“Pantocrator es nuestra válvula de escape a ser yonkis del amor”
Entrevistas / Pantocrator

“Pantocrator es nuestra válvula de escape a ser yonkis del amor”

Oriol Rodríguez — 26-06-2020
Fotógrafo — Archivo

Son de lo más que hay ahora mismo en la escena subterránea barcelonesa. Alma pop, posado punk rock garajero y una verborrea que supura un humor caústico como cura para el mal de amor. Pantocrator -la cantante y bajista Marta Delmont (seguramente su nombre os resultará familiar por su carrera en solitario como cantautora country pop), la teclista Marina Correa, el guitarrista Robert Busquets y el batería Xiri Romaní- acaban de publicar su segundo EP, “La masacre de putis” (Helsinki, 2020). Un consejo, no te puto pilles de ellos, te harán disfrutar.

¡Por fin ya en Fase 1!
Xiri Romaní: ¡Sí! Nosotros estamos bastante bien, algunos mejor que otros pero bastante bien. Yo, personalmente, lo he pasado muy bien. Han sido dos meses divertidos.
Marta: Yo también. Han sido dos meses un poco en modo campamentos. Y ahora ya contenta de haberme ido de casa de mis padres. Sin ofenderlos.
Xiri: Creativamente, hemos hecho bastante menos de lo que podríamos haber hecho. Pero tampoco es que nos sentamos excesivamente culpables.
Marta: Al final está todo el mundo igual. Nos ha ido como a todos los otros grupos y artistas, imagino. Algo nos ha salido. Tenemos algunas ideas. Pero vaya, tampoco ha sido una época extraprolífica en productividad.
Xiri: Ha sido más divertido que creativo.

“Recuerdo perfectamente la primera vez que escuché a Camellos. Flipé. Me dije que quería hacer algo así”.

¿No habéis encontrado a faltar nada de la vida normal?
Xiri: Los bares.
Marta: Concierto y terrazas.
Xiri: Sí que es cierto que, por primera vez en la historia del grupo, teníamos bastantes bolos cerrados y se han ido todos a la mierda. Pero bueno, a ver si vuelve todo a la normalidad.
Robert Busquets: Yo es que casi ni me acuerdo de la vida normal. Ha pasado tanto…

¿Cómo nace Pantocrator?
Marta: Pantocrator nace en una época en la que Marina (Correa) estábamos emocionalmente destruidas. Nos dijimos que teníamos que hacer algo con nuestras vidas. Algo que no fuera estar todo el día en la terraza de un bar tomando carajillos.

Y montasteis el grupo.
Marta: Lo primero que hicimos fue convertirnos en youtubers durante veinticuatro horas. Obviamente fue un desastre. Bueno, más que un desastre, de inmediato nos dimos cuenta que eso no era lo nuestro. Así que, aunque Marina nunca antes había tocado, dijimos de montar un grupo.
Xiri: Marta y yo sí que habíamos estado en otros proyectos, pero Roy y Marta no. Y esa también es parte de la gracia.

¿Cuáles eran los referentes e influencias?
Marta: Recuerdo perfectamente la primera vez que escuché a Camellos. Flipé. Me dije que quería hacer algo así. Nunca me había atrevido a hacer canciones en castellano por el rollo de sentirme expuesta. Con Camellos me di cuenta de que se podía hacer y encima molar.
Xiri: Yo ampliaría la lista de influencias a todo grupo de pop rock español que tenga gracia escribiendo sus letras, ya sean Los Punsetes o Carolina Durante.

Os descubrimos con el EP Villacapullos (The Yellow Gate, 2019). Buen titulo para una carta de presentación.
Marta: Marina estaba en esta época de drama intentando llenar su vació emocional. Cada vez que vivía uno de sus dramitas, cuando me lo explicaba, remataba la historia con un “otro día más en Villacapullos”. De ahí salió el título del EP y el concepto, una colección de temas inspiradas en los capullos, obviamente.

Vuestros letras están repletas de imágenes de un costumbrismo cínico brutal.
Marta: Las letras son cosa de Marina y mía. Salen de la vida misma. Últimamente también les pedimos información sobre sus vidas a Robert y Xiri, porque ahora mismo los dos están pasando por una etapa bastante emocionante y apasionante. Siempre partimos de conceptos. De hecho, siempre pensamos primero en la idea general que abarcará el disco y de qué hablará cada canción en relación con ese concepto. Nos gusta mucho hacernos pajas mentales y que todo tenga un sentido.

