“El dub es underground, es autogestión”
Entrevistas / Chalart58

“El dub es underground, es autogestión”

Alfonso Gil Royo — 16-10-2018

Chalart58 es uno de los grandes productores de reggae de la escena catalana y nacional. Su nombre ha estado ligado a figuras importantes como Manu Chao o Fermín Muguruza, pero en los últimos años sus investigaciones musicales le han llevado al dub, publicando por fin su primer disco de este género, “Geomètric Dub” (La Panchita Records, 18).

Durante los últimos tiempos te has prodigado en producir a algunos de los cantantes de reggae más destacados, y en este 2018 vuelves a publicar un disco en solitario, “Geomètric Dub”. ¿Cómo lo define su autor este disco?

Pues realmente es mi primer disco de dub, hasta la fecha había sacado temas sueltos, Ep, colaboraciones… Y este disco para mí significa el resumen de 10 años de búsqueda en el dub, los sonidos que me representan y poder plasmar mis propios gustos. Lo he llamado “Geomètric Dub” porque la geometría representa cómo me siento en la sociedad, como tengo que encajar en mi día a día y el dub es la parte más espiritual, lo que me hace vibrar, lo que me inspira y me estimula. No me ha sido fácil cerrar el disco, que los temas entre sí tuvieran una coherencia; este disco me ha enseñado a replantearme qué quiero decir y por qué.

El disco fluye en torno a la música Dub. Para quién no conozca bien en qué consiste exactamente este género, ¿cómo lo describirías? ¿Qué particularidades tiene?

La raíz del dub viene del reggae, es la cara B, la versión del dub master, donde los efectos como “echo, reverb, filter, phaser…” son la herramienta básica para crear una atmósfera especial. La gracia del Dub es que se pueden hacer diferentes versiones. Depende de cómo se jueguen las pistas y los efectos la canción coge un color diferente. La manera de hacerlo puede cambiar según el productor pero lo más común es agrupar pistas y reproducirlas por separado en una mesa analógica: pista 1-Bombo, pista 2-Caja, pista 3-Hit-hat y percusión, pista 4-Bajo, pista 5-Skank (la contra de la guitarra y piano) también llamado “Off Beat”, pista 6-Órganos, pista 7-Melodías principales (vientos) y pista 8-Voces. Con estas ocho pistas hacemos nuestra versión, por ejemplo empezando el tema con voz y skank, luego la batería, quitamos todo y ponemos el bajo, complementamos con efectos reverb, delay, etc.

Algunas de estas canciones se han visto inspiradas por los viajes que has realizado los últimos años. ¿Qué han aportado estos viajes a tu música y cómo ha sido este proceso?

La mayoría de mis canciones las empiezo cuando estoy aburrido y eso suele pasar cuando hago largos viajes en furgoneta, tren, avión… Cojo el portátil, me quedo un rato mirando por la ventana, un bombo, una caja y a volar. El portátil me salva los viajes, cuando empiezo una instrumental es como si escribiera en un diario, si estoy triste hago un riddim bien oscuro y lento y me alivia. Algunos de los temas los he hecho el día siguiente de un buen Sound System, cuando comparto cartel con algún Sound que me gusta mucho, me dejo influenciar por su sesión y el día después aprovecho el viaje para plasmar esa influencia con el portátil, es como una instantánea. Y lluego en el estudio le doy forma, pero lo importante es que puedo grabar la primera sensación.

En el disco han participado también músicos como Willy Fuego, Albert Carrera y Classy Horns. ¿Qué han aportado ellos a este Geometric Dub?

Me gusta mucho el híbrido entre lo humano y la máquina, siempre empiezo las canciones con instrumentos electrónicos y luego quedo con músicos que me gusta su personalidad y su manera de tocar, ellos se encargan de poner el alma. Intento no decirle lo que tiene que tocar al músico, ellos tocan lo que el riddim les inspira, y yo luego cojo las tijeras y lo adapto al tema. Es una de las cosas que más me gusta de tener un proyecto en solitario, que puedo tener relaciones temporales con otros artistas sin casarme con nadie, y eso lo hace más intenso.

Tu pones las instrumentales, y Matah, High Paw, Brother Culture, Culture Freeman y Paul Officer ponen las voces en este LP. Háblanos de ellos, ¿cómo los describes?

De siempre he sido muy fan de Culture Freeman, para mí ha sido todo un logro poder contar con él para el disco, representa lo que más me gusta del UK dub. A High Paw la conocí cantando y me fascinó su versatilidad y su textura en la voz. Paul Officer tiene su estilo propio sin olvidar la vieja escuela del Rub a Dub. Matah es una entre un millón, consigue crear magia. Y Brother Culture no tiene un tema malo.

“Geomètric Dub” se cierra con la canción “Dub és el camí”. ¿Cómo es este camino delque hablas y a dónde lleva?

