Los mejores discos internacionales de 2016
Especiales /

Los mejores discos internacionales de 2016

Redacción — 30-11-2016
Fotógrafo — Archivo

 


 

14.- James Blake

“The Colour In Anything”

(Universal)

(ELECTRÓNICA) Con “Overgrown” (2013), James Blake consiguió aquello que está reservado a unos pocos: hacer de su nombre un género en sí mismo, más allá del post-dubstep que invocábamos a ciegas con su primer disco. Han sido muchos los que se han sumado luego a este sonido, desde Låpsley a John Garratt, pero es el autor de “Retrograde” el que más y mejor consigue transmitir, con esas notas de piano que se deslizan en penumbra sobre texturas abstractas, como lágrimas rodando, mientras de pronto aparece un corte oscuro, casi bailable (“I Hope My Life”), en contradicción con la delicadeza previa de “Put Away And Talk To Me”. Enrique Peñas

 


 


 

14.- James Blake

“The Colour In Anything”

(Universal)

(ELECTRÓNICA) Con “Overgrown” (2013), James Blake consiguió aquello que está reservado a unos pocos: hacer de su nombre un género en sí mismo, más allá del post-dubstep que invocábamos a ciegas con su primer disco. Han sido muchos los que se han sumado luego a este sonido, desde Låpsley a John Garratt, pero es el autor de “Retrograde” el que más y mejor consigue transmitir, con esas notas de piano que se deslizan en penumbra sobre texturas abstractas, como lágrimas rodando, mientras de pronto aparece un corte oscuro, casi bailable (“I Hope My Life”), en contradicción con la delicadeza previa de “Put Away And Talk To Me”. Enrique Peñas

 


 

13.- Beyoncé

“Lemonade”

(Parkwood Entertainment)

(R’N’B) HBO el gigante del entretenimiento norteamericano se unió a Beyonce. Todos esperaban un videoclip o como mucho un corto/clip adelanto de su nuevo disco pero había más, mucho más. Doce canciones, once de ellas nuevas, con sus once nuevos vídeos, una hora larga… Y si musicalmente es su disco más crudo, rockero incluso, letristicamente es un diario de estos últimos meses de su vida, sobre todo sobre su relación con el propietario de Tidal -la aplicación que tiene en streaming y en primicia este nuevo trabajo de Beyoncé-, Jay Z. Marcos Molinero

 


 

12.- Anderson .Paak

“Malibu”

(Steel Wool / Obe)

(SOUL) No voy a decir que el mundo no vaya a ser el mismo después de la edición de “Malibu”, pero desde luego si Paak se hubiera rendido nos habríamos perdido un emocionante y particular recorrido por la música negra, con un planteamiento similar al de Kendrick Lamar en “To Pimp A Butterfly” (“Am I Wrong” podría ser perfectamente una cara B de Kendrick) o el “Black Messiah” de d’Angelo and The Vanguard: esa voluntad de hacerlo todo a la vez, estar en todas partes, resumir la esencia de todo y a la vez hacer un alegato personal. Puede sonar alocado comparar “Malibu” a dos de las piezas claves de la música negra de los últimos años –y de esta década, ya que estamos-, pero después de escuchar el nuevo trabajo de Anderson Paak no te queda otro remedio que admitir que, si bien todavía no está entre los grandes, oposita para ello. Joan Cabot

 


 

11.- Skepta

“Konnichiwa”

(Boy Better Know/ Popstock!)

(GRIME) Eparece que las cosas están cambiando y que Skepta podría convertirse con su cuarto disco en la piedra de toque del género más allá de las islas. Si “Konnichiwa” supera ciertas barreras, nombres como los de JME, Kano, Novelist, el ya citado Wiley o el recuperado para la causa Tinie Tempah podrían empezar a gozar aquí de la popularidad que hasta ahora se les ha negado. Porque “Konnichiwa” resucita al mejor Joseph Junior Adenuga, léase Skepta, devolviéndole a sus inicios y a su cara más contundente. En cierto modo, el álbum es un repaso a algunas de las claves de un género que ha madurado paso a paso, en las calles, en los barrios marginales, en los clubes nublados y en las peleas de gallos de la Inglaterra que no copa los carteles de los festivales independientes. Eso y un puñado de hits que nadie puede pasar por alto. Joan S. Luna

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.