“Trabajamos cada tema de una forma muy profunda e independiente”
Entrevistas / Elyella

“Trabajamos cada tema de una forma muy profunda e independiente”

Fernando Fuentes — 17-03-2020
Fotógrafo — Archivo

ElyElla son los amos de la pista y acaban de publicar su primer álbum “Dreamers” (Vanana Records, 19) en el que trabajan con una larga lista de artistas estatales de la variedad de Jero Romero, Amatria, Rural Zombies, Viva Suecia, Zahara, Dorian o Neuman.

¿Por qué sacar un álbum como “Dreamer” cuando realmente lo que se escucha, vende e incluso pincha –también vosotros– son temas sueltos?
Porque con “Dreamers” queríamos ofrecer un viaje musical por los diferentes estilos que puedes escuchar cuando vienen a vernos en directo. Luego cada uno decide cómo escucharlo, pero con este disco queríamos que pudieran revivir esa sensación y para eso necesitas hacer un álbum. Bueno y en realidad para conseguir que Mondo nos hiciera una entrevista y parece que ha funcionado.

Sois Dj’s desde hace nueve años. ¿Lo de producir viene impuesto por las leyes no escritas del mercado y la industria musical o realmente os lo pedía el cuerpo?
Siempre nos apeteció y sedujo empezar a darle nuestro toque y personalidad a ciertas canciones, primero fueron los remixes y tiempo después la inquietud creció y tras más formación, ya pasamos a hacer nuestras propias creaciones. Aunque también hubo mucho de la poca oferta de música que nos representara y nos permitiera seguir creando nuestra propuesta. Cuando empezamos en 2010 vivimos una época en que fue fácil construir el estilo que queríamos en nuestras sesiones ya que bebimos de una generación dorada de discos que se publicaron entre 2005 y 2012 como “Black Hole & Revelations” (Muse), “You Could Have It So Much Better” (Franz Ferdinand), “Oracular Spectacular” (MGMT), “Star Of Love” (Crystal Fighters), “Tourist History” (Two Door Cinema Club), “Hurry Up, We Were Dreaming” (M83), etcétera, discos con algunos hits cargados de energía, ritmo, épica y melodías pegadizas que nos permitieron construir exactamente como queríamos esa experiencia que ha terminado identificando nuestro estilo. Después sequía casi absoluta desde 2013 o 2014 en adelante y todos nuestros principales artistas de los que nos nutríamos entraron en otras dinámicas menos enérgicas de composición y producción. Eso nos obligó a entrar en una reflexión de cuál sería nuestro futuro a varios años vista, convertirnos en DJ’s remember para conseguir mantener la experiencia tal y como nos gustaba o tener nuestras propias canciones que mantuvieran nuestra esencia. Hoy podemos decir que la decisión fue la correcta. Hoy en día podemos configurar nuestras sesiones con catorce temas propios y nuestros casi diez remixes, es decir dos tercios de la sesión tiene nuestro ADN y a nadie le extraña que suenen siempre estos temas, es más, tiene sentido y quieren escucharlos.

“Si fuera tan sencillo como para que hubiera una fórmula para que un tema se convierta en un himno estaríamos saturados de hits”. 

A la hora de producir y pinchar os gusta definiros como “adulteradores de canciones”. Según la RAE sería “alterar o eliminar la calidad y pureza de una cosa añadiéndole algo que le es ajeno”, ¿no es algo malo?
¿Y por qué no sumar calidad?¿O alterarlo evolucionándolo?¿Es peor la versión de “Hallelujah” de Jeff Buckley que la original de Leonard Cohen?¿O simplemente es diferente y ambas son mágicas? Para gustos, los colores. Algunos de nuestros remixes funcionan mejor que sus versiones originales y no es porque sean mejores ni peores simplemente diferentes. ¿El “I Follow Rivers” de The Magician adultera para mal la versión original de Lykke Li? Creemos que si se hace con respeto y con gusto (otra cosa es que te salga o que compartamos gustos) enfrentarse a darle otra visión a una obra puede ser algo positivo y enriquecedor. Mucha gente descubrió en nuestras sesiones “Toro” en la revisión de Bilbadino y nos parece uno de los mejores remixes que hemos pinchado y que no perjudica la original en absoluto. Al contrario, suma, si no fuera así ningún grupo te dejaría su obra. Es un ejercicio habitual de muchos artistas que hacen versiones o remixes.

