if I could make it go quiet
Discos / Girl In Red

if I could make it go quiet

8 / 10
Carlos Pérez de Ziriza — 12-05-2021
Empresa — AWAL Recordings
Género — Pop
Fotógrafo —

Aplicando la vieja máxima de Gramsci, podemos decir que vivimos una de esas etapas en la historia en las que, entre tensiones entre el viejo y el nuevo mundo, asoman los monstruos. Es algo que se refleja con fidelidad en muchas de las estrellas del superpop de nuevo cuño. Hay una intensa, inquietante y adictiva mezcla entre efluvios euforizantes y tintes depresivos en gran parte de la música de Billie Eilish, por ejemplo, como un trasunto de nuestras patologías modernas, que se ceban con más saña cuanto más joven es uno/a. La alusión a Eilish no es casual: la sacamos a colación porque Marie Ulven, la joven noruega – solo 22 años – que está detrás de la chica de rojo, a veces parece en este álbum de debut como un cruce entre la angelina y la nueva generación de cantautoras indies norteamericanas (Soccer Mommy, Caroline Rose o Stella Donnelly), además de que su explosiva tarjeta de presentación, el estupendo single “Serotonin”, tiene las hechuras del buen hacer de Finneas O’Connell, el hermanísimo y productor de referencia.

En realidad, aquí girl in red no solo confirma sino que expande hasta cotas insospechadas todo lo que apuntaba en los EPs anteriores. Poco queda ya del pop lánguido de “I Wanna Be Your Girlfriend”, que firmó con 19 años. Aquí prima un pop gomoso presidido por un espíritu de superación personal que, en sus textos, puede resultar un poco elemental, pero despliega sus argumentos sonoros con profusión de ganchos que oscilan entre lo alternativo y lo abiertamente mainstream, sin que las costuras se resientan, con la producción de Matías Tellez (Young Dreams) sacándole el máximo partido. Ocurre en el dream pop de pegada instantánea de “Did you come?”, en baladas electrónicas como la preciosa “midnight love” o la seductora “Apartment 402”, en los absolutamente embriagadores medios tiempos de “girl in red” o “hornylovesickmess” (glorioso neologismo) o en hitazos en potencia como “I’ll call you mine” o “You Stupid Bitch”. ¿Habemus estrella? El tiempo lo dirá. De momento, lo suyo huele a convincente espíritu (post) adolescente. Y cautiva sin remedio.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.