"Ahora vivimos la música con más tranquilidad, hay mucho menos ego"
Entrevistas / 84

"Ahora vivimos la música con más tranquilidad, hay mucho menos ego"

Noemí Valle — 29-09-2021
Fotógrafo — Archivo

84 regresa a la escena musical con “Ochenta y cuatro conciertos en la parte de atrás”, un nuevo álbum en directo cargado de versiones de sus temas más icónicos, cuatro canciones inéditas y potentes colaboraciones.

Pasan los años y seguimos reconociendo en el “84” emociones más allá de una simple cifra. Mon, Jaime y Beris, le dieron otra vuelta en 2005, y encontraron un sentido generacional en este número para dar nombre a un grupo que desde entonces no ha parado de reivindicar la cercanía y la cotidianidad con sus letras. Ahora insisten en volver sobre sus himnos y compartirlos con otros artistas como Marlon, David Otero y Carlos Tarque, entre otros; en crear canciones nuevas y recrear las anteriores dentro de un disco que huye de artificios y muestra sin reserva cómo suena 84.

Tras varios años de parón volvéis a la música y lo hacéis por todo lo alto con un nuevo disco, “Ochenta y cuatro conciertos en la parte de atrás”, que saldrá el 1 de octubre. ¿Cómo ha sido la experiencia de grabar este álbum?
Jaime: Pues ha sido una experiencia brutal porque es un disco en directo y es un tipo de formato que siempre habíamos querido investigar. Muchos artistas que admiramos tienen discos en directo, desde nacionales hasta internacionales, y vimos la oportunidad de hacerlo. Nos pilló un poco en plena pandemia y por eso tomamos también la decisión de grabarlo. Ha sido un subidón volver a juntarnos, volver a tocar, a ensayar. Ha sido brutal.

En este nuevo álbum además de reinterpretar vuestras canciones más conocidas sacáis 4 inéditas. Habladme un poco de ellas.
Mon: Llegar hasta este disco fue un poco por las circunstancias de la pandemia. Nosotros estábamos haciendo conciertos, vendiendo muchas entradas en muy poco tiempo y cuando surgió ese parón decidimos grabar el disco.
Jaime: De hecho, Moon y yo viajamos a Zaragoza, donde vive Beris, el 8 de marzo, justo antes de que nos encerraran y ahí quedamos en enseñarnos canciones.
Mon: Queríamos elegir esas canciones que íbamos a grabar como individuales para dárselas a nuestro público en agradecimiento por comprar tantísimas entradas. Luego decidimos hacer un disco en directo e incluir esas 4 canciones que yo creo que todo el mundo las puede reconocer como canciones de 84. Son temas que mantienen nuestra personalidad adaptada un poco a los que somos ahora, pero con ese lenguaje que nos caracteriza.

"Son temas que mantienen nuestra personalidad adaptada un poco a los que somos ahora, pero con ese lenguaje que nos caracteriza"

“El anzuelo” me recuerda en cierto modo a “La hierba bajo el asfalto”. Muy cotidiana y explícita.
Jaime: No la había pensado, pero en las canciones que hemos metido en este disco todas recuerdan un poco a “La hierba bajo el asfalto”. “Salto de fe” recuerda a “La hierba bajo el asfalto” y “Tu pelo y tu lunar” también. Esta última es una canción que siempre estuvo en las quinielas de “La hierba bajo el asfalto” y de “Varcelona” y al final no la metimos, la queríamos poner aquí. Creo que es verdad, son todas muy de esa línea.

“A casa” es el primer single inédito que sacáis después de mucho tiempo y en él habláis sobre todo aquello que vamos olvidando por los sitios que han sido nuestra casa: recuerdos, juguetes de la infancia. ¿Es una forma de reivindicar esas pequeñas cosas para hacerles un hueco en la memoria?
Jaime: Sí, es una canción que la compusimos un poco telemáticamente porque surgió en la cuarentena. A mí me salió una estrofa y se la mandé a Mon, Mon le buscó un estribillo y así. Luego a la hora de hacer la letra sí que es verdad que estamos en un punto de la vida que somos más nostálgicos, que miramos mucho más hacia atrás, que nos han pasado más cosas y eso nos aporta un empaque muy guay para esta nueva etapa. De hecho, el estribillo dice: “cuando pienso en el pasado...”, porque al final ni siquiera lo pensamos, pero parece que está llamando a la canción del pasado de “La hierba bajo el asfalto”.