Cuando digo “Dub és el camí” me refiero a que “hago lo que me gusta” y en ese caso, sarna con gusto no pica. Es lo que me hace levantarme cada mañana con ganas de hacer más proyectos, tocar, aprender, hacer links, estoy bien conmigo y eso hace que sea mejor para la gente que tengo cerca. Cuando empecé a producir me sentí muy limitado en todos los aspectos pero con muchas ganas de aprender. El camino del Dub me ha llevado a estudiar sonido, a aprender a relacionarme con otros artistas, con el público. El dub me ha enseñado que sin un buen equipo no llegas a ninguna parte, a ser humilde. El dub es underground, es autogestión, quiero seguir aprendiendo.

Este disco se publica a través de La Panchita Records, sello en el que trabajas desde el año 2015. Cuéntanos más sobre él, ¿con qué idea nació y cómo es el trabajo que hacéis?

“La Panchita Records” es genial, somos un grupo de amigos que nos conocimos en la escena dub, cada uno se dedica a disciplinas diferentes dentro de la escena y un día decidimos juntar fuerzas para crear el sello y poder editar los discos de las bandas que pasan por el estudio La Panchita y producciones propias. Estamos muy contentos por la evolución que hemos tenido en tres años, estamos aprendiendo mucho y disfrutando con el esfuerzo. Nuestro objetivo es poder respaldar a las bandas de reggae-dub y aportar a la escena. Hacemos nuestro propio merchan, ya estamos planchando vinilos con Disco45, estamos disfrutando mucho. Hemos tenido la suerte de vivir el crecimiento de Adala, hemos sacado el tercer disco de Sr.Wilson, trabajamos con Manu Chao, Matah… La presión que nos da trabajar con grandes artistas nos hace mejorar.

Si echamos la vista atrás, recordamos tus tiempos como batería en La Kinki Beat. ¿Qué aportó este grupo a la escena musical en general y a tu carrera profesional en particular?

La experiencia con La Kinky Beat fue muy importante para mí. Allí conocí a mis mejores amigos, estoy muy orgulloso del proyecto. Fuimos una banda sin complejos donde nos pasamos la mayor parte del tiempo en los escenarios y en el local de ensayo tocando, grabando, investigando con sonidos, etc. Con mucho respeto por el trabajo. Nuestra máxima preocupación era decir lo que queríamos decir, no lo que querían oír. A mí me ha aportado todo, fue con La Kinky donde me di cuenta de dónde quería estar hoy, la cagué mucho y aprendí de los errores, la vida es así. Y en cuanto a la escena creo que ha aportado pero no sé muy bien cómo, es muy difícil ser objetivo.

Por otro lado, sabemos que ya estás inmerso en nuevos proyectos, como la publicación de una serie de canciones con el cantante Manu Chao. ¿Qué puedes adelantarnos sobre esto, cuándo podremos escucharlas?

La experiencia de trabajar codo a codo con Manu es un lujo y es como estar dentro de una peli, se hace especial, lo admiro mucho y nos lo pasamos muy bien. Ya hemos sacado tres canciones por La Panchita Records y tenemos muchas más por sacar, cuando estamos juntos la creatividad se dispara. Vamos sacando los temas cuando están terminados, sin presión.

Mi primera experiencia profesional con la música fue con él en 2001, estuve unos 3 años de percusionista girando por todo el mundo, yo tenía veinte años (no me enteraba de nada), y ahora diecisiete años después estamos haciendo temas juntos, es algo muy especial para mí. Él es muy exigente con las compañías, y ver que se siente a gusto en el estudio y que confía en el sello significa mucho para mí.

Además, hace unos años publicaste con Fermín Muguruza el LP “Black is Beltza”, que tendrá una versión como película en septiembre. ¿Qué puedes contarnos acerca del film?

He tenido la suerte de ver el teaser y me dio la sensación que será una película de culto. Para mí esta película es la esencia de Fermín en la gran pantalla, unos dibujos muy trabajados y la banda sonora muy especial. Tengo ganas de que salga.

Para finalizar, suponemos que habrá más proyectos donde podamos oír la huella musical de Chalart58. ¿Qué otros trabajos ocuparán tu tiempo en los próximos meses?

Aparte de defender “Geomètric Dub” estoy con Women Soldier que es un proyecto de 5 cantantes (High Paw, I-Leen, Belen Natali, Matah y Sista Awa), hemos grabado un disco con el sello y ya tenemos fechas confirmadas. Nunca dejo de hacer temas, ya estoy haciendo uno con Adala y quiero preparar una mixtape con los temas que no han salido en el disco. Además estamos preparando una banda “digital” con Raggattack a los sintes y mix, Dani Trees a la batería electrónica, Willy Fuego al bajo y un servidor al dub mix, en un proyecto que se llama Operators.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.