“Este es un disco que anima a luchar y no va dirigido a un tipo de persona concreta”
Entrevistas / La Plata

“Este es un disco que anima a luchar y no va dirigido a un tipo de persona concreta”

Raúl Julián — 04-04-2022
Fotógrafo — Archivo

Después de despuntar entre la nueva hornada de bandas gracias a su incisivo debut ‘Desorden’ (Sonido Muchacho, 18), la banda valenciana La Plata regresa con su esperado segundo disco. ‘Acción Directa’ (Sonido Muchacho, 22) muestra, con orgullo, novedades en el sonido del grupo, algo que confirman Diego Escriche (voz y guitarra) y María Gea (bajo) en una charla vía zoom.

Cinco años después de aquel gran debut titulado ‘Desorden’ (Sonido Muchacho, 18) ha llegado el momento de la confirmación ¿Por qué ha pasado tanto tiempo entre ambos discos?
María: Yo no me había dado cuenta de que había pasado tanto tiempo. Pero si piensas que después de un disco se hace una gira de un año más o menos y luego hemos tenido los dos años de pandemia... La grabación del disco se hizo justo antes de que empezase la pandemia y todo se ha ido dilatando en el tiempo, por miedo a que al sacarlo no quedase reflejado todo el trabajo que hay detrás y también por problemas técnicos. Al final se han ido sumando cosas y de tener el disco grabado hace casi un par de años pasamos a sacarlo ahora.
Diego: Sí, el disco se empezó a escribir a finales de 2019…

¿Qué expectativas tenéis con el nuevo álbum? ¿Cómo creéis que encajáis ahora dentro de la actual escena, después de esos cinco años?
Diego: Pues igual que antes. Siempre hemos ido un poco por libre, a nuestra bola.
María: Lo que está bien de La Plata es que tampoco nos acogemos a una moda o un género en concreto. Funcionamos en base a nuestras referencias y a lo que nos gusta. Por eso tampoco pasa nada porque el disco no saliese cuando estaba previsto. Porque no esperábamos formar parte de ninguna moda, de ningún momento o de ninguna escena. Simplemente, lo que hacíamos en ese momento se puede trasladar a donde estamos ahora. Con la pandemia hemos estando un poco en stand by con el tema de la música.

“No esperábamos formar parte de ninguna moda, de ningún momento o de ninguna escena”

Creo que ‘Acción Directa’ (Sonido Muchacho, 22) es un disco forzosamente más trabajado y ambicioso que ‘Desorden’, pero también más accesible y capaz de abriros nuevas puertas sin traicionar la esencia ¿Estáis de acuerdo? ¿Creéis que este disco conquistará nuevas metas y también nuevos estratos de público?
Diego: Sí, la idea general con este disco era intentar acercarnos todavía más al pop, si cabe, pero metiendo mensajes más fuertes para que lo que queremos decir llegue a todo el mundo que lo escuche. Somos una banda pequeña, pero dentro de eso estaría guay que, si nos ponen un temita en la radio, en el que decimos alguna barbaridad, hubiera una persona que escuche eso, se le meta en la cabeza y lo lleve a su vida cotidiana. Esa era un poco la idea.

