Vuelta a la acción
Entrevistas / Lagwagon

Vuelta a la acción

Redacción — 25-06-2003
Fotógrafo — Archivo

Continúan conservando una imagen, un talante y una actitud juvenil (eso está fuera de toda duda), pero que nadie se lleve a engaño: a los miembros de Lagwagon tenemos que empezar a tratarles como a unos auténticos veteranos. Unos clásicos si se quiere, porque el punk o hardcore melódico les debe mucho. Como mínimo, buena música, entretenimiento y desparpajo. Han crecido mano a mano con Fat Wreck, sello que les ha catapultado a un puesto de honor en la tan abarrotada escena melódica. "Blaze" es su nuevo disco, cuya grabación -según nos comenta Joey Cape- fue como una larga travesía por el desierto. "Creo que perdimos nuestra identidad. Durante un período largo de tiempo no pudimos encontrar la química necesaria. Cuando una banda está junta durante tanto tiempo como Lagwagon acaban sucediendo cosas como ésta.

"Sé que lo que tú querías es que cargase contra las bandas punk corporativas, pero no lo haré"

Estoy contento porque hemos sobrevivido y hemos hecho el disco que queríamos. Primero grabamos seis canciones con Ryan Greene que teníamos desde hacía ocho meses, y lo hicimos en una semana más o menos. Al poco tiempo volvimos a los mismos estudios y grabamos el resto del material en unas tres semanas. Trabajamos en Los Angeles, en San Francisco, yo trabajé las voces con Angus Cooke en Santa Barbara, y fue fenomenal, porque ya habíamos trabajado juntos en Bad Astronaut. Finalmente Ryan Greene y yo acabamos de mezclarlo en los Motor Studios". Escuchar de nuevo canciones de Lagwagon es siempre una buena noticia, aunque después de cuatro años sin material que ofrecer esperábamos alguna novedad. "Hemos trabajado justamente en lo que necesita Lagwagon. Yo sí veo diferencias sustanciales entre cada uno de los discos del grupo". En los primeros cuarenta segundos del disco se albergan ciertas esperanzas de cambio, de introspección, de experimentación, con un sonido acústico que puede recordar a Pearl Jam. "Me hace gracia que digas eso. Justo ahora he finalizado un disco acústico, aunque no sé cuando saldrá al mercado. Hago algunas versiones de Lagwagon y creo que puede ser un split con Tony Sly de No Use For A Name. Espero que Fat Wreck pueda editarlo. ¿Pearl Jam?". Además de esas acústicas, sorprende el chelo que aparece en "Bill Club". "Creo que en ese tema tenía mucho sentido. Me encanta el ambiente que aporta, es muy bonito el sonido que genera este instrumento". El propio Joey Cape ha hecho referencia anteriormente a Bad Astronaut, el proyecto que comparte con músicos como Marko 72 de Sugarcult. "Esos chicos son muy amigos míos, sobre todo Marko. Me gusta su disco de debut, tiene grandes melodías, aunque sospecho que las nuevas canciones son mucho mejores, y por tanto el nuevo será muy bueno. También será más duro que el anterior". Una nueva generación les ha arrebatado protagonismo, imponiéndoseles en los medios, pero consiguiendo situar al punk en un lugar de privilegio en el que no estaba hace cuatro años. "Yo disfruto con una canción simple. Muchas de esas bandas son amigas mías. Mañana, por ejemplo, voy a ir al estudio de Blink 182 para visitarles ahora que están grabando. Sé que lo que tú querías es que cargase contra las bandas punk corporativas, pero no lo haré. Yo me limito a escuchar música y no me importa lo famosa que pueda ser una banda. Mi criterio se basa en la composición. Si me gusta la canción, la escucho. Así de simple". Ya que se muestra tan interesado en alabar a compañeros y rivales, le pido que se moje un poco más. "De Fat Wreck me gustan mucho Rise Against. También me gusta mucho una banda llamada Logh, que son suecos y tienen dos discos en Bad Taste, aunque no hacen punk. Escucho casi todo lo que cae en mis manos y, lógicamente, a veces me gustan esos discos y otras no. El gusto es totalmente distinto dependiendo de las personas, nadie sabe qué arte es bueno y qué arte es malo". Cambiando de tercio, "Blaze" nos transporta a otra época, a otros episodios que forman parte de la historia reciente. "Trata sobre la pérdida de lo americano y de su inocencia. A mí me parece divertida". Curioso, teniendo en cuenta la situación por la que están pasando actualmente los Estados Unidos. Por ello me intereso por su postura al respecto. ¿Se siente Joey Cape una persona que pueda expresarse con libertad absoluta? "El ejemplo es Michael Moore. Yo no tengo ningún problema con él, porque habla por si mismo y se expresa como un individuo. Mi problema es con la reacción americana más que con alguien que pueda discrepar. ¿Qué esperaba la Academia de él? Creo que Tim Robbins y Susan Sarandon fueron valientes al decir lo que pensaban. Estamos en tiempos de miedo en América. La gente es perseguida por decir lo que piensa y expresar sus opiniones, lo cual me recuerda al régimen de Irak. Nuestro gobierno quiere instalar la democracia en otros países y no se da cuenta de que está perdiendo sus derechos democráticos en su propia casa, paso a paso".

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.