Gana el rock
Conciertos / Rabba Rabba Band

Gana el rock

7 / 10
Edu Gascón — 14-06-2022
Fecha — 10 junio, 2022
Sala — Kafe Antzokia, Bilbao
Fotógrafo — Maru Muiña

Sin lugar a dudas, hay que estar agradecido al ciclo Rabba Rabba Girl porque gracias al mismo se logró una conjunción musical perfecta. A las ya destacadas Moonshakers se les sumaron otras nueve mujeres del rock vizcaíno. La unión de estas trece músicas y amigas dio como resultado Rabba Rabba Band, una superbanda en toda regla que lleva dados ya varios conciertos. En cada uno de ellos han demostrado actitud, solvencia y la capacidad para realizar exquisitas revisiones de algunos temas conocidos del rock e incluso de otros estilos.

El pasado viernes teníamos una nueva cita con ellas en el Kafe Antzokia y, además, gratis. No había excusa por lo tanto para acudir a disfrutar de lo que iba a ser, a todos los efectos, un concierto lleno de “rarezas”, de esas que, en un futuro, gustará tener grabadas a coleccionistas y amantes de los tesoros musicales. En un fin de semana eclipsado en lo musical por la cita con Fito y los Fitipaldis en San Mamés (crónica aquí), el concierto de Rabba Rabba Band se convertía en reivindicación de rock local y del papel de la mujer en la música en directo.

Fueron 75 minutos de rock y mucha diversión que, al final, es lo que buscamos cuando vamos a un concierto. Quizás el sonido no fue todo lo correcto que nos hubiese gustado pero es entendible con tanto cambio de instrumentos y personal en la banda durante las 20 canciones que sonaron. Por cierto, el viernes faltaron dos de las denominadas por Jerry del Corral como “las trece rosas del rock vizcaíno”. Nagore e Inge de Moonshakers no pudieron estar allí pero sus compañeras se acordaron de ellas.

Las que sí estuvieron fueron Alba (Moonshakers) a la batería, Marga (Moonshakers) al bajo y Zuri (Free The Wheel) a la guitarra. Ellas tres, a la postre, fueron las que menos rotaron. A la batería y coros también estuvo María (Las Sexpeares), al bajo y a la voz Coni (Capsula), Belén (Las Sexpeares) a la guitarra y voz, Birkit a la guitarra, voz y coros y al saxo la infatigable Izas (Free the Wheel). A la voz también estuvieron Bea (The Ribbons), Iratxe (Desorden), María Ibarra , y Mamen (Vulpes, Puro chile,…).

Abrieron con “Teenage Kicks” de Undertones y el “Psyco” de los Sonics. Desde el principio dejando claras las intenciones y nadie mejor que Bea, frontwoman de The Ribbons para tomar las riendas al principio de la noche. No podían faltar canciones de grupos locales y, por ello, también sonaron “Visitantes” de las Moonshakers y “Meteoritu” de Aterkings. Con Coni a la voz disfrutamos con el “Cry with you” de Capsula, “Cambia mi suerte” también de las Mooshakers y la afilada y oscura “I wanna be your dog” de Stooges. Con Iratxe a la voz llegamos a “Historia triste” de Eskorbuto y “Barrenkale” de M.C.D. Dos temazos que fueron muy coreados. Sinceramente, nadie como ella para interpretarlos. Belén de Las Sexpeares cogía el testigo para interpretar un tema de su banda; “No vuelvo a beber”. De nuevo con Bea al micro pudimos bailar con el ochentero “Dancing with my self” de Billy Idol y con la genial adaptación del “She” de Damned. María Ibarra, artista multidisciplinar, tomaba el relevo a la voz y se lanzaba con tres temas acompañada a los coros de María (Las Sexpeares) y Bea. Muy bien sonó “High Flying bird” de Jefferson Airplane, sorprendieron con el tema “Wicked game” de Chris Isaak y un genial “Proud Mary” de Tina Turner.

Aparecía en el escenario Mamen (Vulpes). Aseguraba que era complicado tener que estar esperando en el camerino “mientras todo esto ocurría fuera”. Se desquitó y vaya si lo hizo. Empezó con “Ya no estás”, una joya de Anticuerpos, uno de sus míticos grupos. Sigue sorprendiendo esa versión del “Bailando” de Alaska y Los Pegamoides que, si se me permite, mejora la original. En medio de ambas sonó “Manipúlame” de las Moonhakers.

Un concierto así tenía que tener un final por todo lo alto. No nos defraudaron, aunque hubo quien comentó que, en general, el concierto de Erandio estuvo mejor. Pues tuvo que ser la leche oigan porque lo del viernes estuvo muy bien. A lo que íbamos. Las dos últimas canciones dan muestra de lo que esta banda es capaz encima de un escenario. La penúltima de la noche fue el clásico “Russian Roulette” de The Lords Of The New Church. Cerraron con otra no menos sorprendente versión del “Carnaval” de Celia Cruz.

Un concierto lleno de curiosidades el que ofrecieron Rabba Rabba Band y que será de esos de los que se podrá decir (al menos en mi caso) “yo estuve allí”. Disfrutamos de un bolo preparado con pasión y con mucho trabajo detrás, pero sobre todo de una muestra del talento musical que tenemos por estos lares. Una prueba de que no hay que esperar a que vengan grandes estrellas de otros lugares para disfrutar de un buen concierto de rock. Una explosión de sonidos y diferentes actitudes la que hace de esta pequeña familia de artistas un tesoro a cuidar y a tener muy en cuenta. Una muestra de que el talento no entiende de géneros ni etiquetas. Así gana el rock.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.