Con dos EPs en la calle en menos de seis meses, Habitar La Mar han irrumpido muy fuerte en la escena alternativa/noise rock patria. Siempre involucrados en diferentes proyectos, sus componentes son viejos conocidos del underground, habiendo pertenecido en el pasado y en el presente a otras bandas de renombre como De la cuna a la tumba, Tenpel o Catorce, entre un buen puñado de otras, y gestionando el sello The Braves Records. Tuvimos la oportunidad de hablar con Juan Soler “Kantz” (voz) y Kike Gutiérrez (guitarra) sobre cómo se gestó el proyecto y conocimos también un poco más sus impresiones sobre el gran recibimiento que han tenido con su música. En noviembre arrancarán una gira conjunta con The Wax que pasará, de momento, por Jaén (1 de noviembre, sala Priveé), Málaga (2 de noviembre, sala Theatro), Barcelona (8 de noviembre, sala por confirmar) y Girona (9 de noviembre, sala por confirmar).

¿Cómo surge, quiénes formáis HLM y qué aporta cada uno? ¿Por qué ese nombre?
Kike: Frego y yo nos conocemos de toda la vida y teníamos ganas de hacer algo juntos. Empezamos a juntarnos en mi estudio a componer algunos riffs. Creo que sacamos “El Fuego” y quiero recordar “La Ira”. Frego me comentó que se lo quería decir a Kantz por si le apetecía meterle voces. Yo no lo conocía personalmente, aunque seguía muchas cosas de las que hacía. Al día siguiente Kantz ya tenía las letras y melodías de los dos temas y nos encantaron, entonces dije: “Tío eres mi hombre” (risas).
Kantz: (Risas) A mí me pasó lo mismo, me enviaron los temas y vi que estábamos claramente en la misma onda a la hora de trabajar y pensé “Tíos, soy vuestro hombre” (risas). El nombre viene de un artículo de los años setenta de la revista francesa de arquitectura AD. En una exposición mostraban el trabajo de un arquitecto que planteaba ciudades dentro del mar, algo muy loco, me parecía muy inocente ya que se trataba desde un punto de vista bastante serio, como una fantasía humana. Y nosotros somos fantásticos.

“La verdad que ha habido muy buenas críticas y nos ha pillado un poco por sorpresa”

Desde la publicación de “La Deriva”, vuestra primera referencia, en junio del año pasado, toda la escena habla de vosotros y habéis entrado en muchísimos rankings de lo mejor de 2018. ¿Os esperábais este recibimiento con un primer EP?
Kantz: Ni con un primero ni con un segundo (risas). En los escenarios en los que nos movemos uno nunca se espera nada, todo lo que llega son escalones subidos para nosotros y estamos siempre agradecidos por ello. Para mí recibir críticas positivas de otros músicos que respeto o interés por algunos medios que leo es algo realmente estimulante.
Kike: La verdad que ha habido muy buenas críticas y nos ha pillado un poco por sorpresa. Que la gente hable bien de tí siempre gusta pero bueno, lo que realmente buscamos es hacer música juntos, esperemos que siga así (risas).

2018 ha sido muy productivo para HLM. No contentos con “La Deriva” también editásteis “Realismo histérico”, vuestro segundo EP, con menos de seis meses de separación entre ambos. ¿Preferís este formato de menos duración y canciones o ha surgido de forma natural?
Kike: Teníamos la necesidad de sacar cuanto antes nuestras canciones a la luz, era algo que aunque hablamos al principio, creo que teníamos todos claro.
Kantz: Nuestra manera de trabajar nos lleva a ese camino, preferimos no dejar temas enconados, procesos compositivos eternos, ya venimos de hacer cosas así, y con Habitar La Mar queremos buscar la espontaneidad, aunque eso no significa que nos quedemos con lo primero que sale, pero sí que tampoco vamos a volvernos locos.

¿Existe alguna conexión entre ambos EPs o cada uno es totalmente independiente del otro (en cuanto a concepto, sonido, letras, etc)?
Kike: Creo que aunque sean distintos en cuanto a sonido, letras y concepción de temas, sí que tienen conexión entre ellos, o al menos así lo veo yo. Quizá esta espontaneidad de la que hableábamos antes, y que intentamos que prime en el proceso de composición, sea lo q una ambos EPs.
K: Hemos llegado a un punto muy ridículo con el tema de los “estilos” y nosotros preferimos centramos en la “expresión”. Creo que para un artista esa es la clave para hacer que su creatividad se expanda, no dejarse llevar por las etiquetas ni permanecer dentro del mismo saco siempre. No me imagino a Jimmy Page o a Joe Strummer pensando de ese modo, salvando las distancias, por supuesto. Nosotros hemos ido conjugando diferentes ideas hasta llegar a un punto en el que nos hemos encontrado a nivel estético y por ahora nos mantendremos ahí.

