“Apostamos por el grupo porque sabemos lo que tenemos entre manos”
Entrevistas / The Soul Jacket

“Apostamos por el grupo porque sabemos lo que tenemos entre manos”

Bruno Corrales — 07-07-2015
Fotógrafo — Archivo

En el año 2012, unos por entonces semidesconocidos surgidos de nuestro particular viejo oeste, justo en la distancia que separa Vigo de Nigrán, sorprendían a todo apasionado del rock americano con un primer disco apabullante. The Soul Jacket se daban a conocer con “Wood Mama”, que recientemente conocía una más que notable continuación con el extenso y complejo “Black Cotton Limited”, también autoeditado.

La banda, recientemente seleccionada en la nueva edición de Girando por Salas, se encuentra embarcada en una intensa gira de presentación por todo el territorio nacional desde principios de año. Pronto formarán parte de una de las grandes noches del festival Cultura Inquieta, compartiendo escenario el próximo 25 de julio con Freedonia y Los Mambo Jambo en la Plaza de Toros de Getafe.

“En su momento estuvimos casi dos años para sacar el primer disco. Esta vez fue todo más rápido, aunque nunca forzado, no sé si porque le dedicamos más horas o porque había más química. Haber estado tanto tiempo juntos ayuda y crea cimientos”. Mauro Comesaña, batería y pilar de la banda nos traslada a la preparación de un disco grabado de nuevo con Hendrik Röver (Los Deltonos) como productor y director desde sus estudios en Guitar Town. “Queríamos repetir. Con el anterior disco quedamos muy contentos, nació una unión de puta madre con Hendrik. Para nosotros era como volver a casa dos años después. Volver a casa por Navidad, con esa sensación de enseñarle al profesor los deberes hechos”, bromea Toño López, la voz. “Hendrik solo mete mano si hace falta. Si ve que no, cierra el boquino y te deja hacer”, añade Mauro, valorando el entendimiento entre grupo y productor en la creación de un disco mucho más complejo que anteriores entregas, menos inmediato y urgente que su primer LP. Según Toño: “Cuando te metes a hacer un disco más currado, más grueso, tienes el miedo de estar pasándote de listo. ¿Se va a entender y a asimilar bien? Al final te das cuenta de que los temas que tú consideras más arriesgados son los que al final la gente aprecia, y los que crees más directos pasan algo más desapercibidos”.

Canciones grabadas completamente en directo con la excepción de vientos, añadidos a posteriori por cuestiones puramente logísticas. The Soul Jacket cuidan al máximo la naturalidad y correspondencia entre el estudio y el escenario, huyendo de artificios. “El directo es la esencia de la banda. No somos un grupo de producción, lo que hay es lo que se puede escuchar en directo” –prosigue Toño-. “The Soul Jacket es ese momento, esa fuerza y esa tensión, no hay nada impostado”. Ahondando en las raíces de la música negra y el southern rock, podría pensarse en la dificultad de llegar al nivel compositivo e interpretativo de una los gallegos. ¿Es necesario ser un verdadero entendido del género para llegar a este punto? “Eruditos y cabezas pensantes en cuanto a bagaje musical están Jorge (guitarra), Toño, y luego Xabi (teclado) y Guille (guitarra) en temas de composición”, afirma Mauro. “Pero yo siempre digo que no tengo que remitirme a un ejemplo de tal disco o tal tema para hacer una batería. Lo que siempre llamé cuando citar bibliografía cuando estudiaba. No me hace falta, yo lo hago y ya está”. En opinión de Toño, todo tiene que ver más con afinidad que con un profundo conocimiento del estilo en concreto. “A veces se espera que seas una enciclopedia con patas. Creo que va más en entender el sonido y el método. Es como cuando entiendes por primera vez la rueda del blues, la llave a toda la música que nació a partir de ahí”. Las amplias posibilidades del grupo quedan reflejadas en  “Brothers”, situada en la parte central de este “Black Cotton Limited”. Una historia de familia que navega con soltura del soul al country.

Con el disco ya a la venta también en vinilo, la banda sigue adelante sin contar por el momento con el apoyo de productoras o grandes agencias, con el sobreesfuerzo que supone para sus miembros desdoblarse en diferentes labores, de manager a conductor de furgoneta. La confianza, según Toño, reside en su música y en el trabajo realizado previamente durante casi una década. “Apostamos por el grupo porque sabemos lo que tenemos entre manos, estamos preparados. Todo lo que hicimos hasta ahora nos llevó hasta el momento que estamos viviendo. Ahora, que funcione o no casi ya no depende de nosotros, sino del público o los medios”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.