Por enaltecimiento del terrorismo en sus letras

El rapero Pablo Rivadulla Duró, de nombre artístico Pablo Hasél, de 25 años, ha sido condenado a dos años de cárcel por ensalzar el terrorismo en sus letras compuestas por él mismo. Sin embargo, al no contar con antecedentes no ingresará en prisión.

Hasél que usa la red social Youtube para subir sus canciones, defiende en diez de ellas el terrorismo de ETA, Al Qaeda y los Grapo, entre otros, de la siguiente forma: “no me da pena un tiro en la nuca, pepero”, “merece que explote el coche de Patxi López”, también pedía que “alguien clave un piolet en la cabeza de José Bono”, además de “ojalá vuelvan los Grapo” o “Gora ETA”.

Por este motivo, el rapero fue detenido en 2011 y se ha defendido en todo momento apelando a su derecho a la libertad de expresión. Sin embargo, el pasado 10 de marzo se celebró el juicio a partir del cual la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional lo ha condenado alegando que “la alabanza o justificación de acciones terroristas no puede ampararse dentro de la cobertura otorgada por el derecho a la libertad de expresión o ideológica en la medida en la que el terrorismo constituye la más grave vulneración de los derechos humanos de aquella comunidad que lo sufre”.

Una vez conocida la sentencia, Pablo Hasél expresó en Twitter, red social donde es muy activo, que “no sólo me han condenado a 2 años para asustar a otros jóvenes, también para echarme para atrás en mi militancia. Es su último aviso: si no te acobardas a la próxima entras. No les bastaba con haber registrado mi domicilio llevándose multitud de cosas ni con tenerme detenido un día, esas bestias fascistas no tienen escrúpulo alguno si de represión se trata”.

Puedes leer todo el comunicado del rapero en el enlace de este tuit.