No todos los miembros de la banda vivís en la misma ciudad. ¿Cómo os organizáis con esto a la hora de componer, cuadrar bolos, grabar, etc, etc?
Kike: A la hora de componer solemos quedar Frego y yo, y vamos sacando los primeros riffs, le vamos dando forma a todo y a continuación se lo mandamos a Kantz. Él, por su parte, empieza a meter melodías de voz y letra y poco a poco va cogiendo forma. Hablamos mucho por Whatssap y videoconferencia y escuchando las ideas de todos vamos retocando cosas… y de ahí al ensayo.

Habéis grabado en Black Bunker Records con Kike Gutierrez y Frego, los dos guitarristas de HLM. ¿Por qué os decidísteis a hacerlo de esta forma? ¿Así “todo queda en casa”?
Kike: Bueno, grabar en mi estudio es algo bastante cómodo, y si encima te acompaña un crack del sonido como es Frego, la cosa se pone aún mas interesante (risas). Así nos da mucho tiempo a producirlo a nuestro gusto, y sin ninguna presión externa, aunque tampoco deshechamos la idea de grabar fuera en un futuro.

“La mayoría somos bastante conscientes de lo necesarios que son los medios para mover nuestra música”

Llama la atención, para muy bien, que con “La deriva” os acordásteis de distintos medios underground nacionales para ir estrenando cada uno de los vídeos. ¿Cómo valoráis el periodismo musical y la labor de las revistas y webs que se centran en dar espacio a este tipo de música? Muchas veces me da la sensación de que en esta escena la gente pasa totalmente de esto.
K: Lo cierto es que no estoy del todo de acuerdo, yo estoy muy inmerso en el movimiento de bandas underground y creo que, al contrario que otras escenas, las bandas son muy agradecidas con cualquier medio que hable de su música. Aunque hablemos de un blog que leen dos personas, si te han nombrado, lo compartes en tus redes y lo agradeces. Creo que es mucho más probable que exista desconocimiento, es decir, que dichas publicaciones no lleguen a la banda, que por pasotismo como tal. La mayoría somos bastante conscientes de lo necesarios que son los medios para mover nuestra música, en el caso de MondoSonoro para nosotros ha sido una absoluta sorpresa el interés que se ha mostrado en la banda y no podemos estar más agradecidos. Pero también existe la otra cara de la moneda, donde muchos medios, incluso siendo pequeños, se muestran inaccesibles para algunas bandas, por inexistencia de feedback, por no tener el contacto directo con el medio… A veces no es tan fácil para el que está al otro lado.

Con respecto a nuestro lanzamiento, mucha gente lo ha visto de ese modo, me refiero al hecho de que nosotros hayamos tenido en cuenta a esos medios, pero la realidad es que ha sido todo lo contrario, para nosotros siempre será un favor que nos hacen ellos a nosotros, aumentando el alcance de nuestra música y teniendo palabras de aliento.

Todos provenís de otras bandas y lleváis muchos años involucrados en la música con diferentes proyectos. ¿Cuál es el factor diferenciado de HLM con respecto a todos los demás? ¿Qué buscábais en HLM (a nivel de sonido, disponibilidad, libertad creativa…) que no cuadraba o no surgió con los demás?
Kike: En mi caso, me encanta juntarme con gente nueva y con la que tienes conexión tanto a nivel musical como personal. De hecho, le doy mucha mas importancia a lo personal y a la forma de ver la música en general, fuera de estilos y etiquetas. Me encanta juntarme con gente así y ver qué sale de dentro de cada uno de nosotros. Ese es para mí el verdadero placer de esto.
K: Eso es, realmente lo que más nos importa ahora mismo es que todos estamos en sintonía y que remamos hacia el mismo sitio, por eso no tenemos miedo de probar cosas.

Aunque las letras no caen en ser demasiado evidentes sí se percibe en “Carbuncio” y “Amargo” puyas bastante directas a la Iglesia, crítica a las tradiciones rancias en “Navajas” y abordamiento de temas más personales en otras como “Fantástico Isidro”. ¿Cómo es tu proceso de escritura de las mismas? ¿De dónde sale tanta rabia y corazón?
K: En “Realismo Histérico” intenté expresarme de un modo distinto, más explícito y menos metafórico, pero al final siempre soy yo escribiendo, y solamente marca la diferencia el momento o el estado de ánimo. A veces hay cosas que no puedes expresarlas de otro modo que no sea hablando claro. Cuando escribo simplemente me guío por lo que me provoca la canción, no tengo ninguna técnica como tal, solo dejar que fluya, por tanto, el corazón siempre está ahí, no concibo otra manera de escribir o llevar a cabo cualquier proceso creativo. La rabia a veces está y a veces no, al igual que ocurre con la frustración, la ansiedad o la alegría y el buen humor. En este trabajo, aunque no lo parezca, hay de todo esto.