Ahora mismo estáis en la cima de la escena, pero me gustaría saber qué creéis que os hace diferentes del resto de DJ’s de indie que han encontrado un camino en la electrónica más o menos mainstream?
Pues seguramente nada nos hace diferentes. Nosotros tenemos nuestro objetivo y nuestra formula muy clara (y desde el principio no ha cambiado). No queremos solamente que bailen, que escuchen música o que se lo pasen bien sin más, lo que buscamos es que sientan, que se emocionen y que se genere un recuerdo perdurable. Por eso intentamos siempre interactuar con nuestros fans en nuestros tan criticados shows. En esto quizá sí que nos diferenciamos un poco, porque a casi ninguno de esos DJ’s que mencionas les gusta. Así que viva la diferencia. La energía se dirige hacia dónde pones la atención. Y nosotros la ponemos en crear emociones.

Por cierto, ¿qué pensáis de todos aquellos talibanes del indie que antes llamaban “bakalas” a todos a quienes nos gustaba la electrónica y ahora bailan como si no hubiera un mañana cualquier remezcla con bombo?
Pues que se van adaptando. Todos tenemos derecho a modificar y adaptar nuestros gustos. Nos parecen peor los que mueren con la misma idea, aunque sea mala.

¿Cómo conseguisteis liar a gente como Jero Romero o Paco Neuman, con lo poco que, se supone, les gustan los bombos y los sintetizadores destellantes?
Pues te sorprendería el buen gusto que tienen ambos para la electrónica y aunque no lo creas fue más sencillo de lo que pueda parecer. A ambos les sedujo la idea de salir de sus registros habituales. Nos dieron confianza para proponerles cosas y después fluyo todo muy rápido. A Paco le propusimos hacer una canción épica de baile y le enviamos una base armónica con unas melodías para que le pusiera la voz, nos propuso hacerle unas melodías nuevas, nos encantaron y el resultado fue mágico. A Jero le propusimos hacer algo juntos a través de una amiga, Plati, y cuando hablamos con él le dijimos que soñábamos que alguien con su sensibilidad para componer y cantar (posiblemente de los mejores de la escena) pudiera hacer algo para la pista de baile. ¡Le encantó! Después le dijimos que queríamos hacer una producción tipo Jack Antonoff, le enseñamos “Melodrama” y quedo enamorado desde el primer minuto. Algún día te llevaras una sorpresa con Jero.

¿Han quedado contentos con el resultado?
Si les ha gustado el resultado se lo deberías preguntar a ellos, pero creemos que sí.

¿Hubo algún artista que os dijera que no? ¿Quién, por qué?
¡Solo una! Pero queda entre nosotros. No le puedes gustar a todo el mundo, cuanto antes lo aceptas antes lo normalizas. En general hemos tenido la suerte de que a casi todos los que hemos llamado les ha seducido la idea de trabajar con nosotros.

¿En qué se parece y diferencia aquel “Lovers EP” de 2017 de este “Dreamers”?
Ese “Lovers” debió ser parte de “Dreamers”, y el plan inicial era sacar un solo álbum de quince temas con una idea inicial muy loca, pero como el proceso veíamos que se iba a alargar mucho, decidimos partirlo en dos. De hecho, en ese momento ya teníamos canciones como “Dance Forever” o “Sister” terminadas y algunas otras casi, pero decidimos hacerlo así, seguramente por eso son hermanos y la esencia y estilo de ambos son muy parecidos y definen perfectamente nuestro estilo. Ahora a cerrar la trilogía… ¡“Believers” llegara pronto!

Hasta la salida de “Dreamers” habéis estado publicando un tema al mes para ir calentando el ambiente. ¿Más allá de una estrategia de marketing, tenía sentido hacerlo así?
Todo el sentido del mundo. Trabajamos cada tema de una forma muy profunda e independiente. Poder darle a cada tema su espacio de desarrollo antes de pisarlo con el siguiente ha sido una fórmula que ha funcionado muy bien.

¿No os habría gustado más sacarlo todo de golpe, así en plan bomba?
Sí, valoramos hacer un boom por sorpresa y no descartes que algún día pase.

“Nuestro buen amigo y socio Pau Paredes es uno de los genios más talentosos de este país y que de momento muy poca gente ha sido capaz de descubrir”.

Ahora una de trucos. ¿Qué características concretas y especiales debe de tener un tema para convertirse en un himno inapelable, sobre todo, en los grandes festivales masivos?
Muy fácil. Tiene que ir directo al sistema límbico, ese que no entiende de palabras solo de emociones. Por eso no hay características concretas y tangibles, si fuera tan sencillo como para que hubiera una fórmula para que un tema se convierta en un himno estaríamos saturados de hits… y además no haría falta nadie encima del escenario y a nadie a quien entrevistar.

