“Somos un grupo de electropop con un altísimo componente de I+D”
Entrevistas / Presumido

“Somos un grupo de electropop con un altísimo componente de I+D”

Pablo Tocino — hace 2 semanas

Presumido culminan un año lleno de mucho curro pero también de muchas recompensas: hace un año que decidieron hacer su siguiente proyecto al margen de discográficas, llegando a empeñar sus instrumentos e iniciando una campaña de crowdfunding que dio sus frutos. Todo este proceso, reflejado en el minidocumental “El año necesario” que han subido a su cuenta de YouTube, les ha llevado a publicar finalmente “Cuatro Estaciones”, que han ido presentando estos meses a través de EPs, culminando con “Otoño”. Sobre este proceso y este disco hablo con Tarci Ávila y Nacho Dafonte, pero también sobre el hecho de que fabrican sus propios instrumentos y luces, sobre su concepción del pop que quieren ofrecer, sobre temas descartados y temas que aparecen como un huracán o sobre la independencia musical. Y, también, juntos nos lamentamos por la escasa reivindicación que se hace en general de Tino Casal. Pasen y vean.

(Puedes ver las fechas de la gira de presentación al final de esta entrevista)

¿Cómo os encontráis en este punto?
Tarci: Muy bien, la verdad. Muy satisfechos por haber conseguido sacar adelante este proyecto tan bonito, después de mucha incertidumbre sobre si lo podríamos conseguir o no. Hace un año planteamos el proyecto y ahora estamos con el disco físico ya en la calle, gira por delante en más de 20 lugares… fabuloso todo.

Con vuestro anterior disco fuisteis Disco del Año para nuestra edición de Galicia, además de por supuesto aparecer en nuestro top general, pero es vuestra primera entrevista con nosotros. Si tuvieseis que presentar el proyecto en pocas palabras a alguien que no supiese nada de vosotros, ¿qué diríais? ¿Qué tiene que ofrecer Presumido?
Tarci: Somos un grupo de electropop con un altísimo componente de I+D, ya que construimos nuestros propios instrumentos, nuestras propias luces, etc, y en lo musical somos bastante sibaritas. Me refiero con lo de “sibarita” a que queremos presentar un electropop lleno de matices, eemociones, subidones, bajones, atmósferas distintas, para diferenciarlo de lo que tradicionalmente se ha hecho en España con electropop, que suele estar más vinculado a temas más banales, a fiesta y bailoteo.

Te me has adelantado, te quería preguntar por el tema de los instrumentos. Efectivamente, leí en la nota de prensa que os los construís vosotros mismos. Cuéntame más sobre eso.
Nacho: Nosotros siempre fuimos muy defensores del DIY. Creemos que menos es más, y que en el momento en que uno se ecuentra con menos recursos, la creatividad resalta más. Investigando e indagando dimos por ejemplo con el tema de las luces. Nuestro set de luces está hecho con luces de oficina, luces de obra, de jardín, y lo manejamos con un aparatito que sincronizamos con dispositivos electrónicos. Eso a nivel de luces, luego hemos fabricado también nuestra propia batería electrónica. Cogimos una batería súper barata acústica, la cortamos, la adaptamos, compramos los separadores, en una ferretería compramos los pies eléctricos a un euro, nos pusimos a soldar, perforamos, le pusimos los parches… y tenemos una batería electrónica con aspecto de acústica, completamente custom. Fue superbarato y nos da identidad. De primeras tú dirías “me compro una batería”, pero al final cuando tienes menos recursos te florece la creatividad…
Tarci: Hemos hecho también un proyecto que se llama “la baterola”, una batería electrónica de cacerolas que fue un encargo para Repsol. La presentamos en el Festival Portamérica el año pasado y Repsol se llevó el premio. Una vez hemos aprendido a hacer estas cosas, lo podemos hacer con todo, entonces cualquier objeto inanimado e inerte lo podemos convertir en un instrumento musical.

Habrá quien piense que esto, aunque sea más artesano, también es más caro. Pero, por lo que decís, es lo contrario.
Tarci: Efectivamente. Eso sí, empleamos muchas horas de trabajo. Con la batería estuvimos meses, por ejemplo. Pero una vez le pillas el truco, es súper barato.

Al decirme que cualquier objeto puede ser un instrumento, se me está ocurriendo que en “El Rey Azotado” se oye un látigo que yo pensaba que sería totalmente electrónico, pero ahora no sé si era un látigo de verdad…
Tarci: Lo valoramos, pero no pudimos hacerlo, así que se quedó el mismo látigo de la maqueta, que… igual vamos a la cárcel por esto, pero te lo digo: es el látigo de Indiana Jones (ríe) Está sacado de una de sus películas.

