No cabe ninguna duda de que Caravan Palace son el grupo más sólido de lo que nació conociéndose como electroswing., pero la formación quiere superar las etiquetas con su nuevo álbum, “Chronologic” (Lone Diggers, 19), que estarán presentando en el madrileño festival Dcode (7 septiembre, Campus de la UCM). Más tarde, el 22 de noviembre, estarán en Barcelona con el ciclo Cruïlla de Tardor.

Para empezar, Zoe, me han dicho que íbamos a hablar en castellano porque tienes ascendencia española. Cuéntame sobre eso, ¿llegaste a vivir aquí?
Sí, sí, yo he nacido en Francia, pero mi padre es de Córdoba, y mi madre tiene familia en Madrid. También tengo un montón de primas en Sevilla, pero hace tiempo que no voy. ¡No tengo tiempo!

Vuestro nuevo disco, ‘Chronologic’, se acaba de publicar. ¿Cómo afrontáis su publicación?
Por un lado contentos de que el trabajo haya terminado, pero por otro lado no sabemos cómo la gente va a reaccionar. Intentamos evolucionar en nuestro estilo; mucha gente nos ve como un grupo de electroswing, y la verdad es que esa fue una parte importante de nuestra inspiración, pero no somos un grupo típico de electroswing. También hay nuevas personas que no conocían el grupo y a quienes les está gustando el estilo más electrónico, jazz y pop. O sea que ya veremos cómo va.

“Rosalía, si me oyes: ¡Te quiero y quiero cantar contigo! Es algo que me haría muy feliz!”.

Lo publicáis en vuestro propio sello, Lone Diggers, de menos de un año de vida. ¿Qué tal ha sido la experiencia de hacerlo de esta forma?
Sí, eso también explica por qué hemos tardado más en sacarlo de lo que habríamos querido: queríamos sacarlo en mayo, pero ahora estamos más contentos con el resultado final, y en mayo todavía no. Cuando no trabajas con gente del exterior nadie te da una deadline. Pero, claro, también por eso tenemos muchos problemas, te ves corto en fechas de ensayos, etc. Pero de momento está saliendo bien. Cruzamos los dedos para que siga así (ríe)

El nombre de la discográfica supongo que viene por ‘Lone Digger’, que ahora mismo es vuestro mayor éxito en Spotify y en Youtube. En Youtube, de hecho, el videoclip lleva más de doscientos millones de reproducciones. ¿Esperabais ese éxito?
Mira, en el último álbum empezamos a evolucionar, alejándonos del electroswing puro, nos acercamos al pop, quisimos darle un toque más moderno… y surgió la idea de que yo cantase rapeando. Era la primera vez que yo cambiaba radicalmente la forma de cantar en el grupo, me encanta intentar cosas nuevas, pero luego no sabes si a la gente eso le va a gustar. Teníamos algo de miedo, pero decidimos priorizar el hecho de que a nosotros nos gustase, y nos lo pasásemos bien haciéndolo. Y no, por supuesto no podíamos pensar que iba a tener tanto éxito y ser el tema más reproducido… al principio era algo arriesgado, que no sabíamos si iba a salir bien.

¿Y la idea del videoclip de dónde salió? ¿Se os ocurrió a vosotros?
Sí y no. La idea la pensamos pero para otra canción, ‘Comics’. La idea era un stripclub de Los Angeles en el que yo había estado, y la canción la cantaba una mujer que trabajaba ahí. Esa era la idea que estaba en el briefing que enviamos a la empresa encargada, pero luego cambiamos de idea. Quisimos sacar ‘Lone Digger’, y como ya habían pensado en algo para el videoclip, y les gustaba, nos planteamos usarla también para ese vídeo. Y nos pareció que funcionaba.

¿En este disco habéis contado con gente externa para la producción, o es íntegramente vuestra?
No, no, la producción de la música la han hecho los chicos. Luego hemos contado con otras personas para featurings, también consejos y tal de amigos, pero la producción es de los chicos.

Te quería preguntar también por la composición. Sois ocho miembros, ¿cómo os las apañáis para componer? ¿Lleva una persona el peso de las composiciones, hacéis sesiones colectivas, usáis otro método…?
Las personas que el público ve en el escenario no son las que componen, no todas. Son Hughes, Arnaud y Antoine. Luego Paul Marie, que toca el piano, no compone pero sí graba algunas tomas. Además, tenemos ayuda de amigos americanos de París, porque claro, nosotros somos franceses, con lo que a veces necesitamos que nos echen un cable para mejorar la letra.

