Tres cosas
Discos / Juana Molina

Tres cosas

5 / 10
Redacción — 24-08-2004
Género — Electrónica
Fotógrafo — Archivo

Juana Molina se nos presenta como la gran esperanza blanca del pop indietrónico, aunque de tan blanca es transparente. Con un constante juego entre el folk y la electrónica, el problema básico de este disco es la ausencia de canciones y de voz. Las malas lenguas apuntan a Jeannette y quien lo dijo no andaba muy desencaminado. El envoltorio del disco, juguetonas bases, guitarras suaves y sintetizadores y pianos se dejan escuchar, pero no penetran en los poros.

"Tres cosas" debe colocarse al lado de nuestros discos de Dntel y de la escudería Morr Music, pero a su lado quedará en evidencia. Ni alcanza la brillantes del primero, ni la sensibilidad de los segundos. El álbum está cantado íntegramente en español, en argentino para ser más exactos, y esa es la principal nota de color de un disco demasiado inocuo y con poca fuerza para llegar a emocionarnos. Juana Molina se muestra incapaz de transmitirnos la caliente latinidad que se le supone a su artista. Pianos y voces casi desafinadas para una obra que si quiere transmitir melancolía, no lo consigue. Otra vez será.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.