“Synthpunk es una buena definición para el sonido del disco”
Entrevistas / Will Butler

“Synthpunk es una buena definición para el sonido del disco”

Sergio Ariza — 11-09-2020
Fotógrafo — Archivo

La carrera de Will Butler siempre estará asociada a la de Arcade Fire, uno de los grupos más importantes del siglo XXI, pero el pequeño de los hermanos Butler está logrando crearse una más que interesante carrera en solitario, en la que también se podría contar su papel como principal responsable de la banda sonora de “Her”, de la que ahora anda presentando su segundo disco, “Generations”, un trabajo en el que habla sobre cómo la familia en la que crecemos y sus circunstancias determinan en muchas maneras nuestras decisiones posteriores.

Desde la publicación de “Policy”, en 2015, Butler también ha tenido tiempo de sacar un disco en directo, “Friday Night”, escribir canciones para la obra “Stereophonic” de David Adjmi (un trabajo que verá la luz a principios de 2021 en Broadway y sobre el que Butler tiene grandes esperanzas de poder convertir en un disco propio), además de sacarse un título de Política en la Universidad de Harvard, algo que se nota en las letras de este “Generations”, en el que Butler se pregunta por los problemáticos inicios de EEUU, y todavía más, por su borroso presente.

Este es un álbum llamado Generations que tiene como portada de una huella dactilar, ¿qué importancia tienen las circunstancias y la familia en la que crecimos para ti?
Mucha, creo que han determinado mi vida entera. Parte de la idea de este disco es que mi bisabuelo decidió ser un músico a finales del Siglo XIX y 150 años después mi vida está determinada por cosas que ocurrieron hace más de un siglo. Así que sí, muy conscientemente en el plano musical y menos conscientemente en el lado político y el resto de las cosas.

Has dicho que “Policy” era como un libro de cuentos, y que “Generations” es más bien una novela, ¿significa esto que “Generations” es un álbum conceptual?
No creo que se le pueda considerar como un disco conceptual pero sí que tiene una línea argumental, las cosas de las que hablo y los personajes aparecen por todo el disco, es más como una sola idea. En “Policy” sí que había un grupo de distintos personajes.

“Creo que es bueno tener momentos de impotencia, es normal sentirse impotente a veces y tener ese tipo de emociones”

También has dicho que es un disco sobre ti mismo como individuo, alguien que es rico, blanco, mormón, yanqui, padre y músico, ¿cómo logras conectar con otras personas que no son todas esas cosas?
Creo que tienes que alcanzar lo universal a través de lo particular, no tiene porque ser una historia general sobre algo, usas detalles, como que té están bebiendo y de qué color es la habitación en la que están, y aunque no hayas estado nunca en una habitación así te puede interesar sobre lo que están hablando, sobre todo si es interesante y es verdadero. En la historia de la música hay una larga tradición de hacerse pasar por otro, lo que me parece bien, puede ser muy interesante, pero también hay una larga historia de no hacerse pasar por otro, y supongo que este disco está en esa parte.

“Surrender”, el primer single de Generations, recuerda a Arcade Fire, tiene ese punto coreable que lo hace perfecto para ser cantado en directo, ¿cuánto echas de menos subir al escenario? ¿Va a haber algún tipo de presentación en directo para este álbum o con la crisis del coronavirus es imposible?
Ahora mismo es imposible, supongo que en algún momento se podrá hacer algo, pero ahora mismo no creo que nadie tenga la posibilidad de tocar.

En el video de esa canción hablas del movimiento Black Lives Matters y de los últimos casos de brutalidad policial. Recientemente te graduaste en política pública en Harvard. ¿Cómo crees que el país puede lidiar con esto en un momento en que parece más dividido que nunca?
Creo que, para bien o para mal, no es una cosa por todo el país, son ciudades específicas y estados específicos. Todos estos departamentos de policía están dirigidos por las ciudades y financiados por los estados. Las próximas elecciones entre Trump y Biden van a ser súper importantes, pienso votar por Biden por cierto (risas), hay muchas esperanzas de que se puedan cambiar las cosas, especialmente en el departamento judicial. En lugares como Minnesota o Minneapolis hay esperanza de que las cosas cambien para mejor. Puedes cambiar tu ciudad e incluso tu vecindario, es un trabajo enorme pero hay que hacer ese trabajo a nivel local.

