MondoSonoro Discos

Fundamentalmente pasados los treinta, hay quien considera cansino el mantenerse al pie de la actualidad, el darle una oportunidad a los grupos más jóvenes. Otros, en cambio, nos aburrimos muchísimo más, infinitamente más, escuchando una y otra vez a los mismos artistas y considerando que cualquier tiempo pasado fue mejor. Allá cada cual. Quizás sea un síndrome peterpanesco, pero les aseguro que me resulta sencillo, francamente sencillo, disfrutar de discos como “Tourist History”, una obra eminentemente coyuntural, pero al mismo tiempo de una efervescencia y un atractivo que enganchan. Two Door Cinema Club no son ni más ni menos que eso, como unos The Wombats con clase y con un discretísimo aderezo electrónico. Tienen ustedes dos opciones. Una es continuar pensando que Phoenix es el único grupo de pop fresco que debería gustarle a un treintañero, o pueden darle una oportunidad a “Something Good Can Work” o “Undercover Martyn”, demostraciones de que aun hay debutantes con ganas de hacérselo pasar bien a quien escuche sus discos.

MÁS SOBRE TWO DOOR CINEMA CLUB
Comentarios 2 comentarios
  1. Thanks for shianrg. Always good to find a real expert.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies