“Lo bonito es apostar por lo que uno quiere y siente”
Entrevistas / Maka

“Lo bonito es apostar por lo que uno quiere y siente”

Alfonso Gil Royo  — 30-08-2016
Fotógrafo — Archivo

Maka no es el primer artista que fusiona rap y flamenco, ni será el último. Sin embargo, el granadino es uno de los músicos que lo ha hecho con más sentimiento y convencimiento en los últimos tiempos, he ahí su virtud. Su último trabajo “Raíces” (Autoproducido, 16), en donde también reconocemos influencias del trap, el reggaetón y la música latina, es su nueva gran apuesta.


Has titulado al disco “Raíces”, así que resulta más que apropiado comenzar hablando de las tuyas, ya que sabemos que tu familia estuvo ligada al mundo del cante flamenco. Cuéntanos, ¿cómo y cuando entró la música en tu vida? ¿Y cuándo te surgió el gusanillo de empezar a crear la tuya propia?
No recuerdo el cómo porque sinceramente siempre me ha encantado y ha estado en mi día a día, desde bien chico, aunque sí que es verdad que era muy tímido y nadie tenía idea de que cantaba ni nada parecido. Yo me he criado junto mis abuelos en el Almanjayar, un barrio muy flamenco, de padres músicos y abuelo cantaor, de ahí esa llama que tengo dentro que más tarde empezaría a crecer.
Nunca olvidaré un día en el cual mi madre, en paz descanse, me escuchó en el cuarto cantando una canción de José Francés. Era de su primer álbum “Las calles de San Blas”, y entró preguntando si había sido yo quien estaba cantando y de la vergüenza que me entró me tapé con la almohada haciéndome el loco contestándole que no, y ella me dijo que tenía una voz muy bonita.
Empecé con unos doce años a escribir en el colegio cosillas que iba guardando en una caja de zapatillas, cantando mis propias canciones para mis amigos que más tarde grabaría yo mismo en mi cuarto desde un ordenador. La cosa es que de cantarle a mis amigos un día conocí al Koske, un talentoso del barrio que decidió ayudarme y producirme unos temas, él me hizo ver que yo tenía futuro en esto de la música.

Una de las primeras referencias tuyas que tenemos fue tu aparición en el documental  Esperanza se escribe con H, en el que se habla de cómo la música rap ayuda a determinados presos a hacer más llevaderas sus condenas. Allí grabaste una mixtape. ¿Qué puedes contarnos acerca de aquello? ¿El paso por prisión afectó a tu música?
Como toda entrada en prisión, la mía fue dura. Sí que es verdad que la música me ayudó muchísimo a que mi condena fuera más llevadera, pero no en todos los sentidos fue así. No dejas de estar preso, no dejas de tener problemas y mucho menos dejas de sufrir, de hecho a la hora de escribir recuerdo que me costaba mucho sacar algo positivo y alegre. Tenía mucha rabia dentro y mucha pena por lo malo vivido, que cogía dimensiones incluso más grandes allí dentro. La prisión marcó un antes y un después en mi vida, allí toque fondo, por eso me dije a mi mismo que hasta aquí había llegado y que tenía que cambiar.
¿Que si afecto a mi música? Pienso que todo lo que vive uno afecta a todo lo que se hace con el corazón. Lo bueno fue que me encontré a mí mismo y me dio fuerzas para seguir trabajando, para así poder estar preparado el día que me dieran mi libertad, tenía unas ganas impresionantes de mostrarle a todo el mundo lo que era capaz de hacer.

Tras ello han venido tres trabajos musicales más, en donde sin duda el concepto de fusión musical es protagonista máximo. Y aquí llegamos a la pregunta del millón: ¿Cómo describirías tu música? ¿Puede definirse con una sola palabra?
Mi música soy yo, es pasión, sentimiento, pena y realidad. La mayoría de los artistas se muestran con una imagen limpia y perfecta, no muestras sus errores, no se muestran tal y como son. A mí no me da miedo hacerlo, pienso que la pureza está en el ser imperfecto, que muestra sus sentimientos sin reparo. Y esa es la mejor manera de trasmitir en la música, mostrándote tal y como eres, hacer partícipe a quien te escucha de lo que estas sintiendo en ese momento. La palabra ideal es “mestizaje”.

“Como toda entrada en prisión, la mía fue dura. La música me ayudó muchísimo a que mi condena fuera más llevadera”

Así llegamos a este “Raíces”, tu obra magna y proyecto más ambicioso hasta la fecha, con el que has conseguido colgar el cartel de sold out en multitud de conciertos y has logrado asentar tu estilo. ¿Qué tiene de especial este álbum? ¿Qué significa “Raíces” en tu carrera?
Con “Raíces” he querido llevar la fusión flamenca a sitios donde nadie se ha atrevido nunca. Durante muchos años hemos vivido el racismo hasta en la música, o mejor dicho, los prejuicios en la música. Si hablamos de flamenco, este público es reacio a la hora de fusionar con cualquier otro estilo, y si hablamos del mundo del hip hop igualmente nos encontramos con lo mismo. Yo me crié haciendo que estos dos mundos se fusionaran y creo que aquí dejo bien claro que casan muy bien y se entienden a la perfección. Vivimos cambios necesarios, la música evoluciona y es una manera de hacer llegar al público más joven nuestra música de toda la vida.
Gracias a “Raíces” creo que me he asentado con firmeza en el panorama urbano. No sólo para mí tiene un gran significado, sino para la gente que lo ha escuchado y ha sentido algo que antes no había sentido. Ha despertado en la gente sentimientos y sensaciones nuevas. Para mí es como una radiografía que ha mostrado lo que mi alma tenía guardado durante mucho tiempo.

