manu&joaquin-5

En algún momento de vuestras trayectorias, por el tema de la policía de lo que se debe y no se debe decir, ha habido canciones que han estado en el punto de mira. ¿Pensáis que es un problema del oyente? El otro día encontré un artículo en Vice sobre lo que pensaban algunos críticos sobre “Me gusta que me pegues”, de Los Punsetes, y gente como Fernando Neira os ponía de vuelta y media.

MS: Pero porque Fernando Neira es gilipollas. Un saludo desde aquí. Pero desde el cariño. A ver, que yo a lo mejor también. Pero él, desde luego. A ver, si no se enfadó nadie. Si a estas alturas te vas a enfadar por una letra… A no ser que hagas algo que esté prohibido por la Constitución. No sé, como dar loas a ETA o algo así. Pues ahí sí te metes en un problema. Vamos, yo no creo que hayamos escrito alguna letra que sea realmente escandalosa.

JR: Es que decís muchas burradas. Por ejemplo, Pingüino tiene una versión del “I Wanna Be Sedated”, que es la de Natasha Campus, la niña que estuvo secuestrada. Hay una frase que dice “Ahora voy a secuestrar a la Infanta Leonor”. Yo le digo siempre que qué cabrón: “A ti no te pasa nada y a nosotros, que sólo decimos que la moda es en rojo y amarillo, ya nos caga el palomo”. Por ejemplo, Los Punsetes dicen la palabra España en una canción.

MS: Yo, siempre que puedo, meto un España.

JR: Es que es como en Francia. Yo, cada vez que juega la selección pues animo con un “¡España, España!”. No digo, “¡Estado español, Estado español!”. El otro día leí el prólogo del libro de Víctor Lenore, sobre los hipsters, que lo escribe Nacho Vegas, y se repite como cinco veces “estado español”, porque parece que hay gente como que le da vergüenza escribir España, que no es una cosa ni de izquierdas ni de derechas. ¿Tú cuando vas a Francia dices voy al Estado francés? No. Dices: “Voy a Francia”. Yo qué se. Soy de España, pero es que ni me lo planteo.

MS: Yo creo que todos estos problemas se podían solucionar cambiando el nombre al país. El otro día hablaba con un amigo, que por qué no lo llamábamos Asturias al país. Que creo que eso no molesta a nadie.

JR: Que es donde empezó la Reconquista.

MS: “País Asturias”, por ejemplo. O lo que sea. Que se sienten ahí y que cambien el nombre. Y ya está. Seguro que hay menos problemas, porque parece que la palabra España como que rasca. Pues no pasa nada.

JR: Visto desde arriba, desde otro planeta, dirán “Pero bueno. Llevan llamándose España mil años y por cuarenta años de mierda de un tío amargado…”.

“Yo creo que muchos problemas se podían solucionar cambiando el nombre al país. Por qué no lo llamamos ‘Asturias’, que eso no molesta a nadie”

Aunque musicalmente, si Los Nikis eran los Ramones de Algete y Los Punsetes, Los Planetas de Malasaña, ¿hay un posible punto de unión entre Los Nikis y Los Acusicas y entre Antonna y Los Punsetes?

JR: Es lo que hemos hablado antes. Imagínate a Los Punsetes, que hubieran seguido el rollo indie que les tocaba y hubieran cantado en inglés. Pues habría sido una mierda de grupo. Yo es que lo de cantar en inglés no lo concibo. Me parece tan mal y tan corto, con la cantidad de cosas que hay que decir en castellano, retorcerlo. Perder eso, que es la mitad de la canción…

Pero a veces se dice que componer en inglés es, por así decirlo, diferente. A lo mejor más melódico.

MS: Eso se llama vagancia. Es cierto que hemos oído mucha más música en inglés que en castellano.

JR: Cualquier palabra esdrújula la coges del castellano y en inglés es monosílaba. El tetris que haces con los monosílabos en inglés está chupado. Te falta una palabra y metes el monosílabo. Aquí, en una letra en castellano, en un renglón te falta una palabra, y dices, ¿cómo coño meto yo aquí esto?