“Nunca había escrito ni me había movido en registros como los de ‘Realismo Histérico'”

A nivel vocal, Kantz, ¿has explorado algún registro con HLM que no hubieras tocado antes?
K: Absolutamente. Creo que con Habitar La Mar he roto con mis costumbres, aunque odie la puta frase “he salido de mi zona de confort”. Nunca había escrito ni me había movido en registros como los de “Realismo Histérico”. Quizá sí de manera puntual, pero no como línea estética de un disco y la verdad, estoy bastante contento con el resultado.

Tengo curiosidad por saber vuestra opinión sobre la “escena andaluza”. Parece que de Madrid para arriba siempre hay más movimiento y que la cosa funciona mejor, pero no puedo achacarlo a que desde el sur no salgan bandas y discos increíbles cada poco tiempo. ¿Cuál es vuestra perspectiva sobre esto?
K: Pienso que el problema, como siempre, radica en la manera en la que se defiende la cultura a nivel institucional. En el norte, por ejemplo en el País Vasco, siempre ha existido un circuito muy diverso y muy potente y eso es porque se fomenta, se ayuda y se anima a las bandas a estar en movimiento. Que se defienda la música como una parte importante de la esencia cultural de una región o de un país, al final no está tan en manos del público como lo está de los que proporcionan el acceso a esa cultura, y no hablo de un mercado ni del “negocio de la música”, sino de auténtica preocupación por la riqueza cultural en todas sus vertientes. En Andalucía hay una escena tremenda que está siempre en ebullición, solamente en Jaén que es la segunda provincia con menor demografía de Andalucía hay bandas como los Guadalupe Plata, El Gran Oso Blanco, Oddhums, Santo Rostro, Electric Belt, Witchtower, Goddamn, Mía Turbia, Gnosis, Alto Consumo… por citar algunas que han salido de la provincia sin ser indies. Pero es que, por mucha ebullición que haya, ese cazo nunca acaba de rebosar porque hay muy pocas oportunidades, y solamente el salir a tocar fuera de tu localidad para algunos es un gasto que ni pueden asumir. No digo que haya que subvencionar a los músicos, pero sí al menos no poner piedras en un camino que ya de por sí es bastante imperfecto: desde que las salas de conciertos cada vez sean más limitadas a que montar un festival en un pueblo sea una maldita odisea burocrática y económica.
Kike: Creo que Andalucía ha sido siempre una tierra de grandes artistas, es una tierra mágica en ese sentido y siempre ha tenido una buena cantera de gente haciendo cosas con un toque especial. Ahora mismo incluso creo que se encuentra en una época dorada de bandas, como todas las nombradas por Kantz. Lo mas jodido es el poco apoyo que se recibe aquí abajo por parte de las instituciones. Pocas salas de conciertos, leyes prohibitivas a la hora de organizar eventos…. Pero bueno, esto no es excusa para seguir haciendo canciones y sacar adelante tus proyectos. No podemos estar todo el día quejándonos de que no hay apoyo, sino todo lo contrario, hay que hacerlo con mas ganas aún y, en este sentido y como he dicho antes, creo que en el sur hay arte y lucha para rato.

Llevando en esto tantísimos años, ¿qué cambios habéis visto a lo largo del tiempo en el underground nacional y local?
K: Bueno, el más significativo para mí es que siento que hay más unidad y apoyo entre las bandas. Siempre ha existido esa competitividad que es el puto cancer de las escenas, pero veo que cada vez más la gente está más abierta a compartir escenario con bandas que no tienen que ver o incluso el mismo público no está tan cerrado a un solo estilo. Los que pertencemos al mundillo underground siempre hemos sido muy sectáreos con el tema de los estilos, hay mucho elitismo y estupideces, pero desde hace unos años me he encontrado con gente inesperada en conciertos y eso me ha hecho ver las cosas desde otro punto de vista. Ahora hay menos gente en los conciertos, eso también es cierto, pero es más variada y eso para mí es muy bueno.
Kike: Totalmente de acuerdo con Kantz, creo que aunque es verdad que va menos gente a los conciertos que antes, me encuentro cada vez con mas bandas de un nivel altísimo. No digo que antes no las hubiera, pero sí percibo muchas más tendencias y calidad en estas bandas. También puede ser por el hecho de que cada vez vas conociendo a mas gente y esto te hace ver que hay una gran escena underground.