Está todo conectado…
Mon: Sí, de hecho, fue muy curiosa la historia, porque no estaba en el repertorio del disco, la metimos en el último momento. Fue algo que hicimos así de repente coincidiendo con que estábamos gestando el proyecto del disco.
Jaime: Y además cierra el disco.

En este nuevo álbum rescatáis muchas canciones de antiguos discos como “Flor de primavera” con Marlon o “Tormenta sideral” con David Otero. ¿Cómo ha sido esa reinterpretación de los temas acompañados de estos artistas?
Jaime: Pues ha sido un subidón porque nosotros, en nuestra etapa anterior, éramos más tímidos, muy respetuosos con otras bandas. No queríamos nunca molestar, ni preguntar, y en esta nueva etapa nos hemos quitado un poco esa vergüenza y ha sido un gusto. Los que has comentado son dos bandas que hemos conocido en esta nueva etapa y nos han sorprendido mucho. Son gente super cercana, super normal, sin ninguna tontería encima y ha sido un gusto hablar con ellos y además, han aportado mucho a las canciones.

Hay también ciertas canciones del disco como la de “El error” junto a Nena Daconte o “Fantasía” con Sofía Ellar, donde el acústico junto con el empaste de las voces tan distintas dan lugar a versiones más diferentes. ¿Antes de grabar las canciones querías seguir una idea concreta o dabais pie a improvisar según la interpretación de la canción por parte del artista?
Mon: “El error” la despojamos de todo, la dejamos reducida a la mínima potencia, a una canción con ese formato de un instrumento y las tres voces. Luego surgió la oportunidad de colaborar con Mai y nos parecía que era la canción perfecta, también por darle esa segunda vertiente al mensaje.
Jaime: A veces, malpensadamente, parece que lo que se cuenta en “El error” solo le pasa a un tío, y para nada. Aparte, Mai tiene una voz muy especial porque es muy dulce, pero a la vez bastante dura, dispuesta para decir cosas crudas.
Mon: Con Sofía fue muy fácil también, además, a ella le gustaba especialmente esa canción, y nosotros lo veíamos perfecto. Con todas las colaboraciones lo veíamos muy claro y nos gustaba ofrecerles más opciones, pero había algunas cosas que eran muy obvias que podían funcionar.

¿Os pasó tener asignada una canción a un artista y que luego dijesen ellos que preferían mejor otro tema?
Jaime: No, es verdad que elegimos las canciones que pensábamos que mejor les quedaban y creo que han estado cómodos en sus registros. Es muy difícil que un artista colabore en una canción que cantamos los tres. Por ejemplo, a Marlon sí que le molaba mucho “El burdel de las sirenas”, e intentamos ver esa posibilidad, pero era un poco extraño porque entonces tenía que desaparecer una de nuestras voces. Una premisa ha sido que en las canciones que cantamos los tres como voces principales no ha habido colaboraciones porque era complicadísimo.
Begut que no la conocíamos nos ha sorprendido muchísimo como canta y la soltura que tiene en el estudio. Taburete en “Esquinas de Madrid” creo que le va al pelo.
Mon: Despistaos con “La hierba bajo el asfalto” era como una evidencia, David Otero con “Tormenta Sideral”, que parecía una canción suya. Hemos elegido bien, (risas).

¿Cómo fue la experiencia de compartir una canción como el “El Pasado” con Carlos Tarque?
Jaime: Le llamamos el picahielos del disco porque ha ido él como el barco que va rompiendo el hielo en la Antártida. Habló con Mon que tienen una relación muy cercana y fue al primero al que llamamos, al primero al que molestamos.
Mon: Nosotros en la primera época estábamos grabando nuestros primeros discos, nuestras primeras canciones y nos paseábamos por el estudio y estaba M Clan. Nos cruzábamos mucho con él, nos daba consejos. Era ver a una leyenda viva. “El pasado” es otra canción que se adaptaba a él, con esa onda americana, aunque Carlos yo creo que puede cantar lo que le dé la gana De hecho, esa llamada fue muy clave porque le mandamos la canción y él nos llamó de vuelta y nos dijo: “tíos, me gusta mucho”.
Jaime: Antes de escucharlas nos avisó: “Yo ya no hago colaboraciones, la voy escuchar pero que sepáis que casi seguro que no la podré hacer”. Estuvo muy guay porque al final grabó la canción porque realmente le gustó.

