“El título del álbum habla del miedo a la incertidumbre”
Entrevistas / Joe La Reina

“El título del álbum habla del miedo a la incertidumbre”

Javi M Palma y Alberto Bonilla — 03-02-2014
Fotógrafo — Archivo

Joe la Reina cambian de rumbo. Captaron la atención de los medios en 2012 a través de su EP “Change Of Masks”, con el que consiguieron girar por diferentes puntos del país y hacerse con premios como el Girando por Salas, Pop-Eye o ser Demoscópicos de esta publicación. Ahora, casi dos años después publican “Bailamos por miedo” (Subterfuge, 13), cambios de formación e idioma mediante.

Tiempo ha pasado ya en aquellos cinco tempranos veinteañeros, pero no solo eso: cambios en la formación, cambio en el idioma y una visible madurez compositiva, son solo algunos de los nuevos rasgos que nos encontramos tras echar un vistazo a la progresión de la banda. La prueba de fuego para saber si todo ello ha funcionado se llama “Bailamos por miedo”, su álbum debut que se publicará el 4 de febrero de 2013. Tras escucharlo, hablamos con Lucas (voz y guitarra) y Jaime (guitarra y coros).

Han pasado casi dos años entre la presentación del EP y el debut con un disco largo, y ellos saben que esto puede haber jugado en su contra. “Nos pusimos a girar con el EP y nos asfixió un poco no poder componer y hacer tanta promoción durante ese tiempo. Cuando fichamos por Subterfuge existía la necesidad de presentarnos con algo. Esos temas estaban compuestos desde hacía tiempo, y llegó un punto en que dejaron de llenarnos”. Un vacío que intentaron rellenar con el lanzamiento de algún tema. “Hace cinco meses estrenamos ‘Tiemblan’, con el objetivo de mostrar que seguíamos vivos y que habíamos cambiado de estilo, además del cambio de idioma. Hoy día si no estás actualizado estás muerto”. Un par de cambios que se convirtieron en prácticamente una necesidad para la banda. “Cuando giramos con ‘Change Of Masks’, lo hicimos con McEnroe y sentimos cierta admiración al ver cómo hablaban de tantos aspectos de su vida en castellano. Era totalmente sincero. Cuando nosotros antes habíamos tocado siete temas en inglés, expresando sentimientos, sí, pero sin esa convicción. Quizás vivíamos la música de una manera más estética, eso hizo darnos cuenta de que a través de las letras en nuestra lengua madre se podía expresar mucho más… Ya hubo intentos con el Ep de tocar en castellano, pero no cuajó del todo. La idea como necesidad estuvo siempre presente, pero evidentemente teníamos miedo de la respuesta del público. De hecho, el título del álbum va por ahí, del miedo a la incertidumbre. Está inspirado en un cuadro de Klee. Tiene miedo a que los expertos le encierren en un estilo específico y eso le lleva a estar en continuo movimiento. Es una idea que funciona con el disco de manera doble: la incertidumbre de nuestra generación y la incertidumbre de haber cambiado de estilo”.

Si al principio sonaban a Fleet Foxes, Mumford And Sons y el folk de los sesenta y setenta, ahora las influencias han sido más variadas como sentencia Jaime: “Después de la gira, cada uno escuchó diferentes tipos de música, Bati (batería) se refugió en la música latina, Lucas en La Vida Bohème o Nick Cave, y yo en Damon Albarn, Gorillaz, Junip… No es que antes no escucháramos otro tipo de música, pero sí que veíamos el grupo como una etiqueta y componíamos en función de eso. Nos ceñíamos cien por cien al folk. Eso ahora definitivamente ha cambiado”. 
Todo este proceso no fue fácil. Por el camino quedaron muchos prejuicios, compañeros y momentos duros. “Durante dos meses el estreno del disco peligró. Desde la discográfica nos dijeron que si nos íbamos a tomar esto como un hobby nos fuéramos olvidando. A partir de ahí pusimos las cartas sobre la mesa y hubo gente que decidió tomar otro camino y priorizar otras cosas. Sin embargo, la pérdida de algún miembro se vio recompensada con la necesidad de crecer en otro campo que hasta ese momento no nos era tan conocido. Hubo más trabajo, pero artísticamente fue mucho más enriquecedor”.

Finalmente, “Bailamos por miedo” empezó a coger forma, en parte gracias al trabajo del productor Abel Hernández (El Hijo, Migala), sin el que la banda no podría nunca haber dado forma a su debut. “Abel tuvo una función primordial a la hora de abrirnos la mente. Al principio nos costó entendernos ya que él evidentemente tiene una cultura musical infinitamente mayor a la nuestra, y eso en un primer momento intimida. Sus últimos proyectos eran muy abstractos y minimalistas y quería meter muchos efectos que a nosotros no nos terminaban de convencer. Pero poco a poco nos fuimos entendiendo. En seis días grabamos el disco y, además, durante los Sanfermines. El hecho de que hubiera grabado un disco que nos gustaba tanto como el ‘Tú nunca morirás’ de McEnroe nos dio mucha confianza. Además de con Abel, trabajamos con Mikel Salas, el ingeniero de sonido. Grabar en un estudio tan cerca de casa fue emocionalmente muy positivo”. El resultado les ha convencido y afirman sentirse “muy orgullosos” de su trabajo. “Este es el lugar al que queríamos llegar”.
Canciones como el primer single “Somos otros”, “Bailamos por miedo” o “Pedestal”, se erigen como referencia de un trabajo que busca llegar “más profundamente al público, más que a una cantidad determinada de seguidores”. Un ejemplo podría ser “Pedestal” cuyo estribillo reza “siento si vivo fingiendo, es propio de mi generación”. “Es una paradoja. Fingimos no formar parte de nada. Algo que identifica a nuestra generación, a la juventud actual, es el individualismo. Nos sentimos autosuficientes en todo, no necesitamos creer en nada, no necesitamos creer en el amor, lo subestimamos todo. ‘Pedestal’ trata sobre eso, bájame de mi pedestal que está hecho con mentiras, estoy solo y estoy muerto de miedo. Y a la vez también relacionado con el grupo, tuvimos alguna crítica que nos encumbraban como la referencia del folk en España, y no éramos ni somos nadie”.

El siguiente paso en el recorrido de Joe la Reina será presentar las canciones de su debut. “Llevamos dos meses preparando los directos con un teclista nuevo y un bajista nuevos, que están ayudando mucho a engrasar el sonido de cara a los conciertos”. Algunas de las fechas son el 8 de febrero en su natal San Sebastián y el 9 de febrero en Pamplona, aunque todavía quedan por confirmar otros lugares. En el terreno de los festivales y la gira del disco se muestran sinceros. “Estamos deseando comenzar la gira de presentación del álbum, tocar lo máximo posible y por supuesto en festivales, que además en España hay muchos y muy buenos. Quizás por su oferta musical y por lo que representa hoy en día, nos haría especial ilusión tocar en el Primavera Sound, pero eso ya no está en nuestras manos”.

Un comentario
  1. Desde luego en la canción “En una casa junto al mar” se nota la influencia de los citados Junip (concretamente de su tema “line on fire”).

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.