Otro de los conceptos que más presente se muestra en tu música es el de Nuevo Flamenco. Para los que no estamos muy puestos en este género musical, ¿podrías describirnos en qué consiste este estilo y en qué se diferencia del flamenco de toda la vida?
Se siente igual que el flamenco, se canta igual que el flamenco, pero con la diferencia de que los ritmos son metálicos y futuristas. Puedo usar la misma métrica y la misma forma, el mismo quejío, pero se lleva a un nivel muy personal, muy mío. Piensa que yo también vengo del hip hop y ahí dentro tenemos el trap que se asemeja mucho a la crudeza del flamenco. Yo no lo llamaría Nuevo flamenco, lo llamaría Nueva Fusión Flamenca; no deja de ser fusión y esto no puede ser nunca flamenco. El flamenco ya tiene su sitio y esto tendrá el suyo más pronto que tarde.

Otra de las características de tu estilo es el uso de autotune, un efecto sonoro que gusta y disgusta a partes iguales. ¿A ti te sorprenden o molestan las críticas hacia este recurso?
El autotune es un instrumento más, yo en mi caso en “Raíces” no lo utilicé, pero sí en el anterior trabajo “Pvreza”. Creo que si es para dejar mejor resultado siempre es bueno, no me caliento mucho la cabeza como los puristas que odian este efecto, estoy a favor de que se utilice si se utiliza bien, no se puede dejar de valorar un gran trabajo por el hecho de que lleve o esté hecho con autotune, detrás de un gran trabajo siempre hay mucho tiempo en el cual se ha puesto talento, corazón, ilusión y el esfuerzo, ahí no hay trampa ninguna. Si el trabajo es buenísimo es buenísimo llevando o no autotune.

Hasta el momento hemos hablado de hip hop y de flamenco, sin duda las dos mayores influencias que apreciamos en tu música. Pero si tuvieses que quedarte con una de ellas , ¿cuál elegirías? ¿Hacia cuál te sientes más ligado?
¡¡¡Tengo el corazón partido!!! No podría elegir una porque las dos me representan, y me da igual que me tachen de lo que quieran, pero es así, y sé que igual por no decantarme por un estilo  no llego a nada, pero eso es lo bonito, apostar por lo que uno quiere y siente aun así quedando vencido. Moriré intentándolo, pero a mi manera.

“El disco que preparo con Dellafuente será el que nos quite de trabajar”

Sin embargo, ya hubo artistas anteriormente que fusionaron estos dos estilos, con la diferencia de que tú además le has sumado otros elementos más modernos como el reggaetón, el trap y otros sonidos cercanos a la electrónica y la música latina. Un cocktail muy variado que sin embargo ha generado diversas críticas. ¿Entiendes estas críticas o crees que la música moderna debe tener como principal pilar la libertad?
Respetando todo, voy hacer lo que siento y me apetezca. La palabra “moderna” siempre está ligada a la libertad hacia lo nuevo. Siempre habrá quien critique esto pero los tiempos cambian y evolucionamos, nacen nuevas generaciones y traen aire fresco a la música. Así que lo que toca, como siempre, es reinventarse y mirar hacia delante aunque ¡ojo! soy de los que piensan que las cosas que son nuestras de toda la vida no se deben de olvidar.

Y es que los números te dan la razón: la gira con Dellafuente ha sido un éxito y tus vídeos cuentan por cientos de miles las visitas. ¿Dónde crees que radica la clave del éxito de estilos como el tuyo o el de Dellafuente?
El éxito depende del público y del momento siempre, estamos en una época de cambios en todos los sentidos ¡¡¡y aquí estamos nosotros!!! Desde mi punto de vista veo que las nuevas generaciones pedían otra cosa, como que estaban hartos de lo mismo, y los que estábamos haciendo algo diferente y atrevido pues nos estamos beneficiando. Pienso que hemos dado un paso adelante en España y que la cosa pinta muy bien para los artistas mas jóvenes, ellos lo tendrán mas fácil que nosotros.

Hablando de Dellafuente, y para despedirnos, él reconoció que en 2016 publicaríais un disco en conjunto. ¿Cuándo podremos escuchar este nuevo trabajo?
Sí que es verdad que tenemos en mente un disco en conjunto, pero se está retrasando por nuestros trabajos en solitario y demás cosas. ¡Pero te aseguro que será el disco que nos quite de trabajar!

Un comentario

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.