I Aubade
Discos / Elvis Perkins

I Aubade

5 / 10
Carlos Pérez de Ziriza — hace 5 años
Empresa — Mir
Género — Folk

Seis años de ausencia merecían más. Porque habrá que coincidir en que a Elvis Perkins se le ha ido la mano. Su nuevo trabajo preserva algunas de las cualidades que le convirtieron en una estrella en ciernes hace ocho años, con el rotundo “Ash Wednesday” (2007), pero da la impresión de que ahora queden emborronadas. No de otra forma cabe juzgar su querencia por cubrir los pocos destellos de genio que aún irradia mediante una hojarasca instrumental fragmentada y áspera, que en modo alguno sirve para realzar las canciones, sino para desenfocarlas.

Habrá que alabarle el golpe de timón, el intento por no repetir una fórmula que se habría antojado acomodaticia si de lo que se trataba era de justificar el retorno después de tanto tiempo. Pero el aventurismo formal de este álbum (el primero que edita en su propio sello, por cierto) no es de los que crea intriga e adicción, sino de los que empiezan aturdiendo para acabar defraudando. Siempre que uno tenga el cuajo de concederle el beneficio de la duda durante unas cuantas escuchas.

Sumido en una suerte de duermevela con ortografía lo-fi, el neoyorquino tiñe de neblina una colección de trece canciones tenues, que redundan sin fortuna en su veta más folk desde una perspectiva tan poco acomodaticia como escasamente inspirada. Guitarras acústicas y algunos vientos aderezan una deshilachada muestra de americana espectral, que rara vez destila el hechizo que se le presupone, excepto en los escasos pasajes en que su talento para las melodías prístinas brilla sin corsés, como en “& Eveline” o “Hogus Pogus”. Desconcertante.

Un comentario

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.