Por cierto, ¿te ha gustado la elección de Kamala Harris como vicepresidenta por parte de Biden?
Sí, estoy moderadamente feliz.

La última canción del álbum, “Fine”, es un homenaje a tu abuelo, el gran Alvino Rey, desde la música swing hasta la letra, pero también parece una metáfora sobre el peso de nuestros antepasados como personas y como países. ¿Está América manchada por el hecho de que sus padres fundadores, con George Washington a la cabeza, fueron dueños de esclavos?
Sí, pero creo que casi todos los orígenes de los países están manchados por algo. Y esto viene de antiguo como la creación de Roma con dos gemelos y uno mata al otro, casi toda la historia está basada en algo horrible, asesinatos, etcétera, a un nivel tanto mitológico como práctico y hay que lidiar con ello. Pero sí, me importan más las particularidades de EEUU porque soy de allí, pero es algo que afecta a casi todos los sitios.

“Suena a cliché, pero todos los discos son como mis hijos y no tengo perspectiva para valorarlos”.

“Hard Times” es una oscura canción synth-pop, con alguna influencia de Depeche Mode, pero en la letra dices que los tiempos difíciles no te importan mientras yo esté contigo, ¿estás de acuerdo con la banda británica Idles cuando dicen que la alegría es un acto de resistencia?
Sí, sí, claro que me identifico con eso. No siempre, claro, porque la alegría cuando te enfrentas a algo, no sé, como el mal puro… Pero sí la alegría puede ser un acto de resistencia, es desde luego algo muy, muy importante.

Lo digo porque en tu disco encuentro esa dualidad entre intentar pasar lo mejor posible estos tiempos difíciles pero también un cierto de halo de depresión por todas las cosas que están pasando. Por ejemplo en “Close My Eyes”, otro punto culminante del álbum, una canción agridulce con sentimientos encontrados sobre la caótica situación mundial, “en mi mente quiero elegir lo correcto pero sabes que ya es bastante difícil respirar”, así que, ¿qué podemos hacer en tiempos como estos?
Creo que es bueno tener momentos de impotencia, es normal sentirse impotente a veces y tener ese tipo de emociones. Creo que el objetivo general es que la gente pueda vivir tranquilamente y no muera por razones estúpidas, o que no les detengan por razones estúpidas. Que vayan al colegio, vayan a trabajar, salgan con sus amigos y no tener que pensar en otras cosas. Ese es el objetivo, es como la utopía, es normal querer vivir en esa utopía para cualquiera, pero es más problemático vivir esa utopía si eres rico y poderoso, porque puedes, y terminas, rompiéndosela a todos los demás.

En “Not Gonna Die” no dejas de repetir “deja de decir que una madre, un chófer, un granjero, mis amigos, mis vecinos… me van a matar”, ¿a quién va dirigida esta canción?
Esa canción surgió tras la masacre en París, en la Sala Bataclan, todos los atentados fueron horribles pero ese en particular me tocó muy de cerca. Nunca habíamos tocado allí pero sí que lo habíamos hecho en casi cualquier otra sala de París, tampoco tenía amigos entre el equipo pero sí que tenía amigos que los conocían. La cosa es que como un mes después estaba comprando en Nueva York, en la Quinta Avenida, algo para mi mujer o su hermana y estaba abarrotado y tuve un momento de pánico, fue solo un segundo, pero me pregunte “¿y si alguien saca un arma ahora y empieza a disparar?”. Pero luego me tranquilicé y pensé no voy a morir en la Quinta Avenida haciendo la compra de Navidad. Me enfadé tanto, no solo con los terroristas sino con los políticos que estaban propagando toda esa mierda contra la inmigración, como por ejemplo Mike Pence antes de que fuera Vicepresidente, diciendo cosas en plan “dejad de dar asilo a los refugiados”. Y yo pensaba una mujer que ha abandonado Guatemala por malos tratos no va a venir a matarme, pedazo de mierda. Me cabreó muchísimo caer en eso, porque vi que estaba funcionando, todo el mundo estaba muy asustado, yo también, y eso me puso furioso.