En el mundo de los DJ’s y los productores se ha hablado mucho de la utilización de productores fantasma. ¿Qué opinión tenéis de ello?
Lo más importante de quien trabaje con otros productores o compositores es que no se engañen a sí mismos e intenten ocultar a su equipo de trabajo. En el proceso de creación de una canción son importantes muchas cosas, como tener conocimientos suficientes de cómo funcionan todos los procesos; composición, producción… pero también todas las herramientas necesarias, instrumentos, softwares, etcétera. Nosotros nos hemos esforzado en tener los conocimientos necesarios para tener la seguridad y capacidad de tomar todas las decisiones en cada paso que se necesita dar, algo realmente importante y que al final seguramente es lo que termina definiendo una canción. Para entenderlo de otra manera en nuestro proceso de creación, en nuestras canciones nada de lo que hemos hecho se podría haber hecho sin nosotros. Es decir, nunca hubieran existido.

¿Es cierto que vuestro buen amigo Pau Paredes echa una buena mano a algunos de estos que presumen de lo que no son?
Nuestro buen amigo y socio Pau Paredes es uno de los genios más talentosos de este país y que de momento muy poca gente ha sido capaz de descubrir. Posiblemente habrá muy pocos casos de artistas que puedan componer, que sean multiinstrumentistas (incluyendo percusión, teclados, cuerdas) que además sean letristas, cantantes y capaces de grabarse, producirse, mezclarse y masterizarse a si mismos. Todo con una calidad superlativa. O sea que sí, es capaz de que le des una mala entrevista y te la convierta en excelente.

A la hora de producir vuestros temas, ¿cómo os repartís el trabajo compositivo? ¿Lo hacéis todo a medias? ¿Quién de los dos maneja mejor el Ableton?
MØNØ trabaja más Ableton y el proceso de composición y producción y ELLA trabaja más las letras y consigue que todo tenga coherencia, aunque también interviene en la toma de decisiones del proceso compositivo.

MØNØ se quitará la máscara para hacer canciones, ¿o tampoco?
No es una máscara es su cara de verdad.

¿Cuál es vuestro tema favorito del disco y por qué?
“Dreamers”, porque habla directamente de nuestros fans y de nuestros sueños.

Decís que en vuestras sesiones mezcláis las canciones y remixes de una manera “exquisitamente extraña”, suena raro… ¿podemos hablar un poco más de esto?
¡Claro! Cuando quieras quedamos y nos tomamos unas cañas.

Ahora hablemos de otros artistas. Entre Ley Dj y Eme DJ, ¿con quién os quedaríais y por qué?
Con todo el respeto, pero si tenemos que elegir nos quedamos con INNMIR que será la que nos eclipse a todos.

¿Y quién os parece el mejor remixer nacional del indie: David Kano, David Van Bylen…?
Los dos nos gustan, pero nos quedamos con Wisemen Project. Nos sorprende que diferencies entre DJ’s y productores y que no nos preguntes por las chicas como productoras.

¿Por qué habéis publicado “Dreamers” en vuestro nuevo sello, Vanana Recods, y no habéis trabajado con una major?
Si algo lo puedes hacer tú para qué encargárselo a otro.

Por cierto, ¿qué tal ha despegado el sello?
Mucho mejor de lo que esperábamos. Hay muchas leyendas urbanas y mala prensa sobre los sellos independientes y por eso pusimos la expectativa muy baja. La realidad la ha superado rápidamente. Muy orgullosos de Vanana Records.

Seguro que el verano del 2020 estaréis a tope con “Dreamers” en festivales como Low, Arenal, FIB… ¿Os veis presentándolo en el Sónar?
No, pero tampoco iríamos a una biblioteca con una pelota. Cosas de sentido común.

Para terminar, ¿es posible que en un futuro próximo dejéis de ser dos DJ’s para dar paso a una banda que pueda tocar en directo en recintos más grandes, en horario de headliners, cobrando el gran caché de una banda…?
La realidad es que el FIB, el BBK o Mad Cool entre otros ya son recintos grandes y en algunos de ellos hemos actuado en los mismos horarios que headliners de la talla de Chemical, Vitalic, Digitalism…. y referente a la pasta, preferimos cobrar en salario emocional.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.