La historia del origen de la banda tiene miga. He leído que se formó cuando se buscaba hacer la banda sonora de una película porno. ¿Qué hay de cierto en eso?
Es cierto (ríe). Pero no era una película porno cualquiera. Era para un programa de Canal + que quería tomar películas porno mudas de los años veinte y treinta y “modernizarlas” cambiando el tipo de montaje, porque ellos grababan todo seguido y esas cosas. Se iba a hacer como un reportaje sobre ellas. El hermano de Charles trabajaba en montaje por esa época, y le preguntó si podía hacer algo de música con estilo antiguo, pero también moderno y dinámico. Por esa época, Charles tocaba con Arnold y Hughes en una banda de jazz manouche para bodas, bares y tal, pero ellos aparte producían música electrónica, cada uno a su manera; Arnold hacía cosas tipo Portishead con su hermana, Charles hacía remixes, etcétera, pero intentaron juntar el punto jazz con el punto electrónico, y de ahí surgieron las primeras composiciones al estilo Caravan Palace, con beats house y guitarra manouche. Al final el programa no salió adelante, pero la gente que había escuchado la banda sonora había quedado muy contenta, y les pidieron hacer algo más con eso. Empezaron a hacer más canciones, y entonces el productor Loïc Barrouk se interesó por ellos. Empezaron a hacer el disco y a buscar una cantante. Nos encontramos en Myspace, porque yo hacía también mi propia música, y tenía una canción que era un poco del estilo que ellos buscaban. Fui a París a cantar con ellos en una jam y nos lo pasamos muy bien, así que me dijeron que nos viésemos en el estudio.

¿Y has pensado en este tiempo en sacar algo tú en solitario?
Pues mira, yo es que aparte del grupo hago mucho teatro, tengo una compañía de teatro… y no tengo tiempo para hacer más cosas (ríe). Además me encanta trabajar en grupo, porque sola me pierdo un poco. Y me gusta mucho trabajar con ellos porque siempre me impresionan con lo que producen. Hace doce años que siempre que voy al estudio veo que me gusta mucho todo lo que hacen, eso no cambia. Entonces como sigo estando tan bien con ellos y pasándolo tan bien no me sale hacer otra cosa distinta. Y además, lo que te digo, el resto del tiempo que me queda lo dedico a mi trabajo de actriz.

Hablemos de las colaboraciones del disco. Me llama la atención especialmente la colaboración con Tom Bailey, de Thompson Twins. ¿Cómo os pusisteis en contacto?
Ese tipo de cosas las llevan Arnold, Charles, Antoine y Hughes, entonces yo no tengo la información de cómo se hacen estos contactos. Me parece que fue porque nuestro manager tenía su contacto, no fue algo de encontrárselo personalmente en un bar. Nos gustó mucho su manera de cantar y su voz para lo que queríamos hacer.

He escuchado el disco y, aunque no tenemos tiempo para desarrollar mucho sobre las canciones, sí tengo algunas preguntas sobre ellas. Me ha gustado mucho ‘Melancholia’, por ejemplo, y me ha parecido encontrar un guiño muy sutil al ‘Take On Me’ de A-ha. ¿Puede ser?
Pues mira, no lo había pensado (ríe), pero en cuanto colguemos se lo voy a preguntar a los compañeros. Si lo han sentido es que algo debe haber. Ahora voy a hacerles un juego con eso, un test a ver si ellos lo pillan.

¿Cómo surgió la idea de meter dos interludios (Fargo y Ghost) en el álbum? Y tengo que preguntarlo: ¿’Fargo’ hace referencia a la película de los Coen?
Pues mira, ‘Fargo’ estaba hecho mucho antes del álbum, y nos gustaba mucho su sonido, pero no sabíamos qué hacer con él. Entonces pensamos que funcionaría tenerlo como interludio. Respecto a la referencia a la película, pues puede ser, pero la verdad es que no lo sé… lo preguntaré.

‘Flum’ tiene, sin renunciar a vuestro estilo, unos toques de tropical house que podrían hacer que sonase en la radio. ¿Es este un disco más ambicioso en el sentido comercial?
No, no, intentamos no pensar así. Pero pensamos en estilos que no hubiésemos explorado, y salió eso de “el ritmo del verano”. Y quisimos hacer una canción con ese tipo de ritmo que nos gustase, que no fuese demasiado cliché, y que tuviese ese toque veraniego, con el “I take you to the sun”, etcétera. Pero la razón no es por intentar hacer algo comercial, sino por explorar, por hacer algo nuevo, por el hecho de hacer algo distinto, como cuando quisimos que yo cantase rap en ‘Lone Digger’. Mi próximo reto sería hacer una canción en español, a ver si lo podemos conseguir. Hemos hecho francés e inglés, ahora es lo siguiente (ríe). Además a mí me gusta mucho la música española, me encanta Rosalía. Quiero ver si podemos hacer algo así.

Mira, estaría bien una colaboración con Rosalía para el próximo disco.
Bueno, bueno… Rosalía, si me oyes: ¡Te quiero y quiero cantar contigo! Es algo que me haría muy feliz! (ríe).

AGENDA
FechaCiudadRecintoHoraPrecio
viernes 22/11/19BarcelonaRazzmatazz 119:3027,50€ (CruÏlla Tardor)
Saturday 07/09/19MadridFestival: DCODE