“Outta Here” comienza el álbum mezclando sintetizadores y guitarras, algo que se repetirá a lo largo del disco, ¿cómo definirías este álbum musicalmente? ¿Synthpunk? ¿Qué has estado escuchando mientras trabajabas en él?
Me gusta, synthpunk desde luego es bastante acertado, es bajo con sintetizador y batería en directo, es un disco de rock & roll pero que también mira en otras direcciones, algunas son como Randy Newman y otras son como Depeche Mode, pero creo que el bajo sintetizado es como el río que atraviesa todo el disco, es como el trasfondo de todo el disco. Era importante para mí mantener ese bajo, como si fuera una constante, aunque a veces sea incómodo y fuerte.

¿Y hubo algún grupo o disco en particular que escucharas a la hora de preparar este disco? Algo que te orientara a la hora del sonido a elegir para este disco
Estoy intentando acordarme, pero creo que fue algo mucho más aleatorio, como alguna lista de esas que aparecen en Spotify, esos Top 50 en los que hay parte que es una basura y otra que es ‘avant-garde’, como la cosa más casual posible, hubo parte de eso y cosas más clásicas como los Eurythmics.

¿Cómo fue la experiencia de escribir canciones para Broadway, para la obra de David Adjmi Stereophonic?, leí que se estrenará a principios de 2021, ¿piensas grabar esas canciones por tu cuenta?
Sí, tenemos grandes planes sobre eso, sobre hacer un disco de verdad sobre esas canciones, Adjmi es un genio, es un verdadero dramaturgo, fue una experiencia similar a escribir la banda sonora de “Her” para Spike Jonze.

Hablando de eso, mucha gente sigue esperando el lanzamiento de esa banda sonora en vinilo, ¿cómo va eso?
(Se ríe) Está en la lista, no en lo más alto, pero, sin duda, está en la lista, ocurrirá un día de estos.

Grabasteis parte de vuestro primer álbum en el estudio de grabación casero de Aaron Dessner, ¿has escuchado “Folklore” de Taylor Swift?
Lo terminé de escuchar ayer mismo, justamente

¿Se han roto definitivamente las barreras entre el indie y el pop?
Creo que sí, creo que quedan muy pocas barreras sónicamente por caer.

Desde luego ese disco suena a indie…
Sí sí, totalmente, de hecho casi me muero de risa con lo mucho de los Dessner que hay ahí. Me ha encantado, por supuesto.

Me gustaría preguntarte sobre “The Suburbs” porque hace poco se ha cumplido su décimo aniversario y escribí un especial sobre el disco, ¿cómo crees que ha envejecido el álbum?
Creo que ha envejecido muy bien.

¿Y cómo lo clasificas en relación con el resto de la discografía de la banda?
Suena a cliché, pero todos los discos son como mis hijos y no tengo perspectiva para valorarlos. Están todavía muy cerca, puede que cuando tenga setenta años pueda decirte algo pero ahora no tengo perspectiva.

¿Cómo te está afectando esta pandemia como ciudadano, pero principalmente como músico?
Es horrible, ves a todos estos locales que tienen que cerrar, como esos maravillosos clubs para 100 personas, que tenían al de sonido, al que atendía a la barra, a otro de seguridad, y toda esta gente se está quedando sin trabajo, y para muchas de estas personas este era su segundo trabajo, pero su trabajo principal también ha dejado de existir. Es realmente horrible contemplar todo esto, pero creo que todavía hay una oportunidad en América de hacerlo bien, de meter dinero donde está el problema, no lo solucionará del todo pero puede hacerlo tolerable. Es verdaderamente aterrador y desgarrador ver que el Gobierno no está haciendo nada. La única entidad que puede hacer algo es el Gobierno, porque es un problema de miles de millones de dólares… Pero tenemos a Trump así que no tengo mucha esperanza de que se vaya a hacer algo. No quiero ser pesimista pero van a ser seis meses de caos y destrucción, así que imagínate lo que va a pasar después de todo esto…

Quiero hacerte una última pregunta, en una entrevista reciente con el NME dijiste que las sesiones para el nuevo álbum de Arcade Fire se han pospuesto, ¿hay alguna fecha en el horizonte en la que reanudarás la grabación?
Normalmente nos lleva entre un año y un año y medio grabar un disco, y creo que todavía no vamos retrasados, pero viendo lo loco que está siendo todo este año es difícil saberlo.

Sergio Ariza

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.