“No estamos en contra de los mensajes políticos, pero no nos gusta ‘panfletizar'”
Entrevistas / Gertrudis

“No estamos en contra de los mensajes políticos, pero no nos gusta ‘panfletizar'”

Carme Garau y Berta Pladevall — hace 5 días
Fotógrafo — Archivo

Después de casi veinte años de trayectoria y en uno de los momentos más ajetreados de su carrera, el trío de La Garriga presenta “No em dóna la gana” (Promo Arts Music, 19). Hablamos con Gertrudis sobre la evolución de su música, que deja atrás algunos prejuicios y se muestra cada vez más abierta a nuevos sonidos.

Vuestro estilo musical bebe de la rumba catalana, pero ha ido variando a lo largo de vuestra carrera y no se limita a este género.
(Xavi Ciurans) Actualmente, la canción pasa por encima de todos los estilos, pero sí que es verdad que siempre hay una raíz rumbera. Este disco nos lo hemos llevado a un terreno más bailongo, pero sin encasillarnos en la rumba catalana. Hemos querido probar nuevas cosas. Por ejemplo, hay violines que recuerdan a la música folk y bases de electrónica.
(Xavi Freire) Sí, la rumba siempre sigue ahí. Casi todas las canciones las hace Xavi y alguna yo y, al ser guitarristas que venimos de donde venimos, muchas veces utilizamos los mismos recursos con esencia rumbera a la hora de componer. Cómo hemos ido haciendo en los últimos discos —y sobre todo en este— una vez en el estudio, nos gusta vestir las canciones de muchas maneras. Al final puede ser que, si no sabes de donde viene el grupo, ni reconozcas ese matiz de rumba. Creemos que eso es positivo, porque bebemos de mucha música distinta y se refleja de esta manera. Partes de lo que conoces, pero luego se transforma en algo que es lo que te representa como grupo y como banda de directo.

“Nos hemos quitado muchos prejuicios que teníamos”.

En 2015 publicasteis el álbum recopilatorio “Quinze” (Música Global, 2015). ¿Consideráis que habéis emprendido una nueva etapa?
(Xavi C.) Tenemos un pasado que nace con la rumba catalana y con nuestra tendencia a pervertirla ya desde los inicios. A partir de “Quinze” (15) y del disco que vino después, “Ara volo alt” (16), sentimos que hemos pasado a una nueva etapa. Es tan importante el single “Samarreta” de la etapa anterior, como el “Tan lluny de tu” con Mari Chambao lo es de esta nueva etapa.
(Xavi F.) Realmente ha habido una etapa en la que nosotros hemos estado descansando del grupo y quisimos arrancar de nuevo con una energía que nos llevaba a tener menos miedo a los cambios y a introducir nuevas sonoridades.

¿Consideráis que la coproducción con Roger Rodés (Macaco, Nil Moliner, Doctor Prats o Estopa) os ha motivado a dar este salto hacia un sonido más cercano a la electrónica?
(Xavi F.) Tiene influencia directa, sin duda. A Roger le conocemos desde antes de “Tripolar” (11). Nos gustaba como trabajaba y nos entendíamos, así que cuando planteamos este disco y nos abrimos a la idea de absorber nuevos conceptos musicales, pensamos que Roger era la persona apropiada. A nivel personal somos amigos y es como añadir, temporalmente, un miembro más al grupo. Roger nos ha dado ese plus, es un “máquina” y tiene unos recursos espectaculares, le decíamos “hostia, esto me gustaría que sonara de esta manera” y ¡pam! ya lo captaba. No sé cómo lo haríamos sin él.

Vuestra música contagia positivismo. Pero en este caso habéis escogido un título para el álbum más atrevido y provocativo (“No em dóna la gana”), ¿creéis que es importante saber decir que no y plantarse?
(Xavi F.) El “no em dóna la gana” es un concepto que nos ha representado mucho durante el proceso de creación del disco y corresponde a una de las canciones que está en este álbum. También nos representa a nivel de las decisiones musicales que hemos tomado. Por ejemplo, cuando alguien nos dice “no hagas esto que no lo has hecho nunca” o “no pongas ese sample porque pareceréis otro grupo”. ¡Pues no me da la gana! Si nos gusta y nos sentimos cómodos, lo vamos a poner. También nos ha ayudado a plasmar lo que vivimos en el día a día, han pasado ciertos acontecimientos estos últimos meses que nos han indignado. Hay una sensación de que no puedes expresarte libremente del modo que quieras. A nivel social y cultural estamos viviendo una situación que no nos parece lógica y nos genera ese sentimiento de decir ¡no me da la puta gana! Al final involuntariamente estos dos aspectos, el creativo y el contexto social, se habían atado. A parte de músicos, somos personas y hay ciertas ideas que creemos que es necesario gritarlas, no nos da la gana estar de acuerdo con lo que estamos viviendo.

