Estudios de grabación: donde se cocina la música (2)
Especiales /

Estudios de grabación: donde se cocina la música (2)

José Carlos Peña — 09-05-2016
Fotografía — Archivo

Desde 2001 / Puerto de Santa María (Cádiz) / Sala de 90 metros

Discos de referencia: “Resituación” (Nacho Vegas) “Blood/Candy” (The Posies), “Country Mouse, City House” (Josh Rouse), “Los años luz” (Chucho).

www.pac

Discos de referencia: “Resituación” (Nacho Vegas) “Blood/Candy” (The Posies), “Country Mouse, City House” (Josh Rouse), “Los años luz” (Chucho).

www.pacoloco.net

PACO_LOCO_ESTUDIO_1

El estudio residencial del músico y productor Paco Loco sigue siendo referencia: La combinación de localización plácida con saber hacer y amplio equipamiento ha sido decisiva. Totalmente autodidacta, Paco Loco empezó a grabar grupos en Gijón en el año 93 con un cuatro pistas, y se mudó a su actual emplazamiento gaditano en 2001. “Cuando empiezas, aprendes dándote de cabezazos y preguntando. En una ciudad pequeña como Gijón no había la posibilidad de aprender como asistente en un estudio, cosa que es más fácil en Madrid o Barcelona”.

Pertrechado con un amplio equipo de backline y microfonía, tres mesas (una Cadac G-Series, una Neve BCM 10 y una MTA series 990), varios grabadores de cinta y una interminable lista de previos, guitarras, teclados y baterías, Paco ha grabado a una parte sustancial del indie local, de Australian Blonde a Mercromina, Sexy Sadie, Neuman o parte sustancial de la obra de Nacho Vegas, añadiendo nuevos y recientes capítulos con el debut de Hinds y el nuevo álbum de Chucho.

“Cada vez trabajo más horas en lugar de menos -admite con cierta sorna-, pero mi filosofía es que el grupo tiene que rentabilizar el dinero que invierte viniendo y grabando aquí. Si ellos hacen el esfuerzo de venir, yo tengo que trabajar más. Además, es que se quedan a vivir”.

Preguntado sobre la competencia de ordenadores y estudios low-cost, responde con sentido común y cierto fatalismo: “Es inevitable, no puedes hacer nada. Lo único que nos queda es trabajar lo mejor posible, demostrar con resultados que lo que hacemos en un estudio como éste es mejor. Cuando se pasó de las cintas al digital, el pirateo de cintas parecía una broma. Con esto ha pasado algo parecido: Un cuatro pistas de cinta parece una broma, un ordenador no lo es tanto. Si el tipo que graba con un ordenador y cuatro micros lo hace mejor que tú, no tengo nada que decir. Pero, por otra parte, creo que sigue existiendo cierto romanticismo en la idea de entrar en un estudio y usar un equipo que nunca podrías usar fuera”.  

PACO_LOCO_ESTUDIO_2

Sigue leyendo ---->

2 comentarios

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.