A solas con Soledad Vélez
Conciertos / Soledad Vélez

A solas con Soledad Vélez

7 / 10
Rafael Marchena — 09-03-2013
Sala — La Caja Negra / Sevilla
Fotógrafo — Rafael Marchena

La chilena Soledad Vélez hacía parada en su gira sureña en la sevillana Caja Negra.
El motivo de su visita era disertar esa joya musical llamada “Wild Fishing”(Absolute Beginners, 2012), que se coronó en buena parte de las listas de lo mejor del año pasado.
Todo transcurrió dentro de un ambiente íntimo y reservado, como si fuéramos a presenciar algo mágico y especial…. y lo fue, créanme.

Cuando se reprodujeron las primeras notas en la peculiar voz de Soledad, todas las miradas quedaron prendadas sobre ella, sin poder dejar de prestarle toda su atención. Y es que dentro de esa apariencia tímida e introvertida, hay una artista que se hace grande en el escenario.  Aun así la chilena afincada en Valencia siempre se arropa de su fiel escudero, Jesus de Santos, que a través del banjo o la eléctrica sabe acrecentar cada uno de los temas.
La velada transcurría en un continuo salto cualitativo, empezando por “Homeless”, “Birds”, “He is” trazando a través de ellas los caminos por lo que discurre esta exquisita aventura, en su vertiente mas folk dentro del disco.

Pero la excelencia llegó cuando Soledad anunció una canción “especialmente lenta”, no era otra que “It wasn´t me” que sesgó en un silencio sobrecogedor a los presentes y que dejó boquiabiertos a cada uno de los oyentes; voz rota, sentimiento y pasión a partes iguales.
Otra delicia fue “Angel Song”, acompañada del timbre delicado de su ukelele y haciendo que no sean necesarias palabras en un estribillo para erizar la piel.
También tuvo tiempo de jugar con los pedales y sus loops de voz en “Secret Sisters” consiguiendo dar una vuelta de tuerca más.
En este punto, la comunión con el público era brutal, necesitando éstos vociferar parabienes al final de cada tema, escuchándose comentarios entre los asistentes hablando de belleza, preciosidad…

El final vino encadenado por la muy radiable “Don´t worry babe” y “Black Light in the forest”, dos totems dignos de alabanza.
Para los bises, una petición entre el público, “Josephine” y una vuelta a los loops con “Spectrum”. Que mejor manera de terminar que tener su voz presente por partida doble.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.