquestas, lo cual para Luis “es un privilegio, ya que nos permite explorar nuestros límites y estar constantemente estudiando, investigando y probando nuevas técnicas”.

Las bandas que pasan por Estudio Uno pueden contar con sus propios productores (caso del reciente disco de Triángulo de amor bizarro con Carlos Hernández o el disco de Fito, producido por Carlos Raya), o bien trabajar con Pablo Pulido (ingeniero de sonido y productor). Cuando afrontan sus propias producciones, sus referentes son ingenieros como Chris Lord-Alge o Andy Wallace, y tienden a aprovechar la tecnología analógica “apoyándonos en el mundo digital cuando es preciso”.

Criado apunta a varios problemas que afectan a un sector desarticulado en el que todo el mundo hace la guerra por su cuenta: “No creemos que nuestros problemas sean muy diferentes a los de otros sectores: Intrusismo, falta de profesionalidad de una parte, competencia desleal…es un mal endémico del país”.  Aunque su balance es positivo: “Vemos el futuro con muy buenos ojos, hay muchos profesionales que hacen las cosas bien, y nosotros queremos estar ahí. Nos equivocaremos, pero en cuanto algo no nos gusta, tratamos de mejorar. Amamos nuestro trabajo y es gratificante que gran parte de los profesionales del sector comparta esta pasión”.

estudio_uno_2

2 comentarios

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.