Os quería preguntar por el crowdfunding, porque justo se cumple un año de aquello. Ya no estáis en la discográfica del primer disco, y he visto que aparece Distrokid en los créditos, pero no es exactamente una discográfica, ¿no?
Tarci: Claro, claro, no. Distrokid es una distribuidora digital, lo pone en plataformas digitales, pero el sello es Presumido Records, que lo hemos creado nosotros para este trabajo. Necesitábamos nuestro propio paraguas discográfico, ya no tanto para sacar “Cuatro Estaciones”, sino para lo que hemos ido haciendo de singles, EPs…

En entrevistas con artistas que han pasado a tener sus propios sellos, en general me dicen que están más contentos, pero que están también con mucho más curro. ¿Cómo ha ido la cosa para vosotros?
Tarci: Pues mira, llevamos cerca de 400 días sin librar, currando, currando y currando. Pero de esos 400 días, lo que hemos dedicado a la parte discográfica han sido minuteces. Ha sido muy poquita inversión de tiempo en el cómputo global. Ha sido más papeleo que otra cosa.
Nacho: Además hemos ido depurando todo y ya nos movemos como peces en el agua.

Iago Lorenzo, que se encarga de la producción, grabó las canciones “en embarcaciones y casas rurales”, según he leído. ¿De dónde salió esa idea?
Tarci: Lo bueno que tenemos es que, al ser electrónica, lo que importa son los cacharros, no nos importa tanto la acústica de la sala donde grabemos. Y cuando íbamos a estudios de primera división y nos pedían 500 pavos al día, nuestro productor tenía que llevar sus propios previos porque eran mejores que los que tenían allí… así que dijimos “joder, vamos a ir a grabar a sitios que realmente nos inspiren”. Nos quisimos empapar de la naturaleza, y ya que el proyecto tiene el tema de las estaciones, pensamos en lugares donde se respirase el espíritu de cada una de ellas: en invierno y primavera fuimos a refugios de montaña, en verano pidiendo favores estuvimos en embarcaciones por las Rias Baixas, y en otoño nos fuimos a una casa rural. Y al estar constantemente respirándolo, hemos conseguido plasmar el carácter cambiante de la naturaleza.

La masterización está a cargo de Robin Schmidt. Imagino que se lo mandasteis vosotros y él lo trabajó en Alemania, pero, ¿cómo contactasteis con él?
Tarci: Pues mira, fue a través de Iago, Robin había hecho algún trabajo con él. Y fue un poco una historia de amor, porque que un tío que masteriza cientos de discos al año, que lleva tantísimo tiempo además masterizando, que ha trabajado con Two Door Cinema Club, con Placebo… cuando le mandamos el primer EP, el de “Invierno”, nos respondió diciendo que hacía diez años que no le gustaba tanto algo.

Joder…
Tarci: Claro, nos llena de orgullo, imagínate… y bueno, entró de lleno al proyecto, y es que es increíble. El binomio que tiene con Iago además es espectacular.

La portada es obra de Thisismaurix. ¿Cómo entró él en la ecuación y qué queríais expresar con la portada?
Tarci: Maurix es el típico genio que trabajaba en una gran empresa, cobraba un pastizal y se ralló por estar encorsetado. Un poco como nosotros. Y bueno, él es un tío súper artesano, jamás hará un diseño por ordenador, se dedica a fotografiar, usa acuarelas, etc, y siempre nos sorprende porque lo que hace es mandarnos varias ideas y tal, y al final la que nos acaba gustando más es la última propuesta, la que nos manda como “bueno, y luego tengo ésta, que es un poco ida de olla”. Para lo de las pizzas hizo como veinte pizzas, estuvo una semana ahí, nos pasó varias fotos con varias pizzas diferentes… y al final lo que quedó fue una foto nuestra de promo con la pizza ahí. Nos encantó. Nosotros teníamos unas fotos de promo que hicimos con otras personas en un árbol, basada en la idea de las cuatro estaciones y tal, pero no nos terminaba de convencer en conjunto… y cuando nos pasó esto fue perfecto: nuestra estética fusionada con las pizzas.

