Quemando tópicos
Entrevistas / Enrique Morente

Quemando tópicos

David Oancia — 01-01-1999
Fotógrafo — Joan Tomás

Enrique Morente es una de esas figuras míticas capaces de cambiar el rumbo de todo un estilo musical. Desde su llegada a Madrid, en los años sesenta, no ha dejado de aguijonear todos esos tópicos que atrofian el flamenco, abriéndose un camino propio y sin lastres en el que si ha conseguido esquivar la muerte en la hoguera por herejía ha sido precisamente por la fuerza y elegancia de su cante. Al cabo de tantos años de carrera, Morente se ha convertido en un maestro indiscutible de todos los palos flamencos, aunque él persista en inventarse y desafiarse a sí mismo una y otra vez.

Sus discos han roto algunas de las reglas sagradas del flamenco,sí, pero también han conseguido retratar Andalucía tal y como es en los noventa: empapada de tradición pero buscando siempre nuevos sonidos. El mejor ejemplo quizás sea ese “Omega”,su penúltimo disco, un mano a mano con Lagartija Nick en el que versiona a Leonard Cohen y Federico García Lorca. Ahora le toca el turno a “Lorca”, un homenaje cantado con pasión, elegancia y respeto en el que las melodías y ritmos creados por la Barbería del Sur y la colaboración de las Voces Búlgaras en un par de coplas consiguen que el legado del poeta resulte más moderno y radical que nunca.

Nuestra propuesta tenía que estar a la altura: escuchar una serie de discos que pensamos le podrían interesar, y comentarnos sus impresiones.El cantaor llega a la oficina madrileña de Mondo Sonoro con toda una cohorte de devotos, incluyendo a alguno de los miembros de Lagartija Nick. Pantalones negros, camisa amplia de seda blanca y pelliza. Poco apoco el escepticismo inicial fue relajándose y Morente acabó incluso disfrutando de la entrevista.Y lo que es más, dejó constancia de un oído musical privilegiado y de un fino sentido del humor.

“Un Tiro al Aire” (Camarón De La Isla, del disco”Una Leyenda Flamenca”)
(Morente escucha, sonríe,): Es una maravilla de cante, un sabor de cante histórico, ¿no?

Uno de tus discos más emblemáticos es el homenaje a don Antonio Chacón. ¿Quién te impresiona más ahora mismo, él o Camarón?
Le hice un homenaje a ese cantaor genial en un momento que estaba muy mal visto, no estaba nada valorado, pero yo era un apasionado de su talento.Pero la fuerza que te dan las personas con quien te has liado en vida siempre supera a los mitos; a Don Antonio le conocí por fotografías,y con Camarón me lié mucho como amigo. Una foto, por mucho que la idealices, no deja de ser papel.

¿Cómo era Madrid cuando tú llegaste en los años sesenta?¿Qué te enseñó Pepe el de la Matrona,uno de tus grandes maestros?
Me enseñó la pasión por lo que es el rigor del cante grande. En aquella época había muchas tabernas, muchos tablaos de flamenco importantes, gente muy buena, un ambientazo. Pero también había mucha miseria. Me gusta Madrid ahora más que entonces,porque tengo un abrigo que abriga más que antes (risas).

“Algo Sucio, Algo Eléctrico” (Lagartija Nick, del disco “Inercia”)
(Responde casi de inmediato): Esto es Lagartija Nick. Son los capitanes,mis colegas, son de puta madre, unos tipos lo más parecidos posible a un ser humano.

“Omega” fue algo bastante arriesgado. ¿Cómo surgió ese proyecto?
Sí, casi arruiné mi carrera con ese disco (carcajadas).A mí me inspiraba trabajar con Lagartija porque me impresionan, y sabía que yo a ellos también; en una noche de copas, que eses el único momento en el que un ser humano se desinhibe y dice lo que siente de verdad, empezamos a tratarnos y quedamos para hacer algo.Hay una parte de los entendidos -yo le llamo la afición- a la que el disco ha gustado muchísimo; no por el resultado, sino por la intención y porque sugiere muchas posibilidades. Es un disco que gusta mucho o no gusta nada. Pero otro sector de los flamencos no lo han entendido; piensan que quieres abrir el camino del futuro flamenco, que quieres imponer una nueva doctrina, que estás haciendo la revolución bolchevique del flamenco. Y nosotros solamente pretendíamos hacer un Lorca anticonvencional.Creo que cuando haces las cosas con ilusión y con ganas de hacer arte logras siempre un resultado positivo, incluso en el peor de los casos.

