J Balvin desnuda sus miedos en el Festival de Toronto
Noticias / J Balvin

J Balvin desnuda sus miedos en el Festival de Toronto

Begoña Donat — 16-09-2020
Fotógrafo — Archivo TIFF

El documental “The Boy From Medellin” muestra la lucha de J Balvin contra la depresión y su rechazo a significarse en política. Una pieza cinematográfica indispensable para entender a la persona que hay tras la gran estrella.

El 30 de noviembre de 2019, horas antes del concierto multitudinario de J Balvin (Medellín, 1985) en su ciudad natal, el príncipe del reggaetón recibió llamadas de ánimo de Jay Z y del vocalista de Black Eyed Peas, will.i.am. Ambas luminarias de los sonidos urbanos eran conscientes de que actuar en el estadio Atanasio Girardot era un sueño largamente acariciado por el autor de “Mi gente”. Semejante respaldo es una muestra del estatus de estrella del artista de música latina, cuya canción favorita no es, sin embargo, una rompepistas de hoy día, sino el clásico de la salsa “El cantante”.

Como confiesa en el documental “The Boy From Medellín”, presentado estos días en el Festival de Toronto, el colombiano se reconoce en la letra del tema inmortal de Héctor Lavoe, que reza: “Me paran siempre en la calle. Mucha gente que comenta: tú estás hecho siempre con hembras y en fiestas. Y nadie pregunta si sufro o si lloro, si tengo una pena, que hiere muy hondo”. Puede que su alter ego transmita una imagen de perreo, exceso y fluorescentes, pero José Álvaro Osorio Balvin hace años que afronta con meditación sus ataques de ansiedad y reincidentes problemas de depresión. Así lo comparte en el inicio del concierto en México con el que arranca el documental. “Si alguno de vosotros ha pasado un mal momento, no ve la luz y se siente en las tinieblas, a mí también me pasa”, asume antes de pedir a sus fans que enciendan la luz de sus móviles para acompañar la aplaudida balada “La canción”.

La película, dirigida por Matthew Heineman, sigue a Balvin durante los preparativos del directo más importante de su fulgurante carrera. A lo largo del metraje alterna el baño de masas con la intimidad que comparte con un reducidísimo séquito de amigos y familiares. Heineman, ganador de dos premios Emmy por “Tierra de cárteles” y considerado por Sundance como “uno de los más talentosos y estimulantes directores de documentales de la actualidad”, rompe con una filmografía volcada en la radiografía de las guerras y la lucha contra el narcotráfico. “Cuando conocí a José, me di cuenta de lo especial que es, una persona honesta, transparente y clara en sus emociones y en transmitir lo que está atravesando”, ha expuesto en el TIFF el realizador del filme, que será estrenado por Amazon.

Su cámara recoge la vulnerabilidad de un artista que lucha por acabar con los estigmas de la enfermedad mental en lo personal y de la mala prensa de su ciudad en lo colectivo. “Nací en Medellín, que es conocida en el mundo por la actividad de los narcos. Estoy muy cansado de eso. Somos mucho más. De modo que estoy orgulloso de poder mostrar una nueva cara de Colombia a través de esta película que recoge los sueños y el trabajo esforzado de un artista, la sonrisa de su gente, la buena vibra y el apoyo que nos damos unos a otros”, ha aplaudido J Balvin en un encuentro por Zoom con la prensa.

El cantante, ganador de cuatro premios Grammy, invitado de Saturday Night Live, abrazado por Obama tras un mitin del Partido Demócrata, nunca se había posicionado políticamente. De hecho, a lo largo del metraje se autodefine como “ni de derechas ni de izquierdas”. Su intención es entretener. Pero a su llegada a Medellín en noviembre del año pasado, el país estaba sumido en un momento convulso. Las protestas callejeras de estudiantes contra el presidente Iván Duque iban en aumento, las llamadas a la implicación del cantante se sucedían en las redes. Su neutralidad se ve desafiada y el documental capta la incertidumbre. Lo llaman tibio, “estrella del desapego que ve desde Miami el fuego, pero no está en la candela”.

Los espectadores del documental asisten a la fuerza vibrante de su directo, pero también a una reflexión sobre el papel de los artistas. ¿Expresará su opinión sobre el futuro de la juventud en Colombia en el concierto?¿Se mantendrá en el apoliticismo? El suspense se resuelve en los últimos, vibrantes momentos de un documental que humaniza a la súper estrella.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.