“Puede haber quien piense que es una falta de personalidad que te gusten Bon Iver, Moderat, Billie Eilish y Taylor Swift, pero para mí es todo lo contrario”

“Cuatro Estaciones” es un disco muy heterogéneo, pero “Otoño” os ha salido en general con un carácter más pausado. No sé si fue por hacer un guiño a la estación, o por un motivo concreto.
Tarci: Pues un poco ambas (ríe) Era totalmente intencionado, de la misma manera que queríamos que el tema más impactante fuera el primero, “El Rey Azotado”. Pero a lo largo del año nos fueron saliendo temas más íntimos, más atmosféricos, que para nosotros tenían un sentido más otoñal. Y, aunque en otras bandas o incluso en nuestro disco anterior, “Vendetta”, suelen estar más repartidos los temas de ese tipo, aquí decidimos juntarlos todos al final, en el último EP. Y también, en el resto del trabajo tenemos una influencia claramente más mainstream, y en este último EP se ven todas esas referencias que a veces damos en las notas de prensa pero que la gente puede no pillar, como Bon Iver.

Donde más claro se ve el toque de Bon Iver quizás es en “Vapórea”.
Tarci: Sí, sí. Creo que es esa seña de identidad de Bon Iver, ese vocoder a palo seco, ¿no? Nos planteamos la producción de este tema de tres formas distintas: vocoder, voz y arreglos; vocoder y voz, y finalmente la más simple, solo vocoder. Está grabado a una toma, con sus errores, su respiración y su rollo.

Me llama la atención vuestra falta de prejuicios a la hora de citar referentes, porque lo mismo habláis de Bon Iver y Moderat que de Billie Eilish y Taylor Swift.
Tarci: Puede haber quien piense que es una falta de personalidad, pero para mí es todo lo contrario. El estilo de Presumido está basado en tender dos puentes: uno entre el pop electrónico del pasado y el pop electrónico del presente, y otro entre el pop electrónico mainstream y el pop electrónico más alternativo, más underground… más de culturetas, para entendernos (ríe) Creo que escuchando el disco nuevo no cabe duda de que hemos trazado esos dos puentes.

Nombráis también mucho como referencia a Tino Casal.
Tarci: Siempre decimos que el 99,9% de las influencias de Presumido son internacionales… salvo una. Y es Tino Casal. Y te podría decir muchas canciones suyas, pero, por encima de todo, lo que más nos llama la atención de Tino es la figura en sí, el artista detrás. Nosotros construimos nuestros instrumentos y las luces, pero Tino, en un momento en que Michael Jackson o Madonna tenían una estética muy marcada, él también la tenía, logró salir adelante con una estética superdiferenciada, unas vestimentas tremendas… ¡que se las confeccionaba él! Era un artista supercompleto en muchas facetas del arte, además pintaba, era un artista plástico, etc. Por otro lado, a Tino le pasaba un poco como nos pasa a nosotros, que no sonaba “español”, sonaba a lo que se hacía internacionalmente. Entonces no es que queramos sonar como Tino, sino que a nivel conceptual tenemos ese paralelismo.

Aún así yo he notado similitudes, ¿eh? Pienso en “El Rey Azotado” o incluso en un tema más pausado como es “Los Árboles Nunca Lloran” de “Otoño”, donde ese “sonríe” que se repite es un gancho muy Tino.
Tarci: Buena observación (ríe)

Siempre me ha parecido extraña la poca reivindicación que se hace de Tino a nivel mainstream, en comparación con otros nombres de esa época que han adquirido mayor importancia a la larga. No sé qué pensáis vosotros.
Tarci: Pues estamos 100% de acuerdo contigo. Por suerte, cada vez somos más los que reivindicamos a Tino Casal. Pero creo que quizás la causa de eso, a pesar de ser una figura que bajo nuestro punto de vista es tan superior al resto de gente de la Movida, es que la Movida era un movimiento de rebeldía hacia el sistema anterior, político-social, cultural, etc, pero Tino era en sí mismo una rebeldía hacia lo anterior y hacia la propia Movida. Había detalles, como el de la barba, aunque parezca algo banal… casi todos los artistas hombres de la Movida iban con la cara afeitada, porque el bigote y la barba se asociaba a lo retrógrado, y Tino era tan rebelde que decía “voy a llevar una estética que enfade a los franquistas, pero también voy a llevar la barba para que les escueza a los de la Movida”. Y al haber sido un vacilón de unos y de otros, pues al morir no se le conservó con tanto cariño como a otros. Pero eso para nosotros no hace otra cosa que engrandecerle todavía más.

