SUPER CARGADITOS
Entrevistas / Machine Head

SUPER CARGADITOS

Redacción — hace 18 años
Fotógrafo — Archivo

INFANCIA, MADUREZ Y SENECTUD. ESTAS SON LAS PRINCIPALES FASES POR LAS QUE PASA UN SER HUMANO DURANTE SU EXISTENCIA, PERO TAMBIÉN SON LAS TRES CATEGORÍAS DE PÚBLICO EN LAS QUE SE DESENVUELVEN LAS ESTRELLAS DEL METAL ACTUAL. PARA QUE SE HAGAN UNA IDEA, SIRVAN LOS EJEMPLOS DE LINKIN´ PARK, PAPA ROACH Y COMPAÑÍA ENTRE LOS CHAVALINES, SLAYER ENTRE LOS MÁS MAYORES Y, EN MEDIO, MACHINE HEAD, UN GRUPO QUE CON SU CUARTO ÁLBUM, “SUPERCHARGER” (ROADRUNNER/ARCADE, 01), HA ALCANZADO UN ESTADO DE MADUREZ CREATIVA Y PERSONAL QUE NO PODEMOS OBVIAR.

Si quieren que les diga la verdad, apetecía bien poco moverse de casa para entrevistar a Machine Head. No porque falte entusiasmo para afrontar el periodismo musical o porque la pereza se le coma a uno. Digamos que era un mal día, con un tiempo poco agradecido y no me quejo del frío, porque de hecho adoro ese clima, sino de esos vientos de ciento cuarenta kilómetros por hora. Hecho el esfuerzo de acercarme a la sala (con gente en la puerta esperando una firma, una foto con sus ídolos, un saludo incluso, durante casi cuatro horas). Es aproximadamente la hora de la merienda, pero Rob Flynn acaba su cena, ese catering habitual para un grupo en gira. Mientras me preparo: grabadora, preguntas, portadas, cámara de fotos… Ahora falta descubrir, en mi primera cita con él, si el oso a cazar será fiero o no. Definiendo el proceso de grabación de su nuevo disco ya lo deja claro. “Todo fue muy relajado, lo grabamos y mezclamos en unos cinco meses. La verdad es que no había por qué ponerse nerviosos, porque solamente teníamos que trabajar a nuestro ritmo y sacar las canciones adelante”.

“Cuando la gente te dice `qué bien suena el disco, el productor ha trabajado duro´y les respondo que una mierda. Sin músicos no hay canciones que valgan”

Es tal la parsimonia y la calma de Flynn que incluso reconoce no haberse enojado lo más mínimo cuando tuvo que compartir vida profesional con Ross Robinson durante la grabación de “The Burning Red”. “Recuerdo que él entraba totalmente alterado en el estudio. Dando golpes, pegando gritos, insultando, pero yo seguía comportándome igual. ante eso continuaba igual, cantando, probando, hasta que se le pasaba. Si no se tranquilizaba me daba exactamente lo mismo, yo no me iba a alterar. Eso no significa que me arrepienta de la experiencia, al contrario, creo que fue muy positiva”. Del afamado hombre que controla las teclas se pasó a Johhny K. “La verdad es que el tema de los productores nos trae sin cuidado. Con éste nuevo no buscamos ni cambiar nuestro sonido, ni explorar nuevos terrenos. A veces hay gente por la calle que te dice ´que bien suena el disco, el productor ha trabajado duro´, y yo les respondo que una mierda. El sonido lo hacemos nosotros y sin los músicos no hay canciones que valgan. Los productores cumplen su cometido y punto”. Más crudos, con menos melodía y un interés claro por ir directos al grano. Así suenan los Machine Head de “Supercharger” en relación con su paso anterior. Ciertamente, es “The More Things Change” el disco que más se parece a éste. “Según se vea puedes decir que este disco es más directo, pero lo que yo creo es que hay más matices, distintos puntos de vista, como si hubiese más mentes puestas en lo que hemos hecho”. De todos modos, lo que queda claro es que ellos son más brutos y conscientes de lo que tienen entre manos que muchos de los adolescentes que inundan el mercado con sus canciones para metalheads de nueva hornada. En un primer momento, pienso que Rob Flynn arremetería contra estas nuevas estrellas. Una equivocación, puesto que solamente la toma con unos. “No entiendo por qué se ha puesto de moda criticar todo lo que hacen esos grupos. Lo que hacen Papa Roach, por ejemplo, me parece fantástico, tienen grandes canciones, buena actitud en directo y un futuro de lo más esperanzador. Los que sí son odiosos son Crazy Town, eso sí que suena a cliché. Son, con diferencia, el peor y más patético grupo del mundo”. La situación musical que se vive en los Estados Unidos en la actualidad les favorece enormemente, con tanto grupo cercano a sus postulados en lo más alto de las listas. “Estamos contentísimos con lo que se está viviendo en Estados Unidos. Hay rock en todas partes, se vive en la calle, se ve en la televisión y eso se confirma con las ventas de discos y entradas”. Cordial, agradable, tranquila, entrañable incluso, así resultó ser nuestra charla con Rob Flynn, el hombre al frente de Machine Head. Quizás su música no sea tan amable, pero ¿son incompatibles esa personalidad y esa música? Visto lo acontecido, diría que no.

Un comentario
  1. Big help, big help. And sutaplerive news of course.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies