Pet Shop Boys, hedonismo eurodance en el Sónar
Conciertos / Pet Shop Boys

Pet Shop Boys, hedonismo eurodance en el Sónar

7 / 10
Lluís S. Ceprián — 13-06-2013
Empresa — Sónar Music
Sala — Fira de Barcelona Gran Via 2
Fotógrafo — Gustaff Choos

Hacía once años desde la última visita de Pet Shop Boys al festival Sónar. En aquella ocasión lo hicieron en la edición de los récords, entre los cuales se encontraba el de asistencia, superando los 91.000 espectadores, un techo que no se lograría superar hasta el año pasado. Veremos si Neil Tennant y Chris Lowe vuelven a ejercer de talismanes este año y vemos como se pulveriza de nuevo esta marca.

El dúo de Londres vino con su gira de presentación del nuevo disco “Electric” bajo el brazo –el álbum se publica este fin de semana. Se trata de un disco que rinde homenaje a la música dance y el tono del espectáculo que presentaron anoche así lo plasmó ofreciendo unos arreglos en las canciones que rezumaron revival discotequero noventas por los cuatro costados. Pudimos ver un montaje menos colorista que el de su anterior gira con la presencia de una pareja de bailarines danzando por todo el escenario, siendo un perfecto contrapunto al habitual estatismo del binomio Tennant-Lowe.

El concierto lo iniciaron con “Axis” ese pelotazo de pop sintetizado que también abre su nuevo disco. Los visuales de fondo fueron el videoclip del tema, el cual muestra un túnel infinito que se recorre de forma acelerada, como si de una alegoría a la vida moderna se tratase. Lo enlazaron con “One More Chance” que interpretaron tras una inmenso telón en el que se proyectaban sus caras. En medio del tema intercalaron –viniendo a cuento- “Face Like That”. De ahí se fueron hasta los ochenta con “Opportunities (Let’s Make lots of Money)”, momento en el que por fin se aparecieron al público. “Memory of the Future” de su anterior disco sirvió para coger un poco de aire antes de volver a levantar los ánimos con “Fugitive y su poderosa intro revienta-pistas.

“Integral” supuso el preludio de “Suburbia” y “I’m Not Scared”. Y aquí es donde entraron en el momento más calmado del concierto con la triada “Invisible”, “Last to Die” y la versión de Leonard Bernstein “Somewhere”. Luego fueron torpedeando uno a uno temas de baile pertenecientes a su historia más reciente como “Leaving”, “Thursday”, “Love etc.” y “I Get Excited”. El tramo final fue un apetecible viaje por algunos de sus hits indispensables como “Rent”, “It’s a Sin”, “Domino Dancing”, “Go West” y “Always on my Mind”. Así se plantaron en el bis. Había pasado una hora y media en la que habían interpretado 22 temas. Y tras un descanso de apenas un minuto cogieron la directa y fueron a rematar la faena con la obligada “West end Girls” y “Vocal”, un auténtico pelotazo de baile, que se encarga de cerrar también “Electric”.

Lo que vimos anoche fue sin duda una muestra más de la versatilidad de este dúo, capaz de reinventar sus puestas en escena con cada nueva gira. Esta vez se decidieron por el musical, a medio camino entre el hedonismo eurodance y la tragedia griega. Estructurado en cuatro partes -en cada una incluyó un tema de su nuevo disco- dieron rienda suelta a todo su imaginario sonoro, eso sí, empapado hasta los huesos de la estética de sus producciones de hace un par de décadas.

4 comentarios
  1. ¿Cómo es posible que hagáis la crítica del concierto antes de que sea el concierto?. Lamentable.

  2. Lo que es lamentable es ir de listo y cagarla. PSB tocaron ayer y volverán a hacerlo el sábado…

  3. el segundo comentario me ha quitado las palabras de la boca, aunque añadiría un:
    lerdo jajajjaa

  4. El mejor grupo pop de la historia, no cabe duda. Qué digo pop, el mejor grupo y punto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.