Someone To Drive You Home (Anniversary Edition)
Discos / The Long Blondes

Someone To Drive You Home (Anniversary Edition)

8 / 10
Raúl Julián — 06-01-2022
Empresa — Rough Trade/Popstock!
Género — Indie rock
Fotógrafo — Archivo

Si bien ya habían dejado muestras de su potencial en base a algunos singles previos, lo cierto es que The Long Blondes irrumpieron en escena en 2006 con un debut poco menos que arrasador. En “Someone To Drive You Home”, el combo de Sheffield evitaba ofrecer un lote especialmente novedoso, pero a cambio presumía con orgullo de un indie-rock creíble, pragmático y de pasmosa solidez. Doce temas que no eran sino el resultado de jugar con las influencias entreveradas de Blondie, Siouxsie And The Banshees, Pulp (no en vano el disco fue producido por Steve Mackey), The Runaways, Veruca Salt, Wire, Elastica o Sleater-Kinney y la esencia del movimiento riot grrrl. Una serie de inspiradores que canalizaron en forma de composiciones de gran verticalidad y que, en la práctica, conformaban un estreno ciertamente goloso.

Sobre todo porque (casi) todas las piezas seleccionadas mantenían un nivel notable que equilibraba el propio concepto de álbum, como resultado de la química surgida entre el talento del guitarrista Dorian Cox –compositor principal de la obra en cuestión– y la magnética vocalista Kate Jackson. El lanzamiento se abría con el trío de ases inicial formado por “Lust In The Movies”, “Once And Never Again” y “Only Lovers Left Alive”, en lo que se imponía como secuencia que disparaba todas las alarmas. Un acierto que a continuación se repetiría en otras canciones que incidían en las especificidades del grupo sin ningún tipo de rubor, caso de “Separated By Motorways” o los singles “Giddy Stratospheres” y “Weekend Without Makeup”. El quinteto consiguió que su ópera prima sonase fresca en base a influencias evidentes y clásicas –aunque provenientes de diferentes décadas–, gracias al mismísimo acierto que hacía brillar sus canciones. “Someone To Drive You Home” fue un disco desafiante y de pulso nervioso, copado por temas pegadizos que destilaban punteos marcados, pose punk y referencias cinematográficas.

The Long Blondes destacaron dentro de aquella nueva hornada de bandas que incluía nombres como los de 1990's, The Pipettes, The Young Knives, Art Brut o The View, y que dieron forma a buena parte de la escena británica de aquella segunda mitad de la década. Uno de esos grupos que tenían todo de cara para triunfar, pero que dejó un segundo elepé algo más discreto –“Couples” (Rough Trade, 08)– y decidió disolverse después de que Cox sufriese un derrame cerebral de importantes secuelas. Unas opciones que, en su caso, pasaron por ese “Someone To Drive You Home” que ahora cumple quince años y resulta reeditado incluyendo un segundo compacto que agrupa las caras B de la época en un total de once cortes adicionales. La excusa perfecta para recuperar un trabajo que, década y media después de su lanzamiento, continúa resonando igual de solvente y agradecido que antaño.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.