Muchas veces tendemos a menospreciar el humor como recurso intelectual cuando es una herramienta brutal para explicar el mundo.
Xiri: Si el humor está constantemente presente en nuestras vidas, sería absurdo no usarlo. Del mismo modo, con el grupo no me gusta tomarme muy en serio. De hecho, me dan un poco de rabia los grupos que se toman a sí mismos muy en serio. Hablar de cosas intensas con humor es más cómodo y divertido. Y puedes llegar a sitios que no alcanzarías si te lo tomas todo muy solemnemente. Hay cosas que a ti te pueden parecer muy importantes, tanto que te va la vida en ello, pero que al resto de la gente se la suda. Si te lo tomas con humor, suena mucho menos patético. Cuando te das cuenta de que eres un capullo que no le importas a nadie, solo queda el humor

Aunque de un modo corrosivo, hay mucho de amor en vuestras letras. ¿En el rock y el pop, se puede cantar de algo que no sea el amor?
Marta: Pantocrator es nuestra válvula de escape a ser yonkis del amor

Desde la publicacion de Villacapullos todo ha ido bastante rápido.
Xivi: Pues sí, más teniendo en cuenta que todo empezó un poco de broma. De hecho, Robert aún no le ha dicho a sus padres que toca en un grupo (ríe).

“De hecho, me dan un poco de rabia los grupos que se toman a sí mismos muy en serio. Hablar de cosas intensas con humor es más cómodo y divertido”.

Semanas atrás apareció vuestro segundo EP, La masacre de putis y uno de sus temas, “No Te Puto Pilles”, ya lleva más de 136.000. Todo bastante flipante, ¿no?
Xiri: ¿En serio?. Este sería el resumen: ¿en serio?. No sé, no lo entendemos
Marta : Siempre que escribimos una canción nueva nos tiene que molar mucho a los cuatro, si no la dejamos, como hemos dejado 459 canciones que hemos escrito pero que no nos acababan de llenar. A partir de aquí… De hecho no tenemos demasiado buen ojo para seleccionar los singles. Por ejemplo, ninguno de nosotros hubiera elegido “No te puto pilles” como single. Y mira. Es un tema que nos gusta, pero viviendo el proceso de creación desde dentro tenemos otra visión y hay temas que nos molan más.

¿De quién os habéis putopillado últimamente?
Marta: Marina tiene un novio de Internet, solo diremos esto.
Xiri: Durante la cuarentena han pasado muchas cosas. Todo hemos vivido de una forma mucho más intensa. Han aflorado muchos secretos. Ha habido muchos cambios.

¿”La masacre de putis” es avance de disco o para un álbum aún deberemos esperar?
Marta: La masacre de putis, como “Villacapullos”, lo ideamos como un EP temático. Estamos pensando en el disco, sí, pero será todo nuevo. Sí que, para el Record Store Day, pubicaremos un vinilo con en el “Villacapullos” en una cara y “La masacre de putis” en la otra.

Va, ¿qué os molaría conseguir con el grupo?
Xiri: Como el grupo surgió medio en broma, nunca nos hemos marcado objetivos. Las cosas han ido surgiendo y las hemos ido disfrutando mientras pasaban. Sí que nos gustaría salir de gira por España sin perder dinero, algo que parecía que iba a pasar en breve pero la cosa se ha parado bastante.

No sé si denominarlo escena pero sí que formáis parte de lo que podríamos denominar colectivo, con gente como Alavedra y resto de grupos y artistas del sello The Yellow Gate y lo que llamáis “Sonido Carmel”.
Xiri: Los amigos del rock, exactamente eso. Somos amigos y todos tenemos nuestros grupos y nuestras movidas en la escena musical. Nuestro primer EP, Villacapullos, lo sacó The Yellow Gate, que es el sello de Ret, con el toco en Alavedra. Y hemos grabado en el Carmel, en el estudio de Berni e Iván, que también son colegas… Lo del sonido Carmel es algo que nos hemos inventado para referirnos a nuestros amigos. Los amigos del rock.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.