La banda asturiana Desakato no deja de llenar salas a lo largo y ancho del país. Andan todavía metidos en la gira de presentación de “Antártida” (El Garaje, 18), con lo que aprovechamos para charlar con ellos al respecto.

Serios y centrados los hermanos Martínez (Pablo guitarra y voz, y Pepo voz solista) se sientan frente a mí. Son el alma de un combo que ha reescrito a su manera el manido término punk en este país. Y a tenor de crítica y público, lo han hecho bien. Con cinco discos y partidarios declarados del formato largo, esta vez se han decantado por un EP. “Nosotros queríamos hacer una grabación en directo, hacía ya un par de discos que estábamos barajando esa posibilidad de ir a un estudio y grabar todos como tocamos en directo, y dejar eso planchado en un disco. A la hora de ponernos a componer este nos dimos cuenta de que nos pilló un poco el toro entre comillas por querer tener las canciones arregladas con las letras terminadas perfectas para llegar y plancharlas. Claro, un larga duración nos costaba muchísimo y tuvimos que valorar la opción de hacer algo mas orientado. Llevábamos todo perfecto para cinco canciones, así que las grabamos. Fue simplemente por tema de tiempo”. La palabra “conceptual” aparece casi sin querer con esa idea del continente helado que arriba está en calma, y por debajo acumula volcanes. “Sí, es conceptual. No hay nada en contra de que lo sea. Siempre intentamos que tuviese ese hilo conductor de hablar de hielo. Y las referencias gélidas como metáfora de la sociedad en que vivimos, el rompehielos, los icebergs… Queríamos que llevara todo un poco una línea en lo que son las letras, e incluso estéticamente en la decoración del estudio procuramos, que tuviese sentido con lo que decían las letras y con lo que después iba a ser en general”. Con los estudios Ovni funcionando como un miembro más de la banda o un espacio básico. “Grabamos en Ovni no porque sea mi estudio, que también, lógicamente, sino porque Desakato y Ovni son prácticamente lo mismo. Empezamos ensayando en Ovni, fuimos a la nave de piedra donde hoy está el estudio y empezamos a crear todo allí. Primero fue nuestro local de ensayo, luego hicimos una sala aparte para poder tener una sala de control y poder grabar dentro del local y hacíamos nuestras maquetas, luego yo me aventuré e hice el estudio, pero al final cosa que Desakato compraba, cosa que se quedaba en el estudio; cosa que Desakato necesitaba, cosa que se cogía del estudio. Hace un par de meses cuando nos íbamos del estudio nos daba una pena enorme como una sensación horrible. Y de hecho vamos a un local de ensayo de puta madre con todas las comodidades y más cerca de casa, pero Ovni para nosotros es nuestra casa y es muy difícil pensar ahora en grabar en un sitio que no sea Ovni. Es nuestro puto estudio, el que nosotros construimos literalmente”.

“Somos un grupo que estamos componiendo constantemente. Terminamos un disco y ya tenemos tres temas para el siguiente”.

Volvamos, sin embargo,  a lo de grabar en directo, algo que la banda ya quería hacer con “La teoría del fuego” (16). “En aquel momento todos teníamos nuestros trabajos y, tanto por falta de tiempo como de medios, no se pudo hacer. Al final hicimos un documental y otro tipo de trabajo audiovisual para acompañar al disco, pero la idea previa era que se hubiera grabado en directo y con el vídeo acompañándolo. Al no poder, se nos quedó una espina clavada y nos la hemos sacado con “Antartida”, que fija un punto de inflexión en la evolución de la banda. Con él estamos definiendo un poco el estilo que vamos a desarrollar. Estamos abandonando ciertos espacios en los que estábamos más cómodos y arriesgando un poco más en cuanto a la composición. Es algo que nos motiva mucho y seguro que seguiremos por ahí”. Eso pasa también por cambiar la gestión interna, incluyendo la profesionalización de Desakato. “Tenemos la suerte de que, desde hace años, aunque no fuéramos profesionales, siempre hemos enfocado el grupo de forma muy profesional. Así que el salto tampoco fue tan grande. Ha sido sencillamente dejar los trabajos que nos estaban robando tiempo que emplear en nuestro grupo. Siempre vamos paso a paso, creciendo un poquito más con cada disco, pero nos hemos tomado las cosas muy en serio desde el minuto uno”. Con todo ello, Desakato llegan a una etapa de mucha estabilidad. Se transmite en esta gira de presentación, que les ha llevado por primera ve a América, en la larga lista de fechas con tickets agotados, etcétera. “Vas a tocar a cualquier lado y ves que en prácticamente en el noventa por ciento de las salas de la gira está todo vendido. Es un sueño para nosotros. Vender todo en Bilbao, que para nosotros es la cuna del rock alternativo y una ciudad en la que la gente tiene un criterio, no sé, la catedral del fútbol es San Mamés, y la catedral del rock es el Antzoki, nos hace una ilusión tremenda. Es nuestro sueño y lo estamos viviendo como tal”. Además tenéis el interés de festivales muy importantes. “Estamos flipando. Hemos tenido la suerte de poder tocar siempre en grandes festivales, pero el horario va mejorando y la afluencia de público también. Aunque flipamos más con las salas”.

Ahora falta encarar el nuevo material. “Somos un grupo que estamos componiendo constantemente. Terminamos un disco y ya tenemos tres para el siguiente. Igual acaban en la papelera y aparecen otras, pero siempre hay descartes que recuperamos. Cuando no tenemos que ensayar para un concierto concreto, nos dedicamos a hacer temas nuevos. Un día tenemos un riff que nos flipa y nos vamos todos a casa con una erección tremenda. Al día siguiente lo escuchamos y nos parece una puta mierda, pero siempre estamos buscando nuevas ideas. En el momento en que nos veamos preparamos grabaremos. De momento tenemos en la cabeza esta gira, porque tenemos mucha responsabilidad por lo que decíamos de la afluencia en las salas. En un festival puedes tocar delante de mucha gente que va al evento en general, pero cuando alguien para para verte a ti en una sala, eso tiene otro peso. Por eso lo primero es centrarnos en terminar esta gira en la que estamos metidos y luego ya se verá”.