“Si tothom calla” tiene un claro mensaje político. ¿La situación política en Catalunya tras conocerse la sentencia del procés, os motivó a lanzar este tema como single o ya teniáis pensada la fecha previamente?
(Xavi F.) En realidad ha sido una coincidencia que la canción saliese durante lo ocurrido esas semanas, después de la sentencia de los líderes independentistas, porque lo teníamos marcado en la programación. Aún así, es cierto que la canción tiene ese tono, que es buscado y voluntario. Si la gente la ha usado e interpretado el lanzamiento de esa manera, nosotros estamos orgullosos. Nos gusta que nuestra música sirva a que la gente pueda enfadarse con lo que considera injusto o que les ayude a reivindicar sus ideas.

Hablando de este tema, “Si tothom calla”, donde colaboráis con Suu y JazzWoman, introducís una sonoridad más próxima a la música urbana, estilo que hasta ahora no habíais tocado. ¿Qué otras novedades, a nivel sonoro, presentáis en este disco?
(Eduard Acedo) En la creación de este álbum han participado dos personas muy importantes que son María y Berta, una trombonista y una trompetista. Ya habían tocado en algunas canciones del anterior disco, pero en este nuevo trabajo los vientos tienen más protagonismo y esto hace que Gertrudis coja una sonoridad más especial, que combina los instrumentos de metal y la electrónica. Teníamos claro cómo queríamos sonar y queríamos sonar más contundente que en los anteriores trabajos.

De momento, el público ha podido escuchar dos avances, “Bon dia” y “Si tothom calla”, que suman un millón de reproducciones en las plataformas digitales. Parece que el mestizaje ha gustado. ¿Creéis que con “No em dóna la gana” llegaréis a un público más diverso?
(Xavi C.) Teníamos el ojo puesto en lo que estaba pasando en la música urbana. No tiene nada que ver una buena canción con una buena producción y queríamos estar a la altura de las buenas producciones. En el rap hay bases impresionantes, que te caes para atrás, que despeinan. Las canciones te pueden gustar más o menos, pero la producción es brutal. Con Roger y los vientos hemos querido tener esa presencia. Las cosas se van quedando antiguas y hay un bagaje auditivo que no se puede quedar atrás. Mola estar en lo que se está haciendo actualmente y para llegar a ese punto queríamos contundencia.

“Estamos viviendo un contexto de decir: “¿De qué vais pegando a la peña?”, aunque no seas independentista”.

También para renovaros y afrontar retos nuevos ¿no?
(Xavi C.) Sí, sí. Hay un punto de ilusión, algo romántico en todo esto. Piensas, ¿cómo quedará mi canción producida de esta manera? Tocar siempre mola, pero cuando se está grabando muchas veces menos es más. Antes rellenábamos con mucha percusión, muy fieles a un estilo como puede ser el latin, pero después se notaba que éramos payos y que allí faltaba algo, que no eras lo fiel o lo puro que tenías que ser en ese estilo. Eso tampoco significa que hayamos dejado atrás los instrumentos, ¡que el titular no sea que no sabemos tocar! (risas). Una buena producción y unos buenos músicos te solucionan la vida.
(Eduard) La Rosalía no toca nada, canta y todo lo demás lo lleva producido y ¡mola que te cagas! Nos hemos quitado muchos prejuicios que teníamos. Para nosotros era impensable poner ritmo de reggaetón y ahora no lo vemos así, ¿qué coño? es un ritmo más y no pasa nada.

¿Cómo será la gira del nuevo disco? ¿Iréis acompañados de otros músicos?
(Eduard) En este disco la sección de vientos la hemos planteado como una parte más de la banda. La última gira la hemos hecho ya al lado de esta gente y la idea es continuar así de cara a la de “No em dóna la gana”, porque nos sentimos muy agusto y lo consideramos un acierto.

En el nuevo álbum el violín sigue bastante presente en temas como “Ho sento molt”, “Amor” o “Quan es faci de nit”. ¿Creéis que es una rasgo distintivo del sonido de Gertrudis?
(Xavi C.) En algunas canciones no lo hemos incorporado, pero en cambio en otras es imprescindible para que suba el estribillo, como en el caso de “Amor”. Además nos gusta tocarlo de maneras distintas, no solo frotando las cuerdas, sino también picándolas, como en “No em dóna la gana” que suena más como un banjo.
(Xavi F.) El violín nos parece muy festivo y, en los directos, muchas veces Edu ha sido el que ha levantado el concierto. Que el violín es parte del sonido Gertrudis es indudable.

