MondoSonoro Discos

Sería un recurso fácil echar mano de la imagen de portada de este disco para ilustrar a qué suena el cuarto largo de la banda catalana, pero lo cierto es que si el grupo quería dar una idea, desde el mismo envoltorio, de lo que te vas a encontrar más tarde, han dado en el clavo. Su álbum avanza lento, empujado por una tribal y cadenciosa base rítmica que en ocasiones se convierte en una auténtica letanía, un rezo sinuoso, místico y oscuro. Música cruda y descarnada como el esqueleto de ese gran animal que camina con paso lento hacia el cementerio, condenado al único fin que nos iguala a todos. “Hannibal” es posible que sea la obra cumbre de Ferran Palau, Louise Samson y el resto de integrantes de la banda, al igual que se intuye que “Adelante Bonaparte” lo será para Standstill en el futuro, y lo cierto es que se pueden trazar ciertos puentes entre ambos discos a la hora, sobre todo, del uso del ritmo y el espacio entre las notas. Algo parecido a lo que hacen por ejemplo The XX aunque se basen en un componente más pop y electrónico. Animic han logrado un disco que duele y emociona y además han pulido uno de las peores atributos que tenía “Hannah”, su anterior trabajo, y es que ahora no tienes la sensación tan pronunciada de estar escuchando dos grupos diferentes en función de quién se hiciera cargo de las tareas vocales y en qué idioma lo hiciera. Aquí el tono unitario es mayor y eso, no solo se agradece, sino que se disfruta en el duelo que genera.

MÁS SOBRE ANIMIC
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies