El encuentro entre el que fuera fuselaje de Los Nikis y estabilizador de Los Acusicas, Joaquín Rodríguez, y un cuarto de Los Punsetes y el cien por cien de Anntona, Manu Sánchez, ha estado a punto de no producirse nunca. En un primer aterrizaje abortado, apareció Joaquín Rodríguez, el de verdad, y un tal Manuel Sánchez quien, por error, se presentó a la cita: “¡Pero yo no sé ni quiénes son Los Punsetes!”, gritaba el individuo desconsolado. Días más tarde, solventado el entuerto, the real Manu sí que acudió a la cita que tuvo lugar en la sala El Sol. La percha, la reciente publicación de “NPI de música” (Ediciones Chelsea), perpetrado por Joaquín, un manual “al no uso” sobre lo que no debería saber todo aquel que quiera montar un grupo. Por supuesto, en una conversación de imposible reconducción, se habló de todo. Menos, casi, de la literaria percha. Nuestros protagonistas, que ya se conocían de antes, no necesitaron presentaciones. Ataque De Caspa, grupo bajo secreto de sumario en los ochenta del siglo pasado, fue la mecha que encendió la conversación. ¿Quién necesita hacerles preguntas?

Joaquín Rodríguez: Ataque De Caspa son, en general, muy fans de Los Punsetes. Pero cada vez veo más que no os parecéis en nada. Ataque De Caspa son muy moñas comparados con vosotros.

Manu Sánchez: Bueno, es que ahora son más poperos que antes.

JR: Y vosotros más heavies. Las dos guitarras ahí… ¡Aghhhhh!

MS: Ellos en su época eran más oscuros y ahora les han ido gustando otras cosas.

¿Siguen tocando Ataque de Caspa?

JR: Sí. No es que sean un revival, porque en su momento no tocaron. Bueno, en su momento tocaron tres veces.

MS: Han tocado ya más ahora que antes.

JR: Nosotros en su día no tocamos mucho.

Pero estás haciendo más promoción ahora, con “NPI de música”, que en su día.  

JR: Sí, lo de estos días… La tele, la radio, el no sé cuántos… O me llaman para una entrevista para el concierto de Los Nikis del otro día. ¡Mi vida normal no es así!

MS: ¿Y el libro qué tal va?

JR: El libro va bien. La editorial es guay, porque puedes hacer lo que quieras. Álex Cooper es majísimo. Pero al ser muy pequeña, ellos mismos se encargan de la distribución. Hace poco Álex se hizo 6.000 kilómetros por mi culpa. Yo creía que hacía muchas cosas, pero, comparado con Álex, soy un mindundi.

“Los Punsetes se creían superguays y de repente apareció una maqueta de Ataque De Caspa que hacía lo mismo que ellos pero veinticinco años antes”

¿Como surgió el tema del libro?

JR: Yo lo tenía en la cabeza, y llevaba un tercio escrito. Me llamó Adolfo Airbag para la presentación de su libro, en Madrid Comics. Yo a Álex no le conocía de nada, pero tenía muy buenas referencias por lo que me contaba Adolfo de él. Textualmente: “Mira. De los tíos que he conocido de los ochenta, los únicos que tenéis la cabeza bien amueblada, sois Álex y tú”. Pues como me dijo eso de que estaba bien de la cabeza, pensé: “Cuando me lo presente, le dejo caer lo del libro, en plan ‘Anda, pues yo estoy escribiendo uno. Lo tengo aquí en el móvil”. Pfiú, y se lo mandé. A los pocos días me llamó y me dijo que cuando lo acabase, que les avisara, que les interesaba.

Me consta Manu, que eres fan de Los Nikis. ¿Tu relación con Joaquín viene a raíz de que es amigo de Ataque De Caspa?

MS: Nos presentaron en un concierto nuestro en la sala Caracol. Le hice unas reverencias y hasta hoy. Luego, a raíz de lo de Ataque hablamos para que nos escribiera el texto del disco.