MS: Yo no creo que nadie que escuche “No somos de Monforte”, de Siniestro Total pueda decir que el inglés suena mejor que el castellano. Una canción que dice “si aterriza el Columbia en el tejado de tu casa y descubres que la NASA roba tus discos de cumbias”… ¿Cómo va a sonar en inglés mejor que eso? Eso es de genio. Castellano haciendo rock&roll. Es diferente. Evidentemente, no puedes intentar hacer en castellano lo que haces en inglés. El castellano es un idioma y eso ya tiene su música. Las palabras tienen una música y tienes que buscarla.

JR: Claro que hay mucha gente que hace las letras en castellano y la canción pierde, porque la letra es una mierda pinchada en un palo. Un recurso muy socorrido es igualar a todo el mundo cantando en inglés porque nadie entiende lo que dices, por mucho inglés que sepas.

MS: Aparte de eso, como en España, la tradición, cada vez menos afortunadamente, es que no habla inglés ni su puta madre, estamos acostumbrado a escuchar discos que no sé qué cojones están diciendo.

JR: En los ochenta nadie se atrevía a cantar en inglés, por supuesto. Porque era apedreado. Recuerdo que tocaron de teloneros nuestros, en un pueblo perdido de Murcia, un grupo que cantaba en inglés. Emilio se fue a primera línea y se estuvo descojonando en su cara. Era impensable. Es como si ahora te sale un grupo cantando en esperanto.

MS: Pero tengo que romper una lanza por varios grupos que cantaron en inglés. Australian Blonde cantaba en inglés y Francisco Nixon se ha destapado como un excelente letrista en castellano. Por ejemplo, Beef cantaba en inglés y David es un excelente letrista en castellano. Acabaron esa historia y da gusto oírles a los dos en castellano. Lo podían haber hecho en su momento pero no se llevaba. Esos grupos, probablemente cantando en castellano, con el talento que tiene esa gente, yo creo que habrían sido mejores. Y no eran malos.

Vosotros, Joaquín, porque ya no existís. Pero, Manu, ahora lo rompedor sería que cantaseis en inglés. Pero vamos, que me imagino que ni lo pensáis.

MS: No, pero porque sobre todo no pensamos en hacer nada rompedor. Ni lo hemos intentado. Lo de epatar no es lo nuestro.

manu&joaquin-4

A pesar del tiempo transcurrido, a muchas bandas se les sigue asociando a determinadas ideologías. ¿Por qué creéis que existe esa manía que tiene cierta gente a obligar al otro a definirse, o a posicionarse ideológicamente?

JR: A mí me hizo el otro día Lenore una entrevista que está muy bien para El Confidencial. Pero es verdad que Lenore tiene la obsesión política y me dijo que yo había puesto en el libro que no era ni comunista ni fascista. Pero a él eso le parecía insuficiente y creía que era un buen momento para que yo me definiera políticamente. Yo le dije que era del PSPC, el partido del padre de Emilio, Playa Siesta Pescaíto y Casino. Y luego me preguntó qué aspecto social me preocupaba más. La típica pregunta para que yo le diga los desahuciados, los de Siria… Pero luego la gente es muy corta. Yo contesté que había que hacer más piscinas climatizadas, que es un coñazo nadar con cinco en una calle. Pues había gente en los comentarios que se tomaban en serio esta respuesta: “Pero este tío qué se ha creído. Cómo puede decir eso, con la gente sufriendo”. Es el rollo de “El Imperio Contraataca”, que la ironía es peligrosa.

MS: El otro día leí algo en una entrevista de Rodrigo, de Triángulo de Amor Bizarro, que me encantó: “Si estás obligado a definirte políticamente, qué puto mérito tiene”. Te tendrás que definir cuando quieras. Cuando te obligan a definirte es absurdo.

JR: Preguntarte cómo te defines políticamente es de mala educación. Es como preguntarte cuánto ganas, si eres gay o no.