“Amic del sud” de vuestro último disco “Ara volo alt” (2016) salió en plena crisis de los refugiados. ¿Qué importancia creéis que tiene la música como mecanismo de reivindicación social i política?
(Xavi C.) A veces tienes la duda… No hemos querido hablar mucho porque no nos mola nada el punto del panfleto. Reducir un mensaje a una canción siempre significa esto porque no puedes hacer una gran disertación ni una gran reflexión. Aunque tú sí que lo hayas pensado antes, la síntesis en una canción es banal. Pero sí que es cierto que si estas “movidas” no tienen una plataforma para llegar a los grandes públicos se quedan un poco atrás. El mensaje que da Txarango o Xavi Sarrià realmente llega a concienciar a mucha gente y ayuda mucho. Por eso hemos cambiado un poco. Además a veces hay la rabia que tienes que te obliga a soltar algo aunque no quieras. No es que estemos en contra de los mensajes políticos pero nos cuesta, porque hemos reflexionado mucho este hecho de que no nos mola “panfletizar” movidas que realmente cada uno en sus vidas privadas tiene su historia volcada. El punto de pasar estos mensajes al negocio nos cuesta un poco. Con “Amic del Sud” nos pasó un poco esto, lo lanzamos porque no podíamos más. Y con “Si tothom calla” sí que la primera connotación del tema es super política con el verso “si tothom calla hem perdut la batalla” pero después pensé que yo estaba en otra honda y que no me quería ir al discurso político y por eso el verso “si el teu cos no balla”. Es como con el título “No em dóna la gana”, es inevitable que se haya sacado en el momento político en que se ha sacado. Estamos viviendo un contexto de decir: “¿De qué vais pegando a la peña?”, aunque no seas independentista.

Os habéis adherido al manifiesto “Músics contra la repressió”, un movimiento autoorganizado y firmado por más de ciento cuarenta proyectos musicales que rechaza la represión institucional en Cataluña. Como músicos catalanes, ¿habéis sentido vuestra libertad de expresión coartada?
(Xavi C.) Si, yo estuve ahí con el guitarra de Doctor Prats y con El Puça de Buhos que fue un poco quién lo movió todo y estuvimos pensando qué acciones podíamos hacer. Está muy bien porque cada uno está en su mundo, pero a la vez nos movemos todos juntos para este tipo de proyectos. No mola la situación en la que estamos, pero sí que te sientes súper acogido y en comunión con grupos con los que antes no conectabas tanto. Los grupos ahora hablamos de una manera muy natural. Antes había como un punto de colegueo drogadicto… Ahora es como un colegueo de verdad, de más comunidad.
(Eduard) Porque antes se fumaban porros encima del escenario y ahora no. Cuando estabas tocando te pasaban el porro encima del escenario.
(Xavi C.) Antes se hacían “camaraditas” para ir al baño, ahora no. Tiene un punto más normal, que somos como colegas de verdad que nos estamos ayudando. Por ejemplo, Marc Riera de Doctor Prats tiene una productora y si necesitas grabar un videoclip lo puedes llamar a él. Antes el ambiente era más competitivo, aunque nos llevábamos bien, pero era una cosa más musical.

“Si hacemos un bolo es para la “peña”, si no se lo van a pasar bien, no nos mola. Estamos ahí para hacer feliz a la gente, porque es lo que nos hace feliz a nosotros”.

En la canción “Bon dia vida” (en la versión del disco) empezáis con trozos de discursos reivindicativos, como el de Greta Thunberg donde afirma “the real power belongs to the people” y discursos de líderes indígenas. Sorprende en cambio, que la letra se centre en cuestiones cotidianas y tenga un mensaje tan positivo, ¿creéis que es importante mantener la positividad a pesar de que el contexto no siempre acompañe?
(Xavi F.) Si no tenemos esperanza, ¿qué vamos a tener? El hecho de empezar con los discursos es un símbolo, porque la gente lo reconoce fácilmente, sobre todo el de Greta Thunberg. El título de “No em dóna la gana” expresa también el cabreo de muchas luchas que se vienen reclamando desde hace mucho tiempo. Antes estas luchas medioambientales no eran tan visibles, ahora lo son más.