“Wahrane” (Khaled, del disco “Khaled”)
De entrada me parece un cante un poco desesperado… Pero es una impotencia toda esta complicación de lenguas que tiene el ser humano y no entender nada. Me ha parecido desde el principio que este señor tiene voz de cantaor… Canta muy bien. ¿Khaled dices que se llama? Canta muy bien el tío… Es absurdo, podría estar cantando en español perfectamente. Para mí el flamenco y el mundo árabe son sonidos familiares. Otra cosa son los exagerados que dicen que el flamenco viene de un pueblo del mundo árabe, o de India, o de Grecia. Pero sí que tienen mucha familiaridad. Este Khaled, por ejemplo, podría cantar flamenco perfectamente. Yo he tocado en Marruecos y en Túnez. Guardo un buen recuerdo de esos conciertos, gustaron muchísimo. Me impresionó mucho ver llegar a las moras con sus niños en brazos, fue algo queme recordó a un festival de los nuestros en cualquier pueblo andaluz.Yo iba con recelo por si no gustaba, me habían dicho que había mucha incultura; pero no, si un tío canta bien, canta bien, da igual de dónde sea.

“Saeta” (Anónimo, del disco “The Alan Lomax Collection”)
(Morente cuando se da cuenta de qué es, me hace una señal para que quite el compacto). Es un cante muy bonito que me gusta muchísimo,pero que sólo puedo oír en su época. No es que sea supersticioso, pero no me pide el cuerpo oírlo ahora. Me gusta oírlo desde febrero hasta que termina la Semana Santa. Después ya no me lo pongo, pero durante ese tiempo me gusta más que nada.

¿Cómo definirías la voz andaluza?
Es muy difícil decirlo. Es diferente en tiempos de guerra, de paz, en tiempo de sequía… Cada época del año cambia de color; porque uno se siente diferente en agosto que en diciembre, y la voz también, tiene otra expresión. Por ejemplo, la saeta escomo una flecha de música, un mensaje de religiosidad, de dramatismo,de dolor. Tiene una carga diferente de los villancicos, que se cantan con un trozo de turrón en la boca, una copa de aguardiente en la mano,medio mareados… La expresión de la voz cambia totalmente.

“El Quinto Regimiento” (Charlie Haden, del disco “Liberation Music Orchestra”)
(El cantaor se para sorprendido cuando suenan los metales). Esto es como una verbena. Muchas veces oyes versiones de músicas nuestras hechas en lugares lejanos que te hacen recordar por ejemplo una verbena de pueblo que has vivido de niño, con más fuerza que si esa música la hubiera hecho un grupo de aquí. Pasa lo mismo con las saetas de Miles Davis, uno de los mejores saeteros de todos los tiempos. Esto es impresionante…¿Quién es?

Charlie Haden´s Liberation Orchestra. La he puesto para que me cuentes sobre la Generación del 27. ¿Qué significado tiene para ti?
Fueron buenos chicos (risas)… No pintaban mal (carcajadas)… Creo que todavía tienen algo importante que decir a las nuevas generaciones.Yo empecé a leer poesía de mayor, que es cuando te das cuenta de que te falta un poco de cultura para defenderte. Y la emoción es la misma que cuando oyes música nueva por primera vez.

“Haq Ali Ali Haq” (Nusrat Fateh Ali Khan & Party, del disco “Devotional Songs”)
Esto es flamenco… No entiendo cómo puede haber gente que dice que esto no… No, yo no estaba allí (risas)…Ya me he cansado de pensar tanto cuáles son los orígenes, la verdad es que meda igual. Puede que venga de muchos sitios, pero creo que el flamenco procede de una carga fuerte de religiosidad. En las letras se ve muy claro; por ejemplo, en la saeta de antes, o en los villancicos, o en los cantes a las vírgenes. Pero aunque no haya textos, la calidad de la voz tiene una carga religiosa muy fuerte.

“Os Dias Sao Á Noite” (Suso Saiz Remix) (Madredeus, del disco “Onda Sonora: Red, Hot & Lisbon”)
Muy bonito, me gusta mucho. ¿Quién es?

Madredeus. Me recuerdan mucho a las Voces Búlgaras. ¿Cómo surgió esta colaboración?
Estaba grabando este disco de Lorca y Javier Liñan, del sello Chewaka, me sugirió que cantasen un par de coplas en el disco. Fuimos a las Fiestas de la Mercé, al BAM de Barcelona, con un técnico de sonido y las grabamos. Cuando oí a estas mujeres por primera vez me dieron la sensación de que estaba escuchando un sonido familiar.Tal vez no teníamos ningún punto en común, pero razones para cantar juntos, muchísimas, y la primera vez que las oí cantar en la catedral me emocionaron mucho. ¿Electrónica?Me gustaría muchísimo trabajar en ese campo, puedes hacer cosas muy interesantes con la voz, con la mía por lo menos.

“Lorca” está publicado por Chewaka/Virgin.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.