“Todo ha sucedido un poco por accidente, sin presión y de manera muy natural”
Entrevistas / Divorce From New York

“Todo ha sucedido un poco por accidente, sin presión y de manera muy natural”

Antton Iturbe — 30-04-2021
Fotógrafo — Gorka de la Granja

Alvaro Granda, mitad del dúo Reykjavik606 y también conocido como Kino Internacional, se presenta ahora como Divorce From New York con “This Ain’t Jazz No More” (Forbidden Colours, 2021) bajo el brazo. Un estupendo disco de debut lleno de frescura y una deliciosa atención y cariño en cada detalle.

De algún modo, y de forma particular, este gran trabajo desprende una sensación de amor, amor por lo que es, por lo que ha sido y escuchado a lo largo de su vida. Nos hace partícipes a los oyentes y nos retrotrae s a nuestros propios recuerdos y vivencias relacionadas con sonidos similares. Pero ojo, no se trata de nostalgia, si no más bien de celebración de la vida, de haber llegado hasta aquí y de seguir aquí. Alvaro nos lo cuenta con su desbordante simpatía habitual.

Siempre me llaman la atención, por su aire enigmático y atractivo, los nombres de tus proyectos. ¿de dónde surge Divorce From New York?
Pues el nombre de Divorce From New York viene de que todos los primeros domingos de mes la gente del Dabadaba organizaba el Mercadabadillo, un mercadillo de ropa, mobiliario, Fanzines etc. y en un puesto de Fanzines, mi mujer Ope y yo vimos uno de Alaia Ortega de fotografia en blanco y negro en analógico sobre Nueva York, que se llamaba Divorce From New York. Tanto el nombre como el fanzine me fliparon, lo compramos y le dije a mi mujer que el proximo proyecto que hiciese se llamaría así.

La nota de prensa del disco habla de lo que ha supuesto para ti este periodo de reciente paternidad y crianza y el modo en el que ha afectado a tu creatividad. Al no poder concentrarte durante largos periodos, has buscado momentos breves de creatividad un poco explosiva para ir ensamblando el disco. ¿Cómo ha sido este proceso? ¿Qué ideas y sensaciones te han orientado durante el mismo?
En verano de 2019 compré un sampler, porque necesitábamos uno para los directos de Reykjavik606 con la banda que estábamos preparando. En principio, nunca me había dado por el sampling y en realidad lo compré para lanzar directamente los samples del disco “Endless Summer In Peckham” en los directos en los que no nos llevamos esos instrumentos sampleados. Ese mismo verano, empecé a samplearme parte de mi colección de jazz, hasta el punto de obsesionarme comprándome música exclusivamente para samplear. Me parecía divertidísimo y de paso, durante la lactancia de mi hijo Gaston, empecé a montar temas al vuelo con esos de forma súper rápida. Al principio, sólo creaba tracks por el hecho de divertirme, pero un día entró en el estudio mi mujer porque había escuchado un tema mientras cocinaba, me dijo que le flipaba y me preguntó por qué no publicaba un EP o un disco. En ese momento, yo le dije que no tenia en principio ninguna intención. A las semanas Aitor Etxebarria se entero que tenia estos tracks y me pidió que se los pasara. Yo le dije que no tenia claro que le encajasen en la línea que lleva Forbidden en estos momentos, pero lo escuchó, le gusto y me propuso sacar un álbum. Así que todo ha sucedido un poco por accidente y la verdad que estoy súper contento de que haya sido así, sin presión ninguna y de manera muy natural.

En ese sentido, se percibe que ha debido ser un trabajo muy “casero”, con los medios a tu alcance en casa, y con mucha paciencia. ¿puede ser también y por eso mismo, tu trabajo más personal?
Desde luego que ha sido mi trabajo más personal. Todo lo he creado yo y no lo he enseñado pidiendo feedback hasta que estaba terminado. Aparte del track “Untrue” en el que colaboran la banda de Jazz y Soul de Ibiza Bliaze y en la que todas las líneas de sinte son de ellos, el resto lo he creado yo, basándome en lo que me gusta, lo que más escucho ahora y, sobre todo, más me divierte en el estudio.

