“Queremos que la gente vea que hemos apostado por la música”
Entrevistas / Belize

“Queremos que la gente vea que hemos apostado por la música”

Alberto Bonilla — 04-09-2015
Fotógrafo — Ingrid Ribas

Con el reto de corresponder a su fichaje por Warner, Belize lanza su debut homónimo en el que podemos encontrar un cóctel de canciones pop con tintes electrónicos “sin ningún tipo de pretensión”. Tras una exitosa trilogía de lanzamientos, el grupo formado por los hermanos Fuertes recoge el testigo del pop más naíf y genuino y lo echa a volar en un trabajo con carácter unitario a la par que individual. De momento, el primer single, “Stab my heart”, sirve de aperitivo de lo que pueden hacer. El próximo 11 de septiembre llega la hora de la verdad.

A finales de 2013 presentabais “Egos”, canción con la que conseguisteis una gran repercusión, y al poco tiempo llegó Warner, ¿no os dio un poco de respeto fichar de forma tan repentina por una gran discográfica?

Ángel: Warner es sinónimo de trabajo profesional. Antes teníamos un toque más naif, con más pausa a la hora de hacer música, pero ahora tenemos unos plazos. Lo bueno de una gran discográfica es que nos han dejado trabajar más que quizás en el caso de una independiente. Ellos invirtieron en nuestro desarrollo artístico: ir poco a poco y hacer las cosas con más cabeza. No ha habido más que tutelaje por parte de ellos. Teníamos claro que queríamos hacer los vídeos de una manera y lo respetaron, teníamos claro que queríamos que fuese Hans Krüger quien nos grabase y también lo respetaron…

Ana: Para mí fue una noticia muy positiva pero muy imponente. Nos marcó un compromiso que antes no teníamos y eso nos ayudó hacer un trabajo mucho más responsable.

La trilogía de “Egos”, “Teenage wasteland” y “Ritmos” tuvo una gran recepción, algo que quizás no consiguió “Tik’al”, que fue estrenada meses después, ¿pensasteis que había muerto un poco el hype?

Ángel: Lo que tuvimos claro desde el principio es que la gente hoy escucha música canción por canción. Creímos que la mejor forma de hacer las cosas era ir sacando pequeñas pildoritas para llegar a más público. “Tik’al” es un tema muy distinto a lo que veníamos haciendo pero con él queríamos transmitir la faceta más electrónica del grupo y el trabajo hecho en cuanto a desarrollo musical. Pasaron 10 meses desde la trilogía de canciones hasta “Tik’al” y algo tenía que cambiar. Gracias a ello pudimos publicar el remix que nos hizo Delorean, que quizá con otra canción más pop no hubiese sido posible.

Ana: Para nosotros fue llegar a gente a la que antes no habíamos accedido. Con el tiempo hemos visto que ha sido una gran ventaja. Muchos de nuestros más allegados tenían una concepción de nosotros, quizás de música más accesible, pero al final no nos cerramos a nada.

¿Cuáles diríais que han sido vuestras influencias para este trabajo?

Ángel: Nos hemos fijado en muchas cosas. Youth Lagoon, Brian Eno, Tame Impala, Delorean, El Guincho, John Talabot…

Bien, pero centrémonos en el gran público que consume música sin pensar demasiado en lo que hay detrás, ¿cómo convencer a esa gente para que escuche Belize en vez de una playlist con Delafé, Xoel López, Is Tropical, Crystal Fighters, entre otros?

Ángel: Creo que aportamos canciones en el sentido más pop pero con un diálogo, no de forma unidireccional. Hay como dos vertientes en lo que cantamos. Quizás yo lleve la parte más reflexiva y Ana sea ese mensaje más optimista y espontáneo. En cuanto a melodía, son canciones muy tradicionales en cuanto a composición.
Ana: También la mezcla de idiomas creo es una nota diferencial.

¿Y si os acusan de pretenciosos por esa mezcla?

Ana: Yo canto en inglés desde pequeña y así es como me sale y me siento cómoda. Hemos compuesto el disco como en un inglés de mentira. ¿Pretencioso? No es lo que busco cuando quiero transmitir algo. Cuando “Egos” caló entre la gente yo no andaba muy concienciada en que íbamos a grabar un disco. Ángel fue muy listo en ese momento porque cogía el ukelele y me llevaba a sitios apartados para sacar melodías. Todo eso lo grabábamos en notas de voz que, en muchos casos, han acabado siendo parte de canciones que ahora están en el disco.

Ángel: Que haya haters o no, me da igual. Siempre los va a haber. Al final lo que me importa es que se transmita cómo salen las canciones de verdad y la historia de este disco fue más o menos así.