MS: Yo creo que se puede hablar, pero convertirlo todo en eso…

¿Y pensáis que con la edad se tiende a la autocensura?

JR: Yo tengo que reconocer que sí. Después de todas estas movidas que hemos tenido nosotros, te lo piensas. Qué pereza otra vez. Si yo hiciese letras ahora, quizás me cortaría por pereza. Qué coñazo, todo el mundo opinando. Diciendo si esto es así, si es asá.

MS: Yo conocí a Bigas Luna. Éramos muy fans de “Bilbao” y de “Caniche”. Le dijimos que “Caniche” era una obra maestra y nos comentó que no la volvería a hacer. Y te pasa. Yo hay canciones, más de Antona que de Los Punsetes, que no las volvería a hacer.

Y para Anntona, ¿qué dejas? ¿Lo que crees que no va a gustar en Los Punsetes? ¿Enseñas canciones y luego no las pasan?

MS: Sí, sí. La mayoría. Ahora un poco menos que antes. Anntona empezó porque les llevaba canciones bastante buenas, modestamente, y me decían “Buah, esto no lo vamos a hacer”. Ahora diferencio un poco más antes, pero todavía hay algunas que las llevo al grupo y que no cuelan. Me viene muy bien moralmente. Porque si llevas una canción, la enseñas y tus propios compañeros dicen que es una mierda, es muy duro tener que tirarlas a la basura. Entonces dices: “Os vais a cagar. Voy a hacer un temazo”.

Los dos habéis saboreado los éxitos de la socialdemocracia española. Joaquín tocando en fiestas del PSOE y Punsetes apadrinados, casi, casi, por el ahora presidente del Congreso, Patxi López.

MS: Nunca tampoco dio para tanto. El pobrecito, lo digo por él, que me cae muy bien, creo que ha dicho dos veces que le gustan Los Punsetes hace diez años y punto. Es cierto que nos vino a ver una vez a un concierto. Pues todavía es un sambenito que le persigue toda la vida. Ya solo falta que se lo saque el PP: “¡Usted es fan de Los Punsetes!”.

JR: En nuestro caso, era éste que se presentó a la alcaldía de Madrid: Car, Car… Rafael Carmona, que era fan de Los Nikis.

“Mi idea es no volver a tocar hasta que no seamos de verdad abuelos, y salir a tocar con bata y alpargatas, como escapados del asilo”

¿No os da la impresión de que las canciones hablan siempre de lo mismo? Y no nos cansamos de escucharlas.

JR: ¿Te refieres a las de amor? A mí lo que más me cuesta ahora es el tema para hacer una letra. ¿De qué hago yo una letra? He hecho letras de tonterías. Existen dos mil tonterías. El trabajo es encontrar una tontería de la que no hayas hablado.

MS: Yo, al contrario que Joaquín, pienso que es fácil hablar de cosas de las que normalmente no se hablan en canciones. Lo normal en una canción es hablar de te quiero, o no te quiero. Pero dentro de eso también hay un gran mundo: La Bien Querida hace canciones de amor que flipas. En el tema de las letras hay un montón de cosas sobre las que no se hacen canciones y están de puta madre. Todo da para una canción. Lo interesantes es encontrar la perspectiva.

Joaquín, tú eres más o menos activo en tema de redes sociales. ¿Cómo serían Los Nikis hoy en día en este tema?

JR: ¿Los Nikis con dieciocho años? Pues seríamos como las Hinds pero en tío, y cantando en español. Probablemente el más incendiario sería Emilio. Nosotros somos más bienquedas. A Emilio le da igual quedar bien o mal.

¿Y os veis haciendo algo juntos?

JR: Cuando Los Punsetes sean cincuentones, nosotros estaremos en el asilo, con ganas de tocar. De hecho, mi idea es no volver a tocar hasta que no seamos de verdad abuelos, y salir a tocar con bata y alpargatas, como escapados del asilo. Y si quieren tocar con nosotros Los Punsetes, unos chavalines de cincuenta y tantos, encantados.

MS: Lo intentaremos, a ver si los engañamos. Pero son duros de pelar.