“Nos encanta investigar, probar, jugar y descubrir”
Entrevistas / Distrito Pirata

“Nos encanta investigar, probar, jugar y descubrir”

Miguel Amorós — 21-04-2021
Fotógrafo — Archivo

¿Qué tiene que ver el electro-hip hop-dance del belga Stromae con los ritmos rumberos de Los Chichos?¿Podemos conectarlos mediante esos seis grados de separación que dicen que nos unen a todo el planeta? Pues nos basta con uno, Distrito Pirata, una suerte de supergrupo que está dando sus primeros pasos.

Esta nueva banda, compuesta por experimentados músicos de la escena del extrarradio barcelonés, ha conseguido la mezcla perfecta. Al frente de este Distrito Pirata encontramos con el siempre inquieto, musicalmente, Manel Cabello (La Kinky Beat, Muchachito Bombo Infierno, Jaleo Real…) a las programaciones, percusiones y voces; el reflexivo y creativo Tito Carlos (Muchachito Bombo Infierno, Morosito) a los teclados, programaciones y voces; y el vitalista Cristian Triviño (Garrapateros, Syncopaos) a la guitarra de palo y voz principal. Junto a ellos, dos aguerridos escuderos: el rítmico y efectivo Lere (Muchachito Bombo Infierno, Red Rombo, Flamingo Tours) al contrabajo y el melódico y a la vez explosivo Rubio (Color Humano, Rosario, Clarence Becker, Tori Sparks) a la guitarra eléctrica.

Al margen de haber coincidido en distintas formaciones, los miembros de Distrito Pirata llevan un buen tiempo juntos en un exitoso y festivo proyecto de versiones en clave de rumba llamado Piratas Rumbversions. Así era cuestión de tiempo que llegara el momento de hacer algo personal que les llenara totalmente, con el ánimo de pasarlo y hacerlo pasar bien. Además solo alguien que lleva tiempo en la música y conoce el empeño de los periodistas con etiquetarlo todo, es capaz de adelantarse y crear su propia definición de lo que hacen.

“No nos gustan las etiquetas, pero como tarde o temprano acaban poniéndotela. Nosotros definimos lo que hacemos como: “rhumbatronik de extrarradio'”.

¿Os habéis puesto vosotros mismos una etiqueta a lo que hacéis?
No nos gustan las etiquetas, pero como tarde o temprano acaban poniéndotela. Nosotros definimos lo que hacemos como: “rhumbatronik de extrarradio”. “Rhum” porque nos encanta el brebaje pirata que es el ron. “Rumba” porque es uno de los ejes del proyecto. “Tronic” por toda la parte electrónica. Y de “extrarradio” porque aunque hay quien es del barrio de Gràcia de Barcelona, el centro neurálgico de la banda es de Santa Coloma de Gramenet.



¿Cuándo nace y cómo este nuevo proyecto?
Llevamos tres años dándole forma en cuanto al concepto, no solo musical, sino también de imagen. Ha ido poco a poco, ya que por suerte hemos tenido mucho trabajo, tanto individualmente como con Piratas Rumbversions. Pero llevábamos mucho tiempo con las versiones y había ganas de hacer una banda con canciones propias para crear un ambiente en directo totalmente festivo.
 El estilo estaba muy claro, con las guitarras “de palo” ventilando y con las palmas a toda pastilla (esa ha sido nuestra escuela en los parques), y por otra parte las bases electrónicas y las melodías de sintetizadores de los ochenta y los noventa.

¿Cómo es el trabajo de composición?
En cada canción es diferente. A veces hemos empezado con ideas de Trivi en la letra. Otras hemos trabajado primero la música y luego hemos buscado el tema del que queríamos hablar. O incluso nos hemos atrevido a empezar a partir de un riff con una base simple. Nos encanta investigar, probar, jugar y descubrir, es un trabajo que absorbe mucho tiempo, pero podríamos vivir en el estudio de grabación produciendo y creando. Somos unos auténticos enfermos de nuestro trabajo.

Habéis grabado con Chalart 58. ¿Ha metido mano en la producción?
Nos encanta su forma de trabajar y su manera de entender los conceptos artísticos. Pero en este caso teníamos la producción muy avanzada. Pero seguro que en el futuro lo hará. Él se ha encargado de la grabación de las voces definitivas, de los instrumentos acústicos y también de la mezcla.

¿Qué habéis querido expresar en los textos?¿Había una idea preconcebida de por dónde tenían que ir?
Siempre analizamos de qué hablamos y cómo lo queremos decir, no somos de quedarnos con una primera idea. Pero queremos que sean cercanas y de experiencias vividas. Por otro lado hay un trabajo al crear el imaginario de Distrito Pirata y su universo, y eso también está presente en nuestras letras.

¿Cómo os planteáis los directos?
Queremos que sean arrolladores y una fiesta absoluta. Uno de nuestros fuertes será la empatía con el público y convertir cada concierto en una experiencia inolvidable para todos y todas. La idea es crear un show de principio a fin donde pasen muchas cosas y donde la fiesta y la filosofía libertaria pirata sea palpable en todo momento.



Ahora habéis presentado un tema de aperitivo. ¿Cuáles son los siguientes pasos?
Para iniciar el proyecto vamos a lanzar los tres primeros singles por nuestra cuenta con la ayuda de La Cúpula, pero todo totalmente autoproducido y autogestionado, tanto a nivel discográfico como a nivel de promoción en redes y en medios de comunicación. Más adelante probablemente haremos un álbum en vinilo. La situación que se vive con los CD’s nos lleva a tomar este tipo de decisiones. Y seguro que en las próximas canciones habrá colaboraciones especiales. De las mejores cosas de esta profesión es que compañeros de vida compartan su arte con nosotros.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.