¿Diríais que ‘Acción Directa’ es un disco optimista o pesimista? Hay indicios que señalan en ambas direcciones...
Diego: Más que optimista o pesimista, es un disco que coge lo que hay y carga con ello. Esta es la realidad que existe ahora mismo y esta es la solución que damos. No es optimista porque no es plan yupi, pero tampoco es pesimista en plan la movida se va a acabar aquí. Es un poco un disco que anima a luchar y no va dirigido a un tipo de persona concreta.
María: Es un disco que te anima a no ser conformista con la situación, te anima a seguir adelante. Sería más optimista que pesimista, desde mi punto de vista, pero como dice Diego tampoco es un disco de carácter optimista en plan: ‘todo está bien, seguimos adelante con los colegas…’ No es un disco así. Es un disco que sugiere que cada uno tiene sus circunstancias, pero vamos a tirar para adelante.
Diego: Esta es la realidad. La realidad es una mierda para nosotros (igual para otra gente la realidad es la hostia), pero para nosotros es una mierda, eso es así. Entonces, si tenemos esta realidad que es una mierda, podemos quedarnos lloriqueando como estábamos antes (que no puede ser) o podemos coger e intentar levantarnos un poquito y luchar un poco. Igual no conseguimos nada, pero tenemos que intentarlo. Nosotros y todo el mundo. Todas las cosas que hemos conseguido a nuestro favor son por gente que ha luchado. Se trata de ayudar un poco a que la gente luche. Música que te puedas poner si estas en una mala racha, que te anime a seguir adelante. Y también queríamos darle un poco de baile a todo esto. Porque al final, la gente que trabajamos y demás tenemos poco tiempo libre. Yo cada vez disfruto más de bailar en un garito. Queríamos unir mensajes que te animen a seguir adelante y a la vez te animen a bailar. Queríamos poner todo eso junto. Si además tiene un significado político que entre dentro de lo que nosotros pensamos, pues mucho mejor.
María: Además, se suma que nosotros siempre estamos consumiendo música nueva y en este disco hemos incluido diferente música nueva como referencias.

Diría que la principal novedad de este disco con respecto al anterior reside en una amplia presencia de sintetizadores, dotando al conjunto de un aspecto más plástico que su antecesor ¿Cuáles son esos nuevos referentes que mencionas?
María: Tampoco es que sean nuevos, pero hemos hecho más lupa en una parte de los dosmiles, mucha música dub de cara a los bajos, en bandas que tienen ritmos tribales de cara a las percusiones, Patri tiene referentes de cara a los sintetizadores de gente actual. Un variado... Antes igual casi no pensábamos en los referentes. En este disco hemos pensado más hacia donde nos gustaría ir, en el tema más bailable y demás.

O sea que el cambio de sonido que se aprecia en ‘Acción Directa’ ha sido del todo premeditado.
Diego: Súper preconcebido. Si ya lo dicen las putas canciones. Ahora vamos a sacar un single que habla justo de eso, de ir hacia delante, hacia el cambio. Por ejemplo, cuando hicimos el primer disco de La Plata tenía ese rollo porque la música que escuchábamos en ese momento nosotros y la gente con la que estábamos era más parecida a eso. Ahora la música que escuchamos ya no se parece en nada a la del primer disco de La Plata. Se parece más a lo que hacemos ahora. Se trata un poco de eso: ir cambiando y no decir que no a nada. Lo queremos disfrutar y desde el primer momento que empezamos con el grupo queríamos experimentar, aunque sea con algo más cercano al pop, y experimentar con sonidos y diferentes géneros que nos van gustando. Compartimos mucha música. María me está pasando siempre canciones de dub y de reggae. Música que yo no había escuchado tanto y me lo pone y me pongo a bailar en el cuarto. Quieras que no, esa misma noche me vienen cosas a la cabeza y luego probamos cosas.
María: Son puntos de partida. Interpretaciones o juegos que al final dan salida a cosas curiosas que tienen un hueco entre el resto de instrumentos. Nos mola mucho hacer este tipo de ejercicios de elementos o de estilos. Es divertido.

Hablábamos de novedades, pero en sentido contrario ¿De qué modo sigue la esencia primigenia de La Plata a lo largo y ancho de los diez temas que componen la presente referencia?
Diego: Seguimos usando instrumentos acústicos: siguen la guitarra, la batería y el bajo. No hay cajas de ritmos ni hemos sustituido guitarras por sintes, que podríamos haberlo hecho. Y no hemos utilizado auto-tune, que también podríamos haberlo hecho.
María: ‘Desorden’ es como la esencia de cada uno súper concentrada, y en este disco cada uno ya hemos hecho una depuración, aun manteniendo la esencia. Pero cada uno ha depurado su instrumento y hay como un diálogo entre todos los instrumentos. ‘Desorden’ es como cuando te juntas con cuatro colegas por primera vez y es todo más intenso, y luego cuando te vuelves a juntar otra vez ya es como más tranqui. Es la manera de dialogar. La primera vez frenético y con mucha urgencia y con muchas ganas de contar cosas. Y esto está ya como un poco más reposado, pero manteniendo un poco el estilo.

