La cal y la arena
Conciertos / Dum Dum Girls

La cal y la arena

5 / 10
Alfredo Arias — 05-06-2014
Empresa — Ticketmaster
Sala — Joy Eslava, Madrid
Fotógrafo — Alfredo Arias

Aún calentaba el sol en la calle cuando abrieron la noche Fuckaine que empezó tocando ante unas veinte personas y acabó con casi todo el público en la sala y un entusiasmo contagioso en las primeras filas. Ingrato abrir así, pero a ellos ni les afectó y lo demuestra la entrega demostrada sobre las tablas en lo que podríamos clasificar como un  concierto perfecto de principio a fin. Presentaban su disco “Totally Contagius” en unas condiciones fantásticas, con la incorporación de un miembro más a los teclados y programaciones y tocando todos en línea pegados al borde del escenario. Llevo siguiéndoles como año y medio, y de lejos este ha sido su mejor bolo. Centrados, claros, con un repertorio sorprendente y una apuesta que no deja de maravillarme. Pasan del inmovilismo a la epilepsia con la misma facilidad que se aceleran o ralentizan si es necesario, siempre con un punto de sorpresa. Un diez, sí señor.  

Las Dum Dum Girls pisaron el escenario no siendo tan girls como antes. La primera sorpresa era la incorporación de un chico a la guitarra en un discreto segundo plano. La segunda era un set list modificando el nombre de las canciones con títulos algo picantes. Una broma particular que les aflojó la risa antes de empezar. Algo que me llamó la atención desde el principio es comprobar  como “Too True”, su reciente disco, ha conseguido dar un toque más pop aún a su repertorio antiguo, haciendo más chocante una propuesta estética súper siniestra con la dulzura pop, lo que las hace más inquietantes.

Aunque vistan de negro son como la gran esperanza blanca, están siempre a un paso de triunfar. La frase más oída tras sus conciertos es: “no tuvieron una noche muy allá”. Tienen temas, estética, una cantante con actitud, suenan bien, pero su pose naif, en plan esto no va con nosotras, acaba dejándote un poco frío y terminas por perder todo interés por el concierto. Incluso cuando se entregan a los bises parece que lo hacen con desgana, aunque temas como “Lost Boys & Girls Club” y “Coming Down” deberían ser un punto álgido, al igual que “Lord Knows, sin embargo hay  algo que no funciona. Quizás sea esa pose tan medida y teatral, o la esperanza de algún guitarrazo de rabia para acabar de desatarte. No lo sé.

2 comentarios
  1. No seré yo quien diga que fue un concierto sobresaliente, aunque no estuvo mal. Pero si hubo pose fue la del público congregado. A la que parece que el concierto se la repanpinflaba. Se les oia casi mas a ellos que a los musicos. Asi cualquiera pide momentos de conexion con el publico!

  2. Por cierto, el guitarrista "sorpresa" es el cantante de Cocodriles y marido de la cantante. Colaborador habitual del grupo como guitarra de apoyo y eventual compositor.
    Mal asunto juntar fiesta y concierto, de donde salieron los de la comunion?

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.