¿Cómo están siendo los conciertos de presentación del disco? El pasado diciembre disteis el bolos en Jaén y Málaga, y el 15 de febrero pasáis por Madrid. ¿Tenéis idea de hacer más fechas o alguna gira un poco más larga?
K: La verdad es que han sido una flipada, mucha gente ha venido a vernos hacer el cafre y eso es de agradecer. Efectivamente el día 15 subimos a Madrid al aniversario de Bartolini Records, uno de los sellos que nos ha ayudado con la coedición del disco en formato físico, y tocaremos con algunas bandas del sello como Shoplifters de Serbia o Los Mezkinos, que son la puta caña. Tenemos varias fechas pendientes de cerrar, pero no pretendemos presentar una gira al uso, ahora mismo nos dejamos llevar un poco por lo que va surgiendo, sin presiones de ningún tipo.
Kike: Para nosotros ha sido todo un flipe, encontrar las salas abarrotadas de gente para vernos ha sido toda una sorpresa. Sabíamos que la banda estaba gustando por el retorno que te dan las redes y las críticas de los EPs, pero claro… hasta que no vas a tocar no sabes la respuesta de verdad de la gente, y ha sido la ostia, tanto a nivel de público, que ha sido excelente, como a nivel de banda, donde cada concierto vamos acoplándonos todos en el escenario mucho mejor.

¿De dónde sale la conexión/amistad con UMMO?
K: Sentí la llamada Ummita hace unos años, los astros se alinearon y se cruzaron nuestros caminos. Resulta que había algunas conexiones entre Sagan y yo, y de ello salió una relación fructífera. Hemos trabajado juntos en un proyecto llamado Balas Palabras, con el que hemos editado hace poco un trabajo, “Universos Paralelos”. Cuando estábamos componiendo “SERIO”, el tema en el que colabora Sagan, lo vimos claro, y de hecho fue Frego, que también es seguidor de UMMO quien me propuso hablar con él.

Aparte de HLM y De La Cuna A La Tumba, Kantz gestiona junto a Semi el sello independiente The Braves Records, algo que supongo que os supone una buena cantidad de curro añadido. ¿Cómo es ver la escena desde esta “otra parte”? ¿En qué criterios os basáis a la hora de editar un disco a una banda? ¿En qué proyectos vais a estar involucrados en los próximos meses?
K: Nuestro criterio es simple, que nos guste el disco y que tengamos dinero para pagarlo (risas). Se hace con gusto y es un orgullo para nosotros el sentir que hemos formado parte, aunque sea de una forma minúscula, de discos hechos por bandas de las que somos seguidores, desde Aathma, Encono o Minor Empires a otras algo menos conocidas como Mapache, Sekba, Trees Will Tell o Viven, o incluso de fuera de nuestras fronteras como Row of Ashes o los putos Zeta, de los que soy un maldito fan loco.
2018 ha sido un año increíble, hemos participado en la edición de un montón de discos y hemos conocido a gente maravillosa, tanto a músicos como a gente de otros sellos. Muchos de ellos, de hecho, nos han ayudado a editar el vinilo de Habitar La Mar, gente como Berto de Spinda Records, Jose de Odio Sonoro, Javi de Bartolini, Mikel de Cosmic Tentacles, David de Fuzz TShirts, Alfonso de Monasterio de Cultura y gente que ya conocíamos como Alex Nooirax, Dani de La Fosa Nostra, Ramiro de Bandera Negra, Jose de Sacramento Records o Anibal de Violence in the Veins.
Por tanto, este año intentaremos estar a la altura, pero más relajados, ya que queremos dedicar el tiempo que merece a cada disco que sacamos y no tener simplemente un amplio catálogo. Hacemos esto para ayudar a promocionar a las bandas y mantener vivo ese circuito, y si no podemos dedicarle tiempo a todas es mejor tener algunas menos. Este año lo más inminente es el lanzamiento en vinilo de “Yo soy el Mar” de Sudestada, discazo soberbio que había salido en CD y ha funcionado de maravilla, y también el nuevo trabajo de Thermic Boogie “Fracture”, que iba a salir en 2018 pero ha tenido algunos problemas, o “Living in Death” segundo trabajo de Dirty Army y que es un pasote de disco… En fin, seguiremos con lo mismo pero a ser posible, mejor hecho.

“Nuestra enfermedad es incurable, pero se puede calmar creando” ¿Qué tiene la música de adictivo que os hace a muchos músicos seguir remando con ella a pesar de no ser una fuente de ingresos decente y suponeros gastos (tanto a nivel económico como de tiempo) infinitos?
K: Para mí simplemente es un estilo de vida.
Kike: Igualmente, es un estilo de vida, algo que necesitas hacer para sacar todo lo que llevas dentro de ti, es como una necesidad. Cuando hago una canción, te puedo asegurar que en lo último que pienso es en que esa canción suponga una fuente de ingresos y, por supuesto, no considero que sea un gasto de tiempo.