“El Rey Azotado” tiene dos versiones distintas, una en “Invierno” y otra en “Verano”. ¿Por qué fue la idea de hacer dos versiones y cómo queríais diferenciarlas?
Tarci: Pues mira, la versión de “Verano” fue un poco improvisada. Sabíamos que “Verano” iba a tener dos canciones en vez de tres, pero la canción que teníamos elegida, “Bon Voyage”, un tema muy rollo Madonna de los 00s, nos empezó a sonar un poco desencajada dentro del proyecto, a pesar de que al principio nos parecía un megasingle. Esto coincidió con que la gente empezó a pedirnos los temas para hacer remixes, y uno de ellos fue Paco Serén, de Los Piratas. Él empezó a hacer una auténtica paja mental en su versión, nos dijo “pasad por aquí, y grabamos cosas nuevas además”. Nos pasamos y grabé incluso nuevas frases para la canción, y al final salió algo tan diferente que decidimos no meterlo en la sección de remixes al final del disco de la versión digital, sino que lo metimos dentro del disco porque ya era una nueva canción, por mucho que converse título y estribillo. Y quitamos “Bon Voyage”.

¿Y saldrá “Bon Voyage” más adelante?
Tarci: No te puedo decir, porque no lo sabemos, pero sí es verdad que somos muy poco apegados a lo que hacemos. Es decir, componemos con el fin último de hacer una criba y que se quede lo mejor, no tenemos ese apego de “ay, esta canción, con lo que nos la curramos…”. Cuantas más canciones hacemos, más mejoramos nuestro estilo, entonces me parece absurdo recurrir al pasado.
Nacho: De hecho, ya casi que tenemos la cabeza en el tercer disco (ríe)

Oye, pues como bonus track ahí… me daba curiosidad esa referencia a “la Madonna de los 00s”.
Tarci: Si te vienes a un bolo nuestro, te la ponemos en el móvil (ríe)

Tenéis letras más enigmáticas, pero otras son más bien explícitas, ahí está ese “no soy tu consolador” de “Lágrimas de Belladonna”. No sé si algunas letras son obra de uno de vosotros y otras del otro, colaboráis en todas…
Tarci: Las letras son más cosa mía, la verdad, estamos bastante repartidos en los roles. Intento transmitir con ellas mi personalidad y esa fusión de ambigüedad, seguridad y un alto componente de humor. O, como decimos aquí en Galicia, de retranca, el humor irónico de la gente norteña.

Al hilo de todo el debate sobre la independencia en la música y que cada vez se sabe menos lo que es indie, vuestro caso es muy particular. Ahora mismo no estáis asociados con ninguna discográfica, pero habéis salido en medios grandes, habéis tocado en festis como el Sonorama… y esto es una quimera para muchos grupos que están empezando y que lo ven imposible. ¿Qué les diríais a ellos?
Tarci: Como ser humano que puede dejar un legado, antes que escuchar nuestra música, lo que le diría a todo el mundo es que viese la pieza documental que hicimos de tres capítulos, que ya tenemos subida a Youtube. Se llama “El Año Necesario” y va desde que dejamos nuestra discográfica, empeñamos nuestros instrumentos y tal, hasta que sacamos el segundo disco. Ahí explicamos cómo desde la absoluta independencia, durmiendo en la furgo para ir a la redacción de MondoSonoro, por decirte algo, reuniones con periodistas, con promotores de festivales… cómo desde ahí conseguimos en un año algo precioso, tocando en nueve festivales, saliendo en todos los medios principales musicales, y hasta en prensa general. ¡Y sin haber pagado ni un duro! Nunca hemos pagado nada a ningún medio. Lo único que hemos hecho es contar una historia que es real, esta historia de lucha por este proyecto cueste lo que cueste, incluso empeñando los instrumentos. Creemos que si hay unas buenas canciones, una buena base y una historia bonita que contar ya en lo extramusical, los medios van a fijarse en ti, porque estás haciendo algo diferente. Hay muchos momentos de cansancio, de querer parar, pero de repente miras atrás, ves todos los escalones que has subido y… joder, han pasado cosas.

Agenda
Fecha Ciudad Recinto Hora Precio
viernes 08/11/19 Madrid Moby Dick 22:00 10€
viernes 15/11/19 Santiago de Compostela Sala Germán Coppini 21:00 10€
sábado 16/11/19 Ourense El Pueblo Café Cultural 21:30 10€
viernes 22/11/19 Ponferrada (León) Cocodrilo Negro 22:00 10€
sábado 23/11/19 Zaragoza La Lata de Bombillas 21:30 10€
sábado 01/02/20 Murcia Musik / Murcia 22:30 10€
jueves 06/02/20 León Gran Café / León 21:30 10€
viernes 07/02/20 A Coruña Sala Mardi Gras 22:00 10€
viernes 14/02/20 Lugo Clavicémbalo 23:30 10€
sábado 15/02/20 Uviéu/Oviedo La Salvaje 22:00 10€
viernes 21/02/20 Sevilla Sala Even 22:00 10€
jueves 05/03/20 Córdoba Sala Hangar 22:00 10€

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies