«No nos gusta quedarnos en nuestra zona de confort, sino ir avanzando y probando»
Entrevistas / Alison Darwin

«No nos gusta quedarnos en nuestra zona de confort, sino ir avanzando y probando»

Alejandro Caballero Serrano — 16-05-2021
Fotógrafo — Archivo

La formación barcelonesa Alison Darwin publica su álbum debut “Ficción y realidad” (Atomic Records, 21). Cuatro años después de su creación y tras dos EP’s, ya tenemos aquí su primer larga duración. Sobre él hablamos con Laura, vocalista de la banda.

Comenzasteis vuestra andadura en el mundo de la música allá por el 2017. Han tenido que pasar unos cuantos años, y dos EP’s hasta que llegar a “Ficción y realidad”. ¿Cómo ha sido todo el proceso de composición y creación del álbum?
En nuestro caso, que, aunque mucha gente piense lo contrario, componemos los tres. Siempre ha sido así. Desde que empezamos nos dimos cuenta de que era algo que podía ser un problema porque cada uno piensa diferente y tiene sus ideas, pero hemos tenido muy buena conexión. Nos compenetramos bien y tanto en los dos primeros EP’s como con el disco ha sido un trabajo en equipo en el que cada uno ha aportado lo que podía. Igual uno hacía una letra y el otro sacaba una melodía. Al final, en el local terminamos de cuajar entre los tres todas las canciones.

Diez composiciones marcadas por el rock, un género que os ha acompañado desde vuestros inicios. ¿Cuáles son vuestros referentes?
Muchas veces nos han preguntado por influencias y al principio decíamos que no teníamos porque escuchamos música variopinta. Es verdad que no cogemos tres o cuatro grupos de referencia y decimos “queremos sonar así”, pero de una forma u otra todo lo que escuchamos nos influencia. Hay grupos clave que a los tres nos gustan como Muse, Radiohead o Vetusta Morla e incluso de otros géneros como Twenty One Pilots. Cada uno escucha cosas muy diferentes. A lo mejor ves al bajista escuchando a Cupido o a Manel y al batería oyendo música clásica y a mí escuchando rap. Todas las influencias acaban definiendo nuestro estilo que es bastante ecléctico en algunos aspectos.

Sin embargo, cerráis el disco bajando las revoluciones con “Luna rota”. Una especie de bolero con ritmos más lentos que hace que encontremos un oasis entre todo el guitarreo anterior. ¿Por qué decidís que tiene que cerrar el disco?
No sabíamos si quedaría guay meterla en medio, como un oasis a mitad del disco. Pero para el álbum nos gustaba que empezara a saco y que las últimas dos o tres canciones fueran más calmadas y “Luna rota” te dejara como más pensativo. Nos gustó la sensación que dejaba.

¿Os costó hacer una canción con pulsaciones más lentas?
No, la verdad es que salió de forma bastante natural. En este caso fue Josep (batería) quien creó voz y guitarra y el bajista añadió un toque muy especial. Salió natural, es que es eso, al escuchar tantos estilos decidimos probar algo diferente.

Hasta ahora, habéis lanzado cuatro videoclips, uno totalmente en directo, otros dos en los que mezcláis una historia con vosotros tocando y “Danza Macabra”, en el que estáis representados a partir de animaciones.
Desde el principio le dimos mucha importancia al tema audiovisual. Desde siempre nos ha gustado hacer videoclips. Supongo que el rollo noventero en el que nos encajan nos hace querer apostar por el formato videoclip y en este caso nos apetecía probar. Tuvimos gente que nos proponía cosas, sin irnos muy fuera de nuestro estilo, y quisimos intentarlo todo. Lo de la animación fue super nuevo para nosotros, pero nos encantó y además a la gente le llamó mucho la atención este junto a los efectos visuales de “Gravedad”.

«En los conciertos de presentación se va a plasmar mucho la esencia del nuevo disco»

Mantenéis vuestra esencia cercana a los noventa, del grunge al indie-rock más convencional, pero vais un paso más allá para sonar actuales. ¿Cómo habéis vivido vuestra evolución?
Ha sido bastante natural. Al componer los tres nos vamos metiendo caña unos a otros para intentar probar cosas nuevas. También lo que escuchamos va variando y eso nos hace querer probar cosas nuevas. Eso nace de la inspiración ya sea de diferentes grupos, o cuando vamos por la calle, o cuando vemos una película. No nos gusta quedarnos en nuestra zona de confort, sino ir avanzando y probando.