“El cambio de sonido ha sido súper preconcebido, ya lo dicen las putas canciones”

‘Acción Directa’ es un disco coherente que sigue un argumento lógico a través de toda su estructura. Me refiero a que invita a la escucha completa más allá de singles aislados ¿Era esa vuestra intención? ¿Apostáis por el concepto clásico de álbum por encima del apogeo de la canción aislada para el consumo rápido?
Diego: Tenemos que explotar algo que nosotros tenemos como banda, y es que todas las canciones las producimos nosotros mismos. Por eso podemos darle una coherencia a todo el disco. Ahora hay muchos discos en los que cada canción la produce una persona diferente, y de ese modo tratan cada canción de una forma. Nuestro fuerte es que somos una banda y como tal tenemos un imaginario. Podemos meterte dentro de un viaje que dura un determinado tiempo.
María: Todos nosotros somos gente que escuchamos música, y no lo hacemos escuchando un tema suelto. Si escucho una canción y está súper guapa, me voy a ir a ese disco, a ver qué pasa allí. Que igual luego es una mierda. Pero todos en la banda escuchamos discos enteros y nos gusta esa experiencia que han hecho los músicos de llevarte por ese camino que dice Diego. Es también lo que intentamos hacer nosotros.
Diego: Sobre todo dentro del pop. Cada vez noto más que pasa eso: temazo, temazo, temazo… pero es todo incoherente. De repente escucho una canción de alguien que me encanta, me meto a escuchar el disco y no tiene nada que ver.
María: Igual que nos gusta escuchar discos enteros, también nos gusta hacerlos. Y no todos los temas tienen que ser un puto hit de radio. Nos gusta esa secuenciación de temas y de espacio en los temas y todo eso.

Fuisteis una de las bandas encargadas de encabezar aquella nueva hornada de grupos surgida hace unos años dentro de la escena independiente patria, junto a nombres como los de Cala Vento, Camellos, Apartamentos Acapulco, Cariño o Carolina Durante ¿Qué creéis que tienen en común todas las bandas de esa generación vuestra?
Diego: Guitarras. Yo creo que todos esos grupos que has dicho tienen guitarras. Y todos hacen un poco lo mismo. Cala Vento no se parece tanto a los demás. Es como un rollo más menor. Son diferentes. Cariño y Carolina Durante, por ejemplo, se me parecen más en cuanto a melodías.

¿Y creéis que se parecen a vosotros?
Diego: Sí, hay cositas en las que sí nos parecemos, en el primer disco. Sí que tenemos cosas, a nivel vocal, por ejemplo. Es inevitable también. Al final usamos los mismos recursos: guitarra, batería, bajo, algún sinte y voces. Y dentro de un género cerrado como es el rock, al final todo se va a parecer un poquito, es difícil salirse. Todo el mundo intenta salirse y eso es bueno, pero creo que al final acaban pareciéndose las cosas. Sobre todo, si encima las produce la misma persona o están un poco cortadas por la misma gente. Si el público es el mismo, intentas hacer lo que el público quiere. Y sabes lo que quiere porque lo está haciendo la otra banda. No es ni positivo ni negativo. Es como un hecho.