¿Podríais definir en tres palabras de que habla vuestro debut?

Ana: Habla de buscar el lado bueno de las cosas, del perdón…

Ángel: Y también de problemas de comunicación entre dos personas que no funcionan. La soledad de las personas en las ciudades también es algo palpable en las canciones.

¿Hubiese sido posible el disco sin ser vosotros hermanos?

Ángel: Imposible. Al final el concepto de Belize es llevarlo todo al terreno personal y en eso los dos hacemos un todo que hubiese sido imposible sin el entendimiento de una de las partes. Pero al final diría que es un disco muy colaborativo, abierto a todo el mundo. Han venido al estudio Henry D’Arthenay (La Vida Bohème), Lucas Malcorra y Jaime Arteche (Joe la Reina), Lucas Vilela (Garrastazu), entre otros, y cada uno han aportado su granito de arena.

Vuestro álbum cuenta con 15 canciones. Cuatro de ellas son partes instrumentales, otras cinco ya las habéis dado a conocer… ¿No pensáis que el disco puede tener poco recorrido por lo poco nuevo que queda por descubrir?

Ángel: Es cierto, podría pasar, pero de alguna manera la intención era esa. Nosotros creemos que la gente escuchará las canciones que ya conoce de una forma distinta porque, en el conjunto del disco, adquieren un valor y un sentido unitario nuevo. Los temas que estrenamos hace un año no tienen un discurso distinto a los del resto del disco, sino que fueron un punto de partida para continuar profundizando y creando nuevos temas. Queríamos saber hasta dónde podíamos llegar. Me gustaría que la gente escuchase el disco y dijera “este grupo ha apostado por la música”. Hay canciones conectadas entre sí, pero luego las sacas de su contexto en el disco y también funcionan.

Ana: Ahora cuando escucho el álbum veo que me faltan canciones, pero no tenemos un público fiel que nos haya escuchado tantas veces. El impacto que hemos tenido desde que formamos la banda es relativo. Es cierto que funcionaron los temas estrenados, en cuanto a número de reproducciones en Spotify y Youtube, pero no hemos llegado a tanta gente como para tener ya un público cansado de nuestros temas.

Si quisieseis invitar a un amigo a un concierto de Belize y no los conociera, ¿qué música le diríais que hacen?

Ana: Diría que tienen gusto por cuidar las canciones, la puesta en escena…

Pero eso no es un género o una idea concreta de la música que hacéis…

Ángel: Hacemos pop. Es un género quizá denostado, pero Michael Jackson es pop y a ver quién le critica. Nosotros no hacemos rock, sí algo de electrónica. Hoy en día está todo muy fragmentado en cuanto a géneros. Lo mismo le pasa al término indie, ¿qué es? También diría que hacemos un pop más ambiental, del que no se hace en España y en otros países sí que funciona o se entiende mejor. Aquí suele ocurrir que la gente te encorseta y ya no cree que seas un producto puro y honesto. Nosotros tenemos un apoyo discográfico, no vamos a negarlo, pero ¿y el tío que va de independiente pero se produce el disco gracias a la pasta de sus padres?

Ana: La música no es tu discográfica, tu look, las listas en las que apareces… No queremos limitar nuestra música a un público concreto. La idea es hacer lo que nos gusta e intentar llegar al máximo de personas.

¿Y la estética lo consideráis algo importante?

Ángel: Entiendo que a veces trastoque que sea todo tan idílico en nuestros vídeos… Es muy importante la estética, pero más importante es que el conjunto tenga sentido.

Ana: Ahora se consume todo por los ojos pero no hemos perdido nuestra esencia. Las chicas del grupo nos arreglábamos para los videoclips, aunque siempre utilizábamos lo que teníamos en casa… En el último videoclip y single, “Stab my heart”, hemos ido uniformados pero para no llamar la atención de forma estética.

Vuestro estreno en directo con las nuevas canciones fue en la Plaza del Trigo del Festival Sonorama, ¿cómo os visteis?

Ángel: Fue un buen estreno, pero sirvió para darnos cuenta que teníamos que trabajar mucho más.

Ana: La gente no ha escuchado el disco y eso también se notó, aunque vimos respeto e interés por parte de la gente.

11 de septiembre: punto de partida… ¿Qué plan de ruta tenéis para los próximos meses?

Ángel: Presentaremos el disco en Pamplona, luego estaremos en Madrid, Bilbao, Donostia y Barcelona también, y por último, empezaremos la gira a finales de octubre. La verdad es que tenemos muchas ganas de echar a rodar las canciones en directo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.