En la nota de prensa se comenta que has buceado mucho en tu colección de discos. ¿El álbum puede de ese modo ser visto como un homenaje a toda la música que te ha formado y te ha traído hasta aquí? Supongo que, tal como nos ha ocurrido a muchos melómanos en los últimos meses, te has encontrado con un montón de sorpresas agradables en tu colección que casi tenías olvidadas. ¿Podrías comentar algunas de ellas?
Pues sí, la verdad es que he vuelto descubrir muchos discos que igual tenia mas olvidados como el disco del 78 de Dexter Wansel del que he sampleado la línea de Rhodes para el tema “Venice Beach”. Ya ni me acordaba de ese tema y le he sacado oro jajajajaja. También he sampleado mucha, pero que mucha, percusión de los discos. Con respecto al homenaje que comentas puede que sea así inconscientemente. Al final soy un consumidor de música empedernido.

“Con el sampler se me ha abierto un mundo en el que puedo crear de forma muy muy rápida y sobre todo, no me tengo que comer la cabeza a la hora de buscar sonidos que me gusten”

Esto se puede ver como un ejercicio de nostalgia, pero también puede ser un modo de estimular la creatividad. Uno descubre numerosos cabos sueltos que no llegó a explorar plenamente en su momento, o simplemente no entendió, o lo entendió de un modo muy diferente al actual. ¿Te ha ocurrido también? ¿Cómo lo planteas en tu caso?
Como te comentaba antes, nunca había sido muy de samplear. Y ahora, al meterme de lleno, se me ha abierto un mundo en el que puedo crear de forma muy muy rápida y sobre todo, no me tengo que comer la cabeza a la hora de buscar sonidos que me gusten.

Vuelves a publicar con Aitor Etxebarria en Forbidden Colours. Pareces sentirte a gusto en este sello y en el entorno de artistas que está creando Aitor a su alrededor. ¿Es cierto? ¿Cómo valoras el trabajo que viene desarrollando en los últimos años?
Forbidden Colours es mi casa desde hace tiempo. Ya no necesito preguntarme en qué sello puede encajar mi música. Además, Aitor siempre cuida todo al detalle, tanto en su música como en su sello y la verdad que siempre que le mando cosas le gustan. Es un gustazo y algo muy cómodo para mi. Aparte, Forbidden Colours es un label ya mega consolidado tanto nacional como internacionalmente y lo mejor de todo es que además publica en vinilo. Eso lo hace aún mas atractivo. Para rematar, Aitor tiene un gusto exquisito y la visión adecuada para saber qué es lo que puede funcionar. En eso es el puto amo. La línea que lleva el sello en la actualidad es increíblemente guapa, y me flipa para publicar mis trabajos.

De todos modos, entiendo que también hay una parte internacional en la distribución y promoción del disco. ¿correcto?
El tema de la distribución la lleva la distribuidora Gran Sol. Pero la promo decidí hacerla en UK por la línea del álbum. Pienso que es allí donde más mercado puede tener. He tenido mucha suerte de que el tipo que lleva esa promoción le gustase mucho el álbum, y sea el mismo que se la lleva a Rhythm Section, Musica Macondo etc. La verdad que todo me esta saliendo a pedir de boca.

Tus últimos trabajos como Reijkavyk o Kino tenían un aire más orgánico y una mayor participación de músicos “reales”, en la línea de ese descubrimiento y pasión por la explosión de jazz británico de estos últimos años. ¿Seguirás ahondando en esa línea o quizá pueda haber un cambio de dirección a partir de “this ain’t jazz…?
Como Reykjavik606 vamos a seguir en esa onda porque ya directamente hemos enfocado el proyecto al formato de banda. El hecho de incorporar a Carlos Sagi de batería y Xabier Barrenetxea de bajista ha sido un plus y en directo nos lo pasamos como putos enanos. Como Divorce en principio seguiré esta línea de samplearme hasta a mi madre jajajaja.

En cualquier caso, ¿qué planes tienes tanto con este disco como con otros posibles proyectos para los próximos meses?
Llevarlo a directo. Ya tengo un directo preparado súper alegre y divertido que pienso que puede funcionar genial y en cuanto se acabe esta pandemia, poder rular por todos los festivales y clubs que sea posible. Como Reykjavik606 de cara a octubre-noviembre nos meteremos en Mecca Studios para grabar otro álbum con colaboraciones muy tochas y seguir tocando allá donde nos llamen.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.