Y en sentido contrario ¿Qué tiene La Plata que os diferencia de cualquier otra banda?
Diego: Cada banda que has mencionado tiene su especificidad. Carolina tiene himnos. Cariño tienen muchísima personalidad, un humor interno muy personal y una estética muy suya. Cada banda tiene su estética. Al final la estética es lo que tenemos cada uno diferente. Y no me refiero a la chupa que llevo o al pelito que me he hecho. Me refiero a la manera en que te acercas a cada cosa. Por ejemplo, a la hora de elegir una guitarra o de enchufarla a un pedal y buscar el sonido que te guste. Esos gustos y esa manera de buscarse a uno mismo a través de la música es lo que nos diferencia a cada banda, aun haciendo música similar.
María: Sí, al final hablamos de identidad: y va desde el sonido al diseño gráfico, pasando por la gente con la que trabajas, los videos que haces o la manera que tienes de comunicarte por redes. Es un poco todo eso, y ese compendio de cosas son las que forman la identidad de la banda. La Plata tiene una identidad muy trabajada y todos esos pequeños aspectos intentamos cuidarlos mucho. Nos importa que se vea bien. Tampoco es que seamos más especiales que otras bandas, pero curramos mucho esa parte de la identidad, desde el mismo sonido hasta todo lo demás.
Diego: Cada banda tiene su personalidad. Y ya está. No somos mejores ni peores.

La escena musical ha cambiado bastante desde que irrumpisteis en ella hace cinco años, al menos si entendemos a la aceptación que tienen actualmente sonidos como el trap o el reguetón ¿Qué opinión os merece eso teniendo en cuenta que sois un grupo de guitarras y a priori alejado de esos parámetros?
Diego: A mí el reguetón me gusta muchísimo pero solo un tipo de reguetón. De hecho, yo tengo raíces latinoamericanas y me parece súper interesante que sea una música que se está haciendo en Latinoamérica. El ritmo me flipa y la producción también. Igual que el trap, yo también produzco cositas de trap. Al final, todos estos estilos me gustan muchísimo. Soy muy fan de la música contemporánea. Lo que pasa que hay mucho mucho mucho contenido que a mí me parece innecesario. En mi opinión hay reguetón y trap y dancehall buenísimo, pero también hay mucha de esta música que no vale nada porque se hace en cinco segundos. A veces mola, a veces no. Eso pasa en toda la música, no solo en esos géneros, pero como ahora esa es la música mas comercial, pues se está haciendo más reguetón malo y más trap malo. Pero per se no es malo. Todo tiene su lado bueno y su lado malo.

Y respecto al auto-tune que comentabas antes (y que no habéis usado...)
Diego: Me gusta mucho en determinadas formas. Una cosa es usarlo de manera artística y darle a la canción una dimensión diferente. Yo lo uso bastante para ambient y demás. Para mucha música me mola. Pero hay mucho auto-tune que es en plan “meterlo porque se lleva, sin que nadie lo haya pedido”. Estas en el Mercadona y escuchas la radio y todo va con auto-tune, y seguro que no todo el mundo quería eso, pero es que se lo enchufan a todos. Igual que en los ochenta que todo llevaba chorus, pues ahora pasa con el auto-tune. Eso es más coñazo: al auto-tune me gusta como herramienta, no porque sí.
María: Cuando las cosas se ponen de moda, se abusa de ello y pierde interés.

¿Cómo diríais que habéis evolucionado sobre el escenario?
María: Eso también me gustaría verlo a mí (Risas). Porque hemos dado solo un par de conciertos después de la cuarentena y ya, pero tengo ganas de ver cómo suenan los nuevos temas en directo y cómo reacciona la gente. Eso te hace vivir el directo de otra manera. Tengo ganas de ver cómo funcionamos con el nuevo disco, pero es algo que está por ver porque de momento solo hemos hecho conciertos sueltos. No hemos acabado de conectar con lo nuevo porque ha sido como muy puntual.

¿Cómo se plantea entonces la gira para presentar las nuevas canciones?
María: Hay varias fechas cerradas, sobre todo a partir de abril. En España los conciertos se suelen hacer los findes y la gira está dividida por fines de semana. No sé cómo estarán las condiciones COVID, pero nosotros tenemos ganas de tocar. Y si es sin mascarilla y la gente de pie y bailando, pues mucho mejor.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.