Al margen de la evolución musical, empezasteis en inglés y dais un giro con el álbum, pasando a usar el castellano. ¿A qué se debe el cambio de idioma?
Surgió en el confinamiento, mientras veíamos desde casa como nos cancelaban un montón de bolos. En mi caso me puse a escuchar directos de grupos indie emergentes en español y me llamaban la atención. Te llega mucho, porque entiendes bien la letra, que yo hablo inglés, pero no es lo mismo. Se juntó con que el bajista tenía una crisis de no poder escribir y probó escribir en castellano y le salió, y que el batería siempre ha escrito en castellano. Luego llegó nuestro productor y dijo “¿queréis probar a hacer un tema en castellano?” y con todas estas inquietudes que nos habían surgido dijimos que sí y empezamos. Y en vez de un tema salieron diez.

Lanzasteis “Meaningless Sounds” (Ali D, 20) cuando apenas estaba comenzando la pandemia y casi un año después publicáis vuestro primer trabajo. ¿Cómo os ha afectado a vosotros la actual situación sanitaria?
Es verdad que teníamos muchos planes interesantes que se tuvieron que cancelar, sobre todo conciertos. Pero eso incrementó la inquietud de probar algo diferente y en castellano. No sé si se nos hubiera ocurrido mientras presentábamos el nuevo EP en inglés. Igual no hubiéramos dado ese paso, o por lo menos tan pronto. Quizás sí que nos ha ayudado. Hemos tenido la suerte de dar algunos conciertos, aunque echamos de menos los conciertos como antes. Pero hemos tenido suerte también en otros aspectos y hemos podido seguir haciendo lo que nos gusta.

Aunque cada vez es más difícil apostar por el formato físico debido al crecimiento de las plataformas de streaming, habéis decidido sacarlo en CD. Y no solo eso, sino que este ha llegado antes que la publicación en plataformas digitales. ¿Qué valor tiene para vosotros está edición física?
Nos cuesta mucho que un trabajo quede solo en digital. Cuando lo ves en físico es como que ya ves el producto totalmente terminado, aunque hoy en día no haga falta. También quizás porque como tenemos ese toque noventero nos hace querer apostar por el formato físico. De momento no por el casete, que es más complicado, o por el vinilo, que está ahí cerca, pero sí por el CD. Hemos visto que a la gente le gustaba el hecho de recibirlo uno o dos días antes y escucharlo antes que nadie. ¡Incluso he visto vídeos de gente escuchándolo! No lo tienen ahí para hacer bonito, sino que lo escuchan en coches o en reproductores de casa. Todavía hay gente a la que le gusta esto.

A pesar de la situación sanitaria, ahora os toca sumergiros en la carretera y presentar las canciones delante de vuestro público. ¿Cómo estáis preparando los nuevos directos?
¡Nos lo estamos currando! (ríe). Hemos querido dar un paso más allá y estamos probando cosas a nivel visual, porque al final somos tres en el escenario y yo canto y toco la guitarra y puedo dar espectáculo, pero siempre está bien tener un aliciente más. Todavía no lo hemos dicho, pero a nivel de luces estamos preparando cosas que están quedando bastante guais y de dinámica, de las canciones, habrá una mezcla entre español e inglés, pero no creo que sea nada malo. Estamos preparando un setlist potente, no lo hemos querido adaptar al acústico, porque nos gusta la caña. Aunque en los conciertos de presentación se va a plasmar mucho la esencia del nuevo disco.

«No nos gusta quedarnos en nuestra zona de confort, sino ir avanzando y probando»

De hecho, ya tenéis programados dos conciertos de presentación uno en Madrid y otro en Barcelona, junto a Anabel Lee. ¿Veremos alguna colaboración inédita entre vosotros y la banda de Terrassa?
Hay muy buen rollo con ellos, de hecho, se encargaron de grabarnos el videoclip de “Ayer”. Y ha surgido lo del concierto y puede que haya una o dos colaboraciones con Anabel Lee.

¿Nos podéis desvelar alguna otra fecha que tengáis ya programada?
¡Sí! El 30 de mayo estaremos en el Let’s Festival. Íbamos a estar en la edición pasada, pero se canceló por la pandemia. Será en la Sala Salamandra y nos encargaremos de cerrar el ciclo.

Ronda Rápida

Un artista nacional: Vetusta Morla

Un artista internacional: Twenty One Pilots

Un disco para escuchar en el coche: “My Love Is Cool” de Wolf Alice

Un disco que todo el mundo debería escuchar: “Nevermind” de Nirvana, un clásico

Una canción para llorar: “El tiempo” de Anni B Sweet

Una canción para bailar: “Deberías estar conmigo” de Anabel Lee

Colaboración Soñada: Muse

Vuestra mejor canción: “Gravedad”

Describe a Alison Darwin en una palabra: Potencia


Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.