Podremos disfrutar por primera vez en directo de todas estas canciones inéditas en el showcase exclusivo el 23 de octubre en la sala Galileo. ¿Cómo esperáis ese momento?
Jaime: Con unas ganas que flipas. A ese concierto solo puede ir la gente que se haya comprado el disco antes del lanzamiento y vamos a hacerlo en acústico, que es nuestro formato favorito, en el que más cerca estamos de la gente, en el que más interactuamos y es muy gustoso. En Galileo nunca hemos tocado en acústico, que no lo entiendo, (risas). Nos apetece mucho juntarnos con la gente, porque en realidad no damos un concierto nuestro desde los conciertos de navidad de 2019. Al final con la tontería han pasado casi dos años desde que tocamos para nuestro público exclusivamente y nos apetece mucho.
Luego pasa una cosa, como este disco lo grabamos en julio, yo lo tengo ya muy oído, entonces a mi me da la sensación de que todo el mundo lo tiene también muy oído. Me pasa con todos nuestros discos, que he oído mil veces la preproducción, el máster y te lo mandan y lo vuelves a oír entero. Sale el 1 de octubre y yo ya tengo la sensación de que la gente lo ha oído.

Habéis estado tocando este verano en festivales como Lemoncito Music Fest en Cantabria, en el Starlite de Marbella, ¿cómo ha sido esa vuelta a los festivales de música?
Jaime: Pues muy guay porque hemos compartido cartel con grandes compañeros. Ahí obviamente tienes público propio, pero también tienes gente que a lo mejor te está descubriendo y ese recibimiento está muy bien. Hemos notado todo ese calor de la gente y luego mucha repercusión en redes y eso también te reconforta.

Que a raíz de esa actuación os empiece a escuchar gente que igual no os conocía.
Jaime: Sí, es un poco el objetivo de este disco, un homenaje a la gente que siempre ha estado ahí, pero también una manera de que, si alguien acude a Spotify a escuchar “que es 84”, pues tenga este disco en el que está todo lo que somos, cómo sonamos ahora. Es como un pequeño resumen, una carta de presentación de lo que somos ahora.

¿Algún disco o canción que tengáis en bucle estos días, a parte del vuestro?
Mon: Yo estoy ahora muy viciado con un chaval argentino que se llama Conociendo Rusia. Me parece un genio de la melodía, de la armonía. Típico tío con mucha facilidad para hacer canciones. De admirar. De hecho, ya ha colaborado en España con Leiva, pero veníamos bastante atentos desde antes.
Jaime: Yo la verdad es que soy bastante pesado y escucho siempre lo mismo. Me gusta mucho El Kanka, Jorge Drexler y James Taylor. Me muevo siempre en registros de gente que hace canciones bonitas, con melodías bonitas, que suelen hablar de cosas bonitas y que suelen ser románticas. Me cuesta salir de ahí.

"Ahora vivimos la música con más tranquilidad, hay mucho menos ego porque ya no estás pensando en triunfar y eso es un gusto"

¿Qué ha cambiado en 84 desde aquel primer EP “El burdel de las sirenas” hasta “Ochenta y cuatro conciertos de la parte de atrás”?
Mon: Buf…, muchas cosas y pocas a la vez. El espíritu es muy parecido
Jaime: Tenemos menos tiempo, eso es increíble, se nota un montón, porque ya cada uno tiene su vida. Vivimos en ciudades diferentes y es una pena porque no te puedes juntar tanto. Quizás ha cambiado simplemente la manera que tenemos de vivir la música ahora que ya no es nuestra fuente de ingresos, porque en ese parón que hicimos conseguimos cada uno tener una vida más estable. Ahora vivimos la música con más tranquilidad, hay mucho menos ego porque ya no estás pensando en triunfar y eso es un gusto. Lo estamos viviendo de una manera muy placentera con muy poca presión.
Mon: Eso hace que disfrutes un poco más del proceso creativo y de construcción como de lo que está por venir.
Jaime: Aquí estamos muy bien acompañados a todos los niveles, eso se nota mucho y es una cosa que quizás no se dice todo lo que se tiene que decir.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.