MondoSonoro Discos

MØ no busca definirse con su primer álbum, sino que la danesa prefiere apostar por la experimentación. Sobre una línea electro-pop (“Don’t Wanna Dance”, “Red In The Grey”), que lidera la mayor parte del disco, Karen Marie indaga en ese fenómeno trip-hop que revienta el mercado actual. Busca entre el rap (“Wast Of Time”), el soul y hasta cuela pequeños restos de sus cinco años como punk. A primera vista, puede parecer el típico fenómeno adolescente que salta a la industria gracias al apoyo de las majors, pero MØ fue la hija adoptiva de Diplo en aquel gran “XXX 88”, y su origen nórdico hace que aparezcan en el disco algunos beats bastante interesantes. Seguro que este debut habría sido mucho más interesante si Karen hubiera apostado por una electrónica más potente y aprovechado todo lo que el punk le enseñó. Sin embargo, la danesa prefiere perder la rebeldía, ir a lo seguro y así afianzar ese hueco en la industria que el pasado año le llegó de manera precoz e inesperada.


MÁS SOBRE MØ
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies