Doomsday Machine
Discos / Arch Enemy

Doomsday Machine

7 / 10
Redacción — 22-08-2005
Género — Metal
Fotógrafo — Archivo

Quien mucho abarca poco aprieta, salvo excepciones. Es el caso de Michael Amott, principal artífice de múltiples proyectos musicales, a destacar el rock setentero de Spiritual Beggars y el death metal de Arch Enemy.

Los primeros llevan un lustro en punto muerto intentando repetir el éxito de su celebrado “Ad Astra” pero mantienen el nivel cualitativo y una relativa popularidad. Sin embargo, Arch Enemy les han ganado definitivamente la partida. Con “Doomsday Machine” corroboran su dominio absoluto de la sintaxis y el vocabulario death y thrash permitiéndose algún que otro neologismo y huyendo definitivamente del fantasma de Carcass. Los extremos nunca son buenos, salvo excepciones: aquí los fragmentos más duros resultan, se escuche como se escuche, aplastantes -“Tacking Back My Soul” es pura dinamita- y las melodías más claras y puras. “Nemesis” mantiene el nivel combinando guitarras a la Kreator con constantes cambios de ritmo y un estribillo que lleva más allá la épica de “We Will Rise”; la densa “My Apocalipse” parece sacada del “Volcano” de Satyricon y “Skeleton Dance” invita sin complejos al baile (aceptamos como tal saltos, air guitars y convulsiones). Una chica no puede cantar death metal, salvo excepciones: éste es el tercer trabajo de los suecos con Angela Gossow al frente, y eso se nota; la rubia alemana consigue aquí su mejor trabajo al micro con mínimos efectos. Un trabajo impecable que culmina la curva ascendente iniciada con “Wages Of Sin”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.