La canción de “Bon dia vida” es un canto a la vida, a disfrutar, a luchar y a enfadarnos cuando nos tengamos que enfadar. Nos parecía que ese contenido era una manera de ayudar a entender el mensaje.
(Xavi C.) Es una canción de agradecimiento a lo que nos da la vida, a la madre tierra. Poder ir a la montaña y disfrutar lo que nos da la naturaleza. Yo creo que la clave de la canción es la frase “D’orient des d’occident”. Para esta canción hemos tomado el punto de vista de la vida entendida como “pachamama”, de esa tradición de Manu Chao o Macaco. Esa movida previa de introducir las canciones con discursos indígenas es un robo de Manu Chao.

¿Quiénes han sido vuestros referentes durante el proceso creativo?
(Xavi C.) A nivel de producción sí que nos hemos basado en algunos artistas, a nivel de temas no. En la producción hemos buscado algunos referentes como Bomba Estéreo (risas), Mumford & Sons, en los subidones eufóricos…
(Xavi F.) Lo interesante de esto es que a veces estamos hablando de alguna canción que nos gusta y estamos en medio del proceso creativo y la tomamos como referencia. Cuando acabamos nuestra canción que tenía ese referente detrás y que piensas que va a influenciar, al final escuchas la canción y no tiene nada que ver. Pero bueno, te ha llevado a ello y por lo tanto no deja de ser una referencia, aunque luego no se reconozca, porque nosotros sí que lo reconocemos.

La canción que da título al álbum, “No em dóna la gana”, habla de amor y de resentimiento. Nos ha recordado a “Cómo te atreves”, el tema de Morat, que también trata esta mezcla de sentimientos.
(Xavi C.) La euforia que tiene esta canción de Morat y el hecho de que va subiendo de forma escalonada es una cosa que hemos buscado en “No em dóna la gana” y también en “Horitzons”.
(Xavi F.) Es un temazo. Realmente el esquema Morat sí que lo hemos entendido como válido para plantear algunas de las canciones de este último disco. Además el esquema del tema está muy bien planteado. A parte de la historia, es como una escalera que va subiendo y que te lleva a una explosión vital que nos enamora, ya que lo que buscamos en una canción para el directo es eso y es un esquema que nosotros hemos tenido presente.

A la hora de componer, ¿ya tenéis en mente cómo van a sonar vuestros temas en el directo?
(Xavi C.) En el “Si tothom calla” me puse como un tonto en casa, como si tuviera el público delante. Teníamos una base que nos molaba mucho y esta era la única canción que no hemos trabajado con guitarra en casa tranquilamente. En muchas canciones piensas que tiene que haber un subidón más y a veces eso también nos hace un poco esclavos de buscar siempre algo más, de echar de menos que venga el estribillo.

Con las canciones —y ayer también escuchaba a Judith Nedderman que lo decía— si estás componiendo algo y a la mañana siguiente no te acordabas de eso, a tomar por culo. Eso se va y ya está. Si no se te queda es que no servía.
(Xavi F.) Si hacemos un bolo es para la “peña”, si no se lo van a pasar bien, no nos mola. Estamos ahí para hacer feliz a la gente, porque es lo que nos hace feliz a nosotros. Cuando nos marchamos al camerino y comentamos, si estamos contentos o no con el bolo depende de la reacción de la gente. En el fondo es una reacción egoísta, ya que es lo que a nosotros nos hace felices.
Nosotros siempre planteamos los conciertos para la gente y para lo que nos gusta que es salir de fiesta a un concierto. Gertrudis es fiel al motivo por el cual nació y nació para ser un grupo de fiesta. Esa faceta intentamos mantenerla porque es el motor que nos ha hecho llegar hasta aquí. Tanto Xavi como yo tenemos temas más lentos pero se suelen quedar fuera.
(Xavi C.) Aunque a veces entra alguno como “No sé si”, un tema de “Tripolar” (Música Global,11) que tiene un montón de reproducciones en Spotify, pero que no hacemos en directo.
(Xavi F.) Intentamos que en el directo, a parte de la euforia, siempre haya un momento más íntimo. El momento más bonito y en el que la gente ha cantado más hasta ahora es cuando cantamos con Mari Chambao el “Tan lluny de tu”.

Una vez estrenado el disco, ¿qué planes tiene Gertrudis?
(Eduard) Hemos parado un poco de octubre a marzo para poder profesionalizar la gira que viene. Que sepamos ya hay más de treinta fechas confirmadas, por lo tanto el futuro es bonito. La idea es empezar la gira en abril y hasta diciembre. Se encara de una manera muy optimista cuando antes de fin de año tienes más de treinta bolos confirmados y con el disco todavía por salir. Desde la oficina nos transmiten un montón de buena onda, que es genial después de estar un buen tiempo encerrados en nuestra burbuja haciendo el disco. Que la respuesta sea positiva mola.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.