JR: En el disco de Ataque De Caspa yo hice todo: lo grabamos en mi casa, lo mezclamos allí y Manu lo editó.

MS: Este es el segundo, “Sol”. Del primero, “Supongamos por ejemplo” en Gramaciones Grabofónicas, editamos las maquetas e incluye el homenaje, y el segundo es el que grabó Joaquín. Este segundo lo editó Manu, de Walden. Pero somos casi el mismo sello.

manu&joaquin-1

En tu memoria, Manu, que no viste a Los Nikis en su día, ¿qué son?

MS: Lo comentaba con Emilio el día que tocamos con ellos en Vigo. Para mí eran un grupo que me molaba un huevo y los ponía al nivel del grupo más grande que te puedas echar a la cara. De hecho, terminamos de cachondeo, porque le decía “Sois mejores que Gabinete” y Emilio me decía que Gabinete eran mucho más grandes. Yo le comentaba que no, que para mí eran lo mismo: Gabinete, Los Nikis. De pequeño me parecían grupos que eran la hostia, que me encantaban. Son grupos de referencia: Siniestro Total, Los Nikis… Grupos muy importantes.

JR: Además, igual que entre Ataque De Caspa y vosotros veo pocas coincidencias, con nosotros sí que las veo. Sobre todo en las letras. Humor sutil, no muy obvio, retorciendo el vocabulario.

MS: De hecho, cuando nosotros empezamos, las referencias líricas había que ir a buscarlas a estos grupos, porque en el indie, excepto cosas como Astrud, había mucho grupo en inglés, en wachi wachi.

JR: También es verdad que vosotros tal vez sois muy de nota fija, y nosotros, más de cero cinco siete. Pero cuando canta Ariadna es muy melódico: la gente puede cantar los estribillos. No lo hemos inventado ninguno pero ahí está.

MS: Hay mucha musicalidad en la frase.

JR: Es el rollo de ‘Susanita tiene un ratón’. El rollo melódico de notas muy distintas pero muy cantarín.

MS: Que la frase cuando la escribes se pueda cantar, con lo cual luego es muy fácil acoplarla. No hacer una música compleja y luego escribir una letra kilométrica. Escribir cosas sencillas que enseguida suenen.

JR: De hecho, nuestra música es muy simple pero la vuestra lo es más todavía. Hay mucho ruido por ahí pero es una nota. Pero ‘El imperio contraataca’ es igual: es solo una nota pero hasta que cambia se tira treinta segundos en la misma nota. Luego, la gracia está en que sobre esa nota hay una melodía muy melódica. ¿Se puede decir “melodía muy melódica”…?

“Me acabo de enterar hace poco de que teníamos personalidad. Pero era no personalidad. Como si coges a cuatro tíos del montón, de lo más vulgar y les subes a un escenario a tocar”

Y cuando conociste a Manu, ¿qué pensaste? “Ya está el típico friki que viene a reivindicar la figura de un grupo casi inexistente”.

JR: La cosa es muy graciosa, porque ellos se creían superguays y de repente apareció una maqueta de un grupo que hacía lo mismo que ellos pero hace veinticinco años. Luego es verdad que no hacen exactamente lo mismo… Me hacía gracia, porque yo a Ataque De Caspa les conozco, no como músicos, sino de pequeños. Éramos de la pandilla. Ellos hicieron Ataque De Capa y nosotros, Los Nikis. No me pareció muy freak porque a mí Ataque De Caspa siempre me parecieron muy buenos. Pero en los ochenta había grupos muy buenos que desaparecieron sin dejar rastro. Porque era muy difícil dejar rastro. Ahora, no. Ahora todo el mundo graba algo. Por ejemplo, hay un grupo, Los Negativos, que no son ese grupo que tú piensas, que de estos que digo luego surgieron Las Ruedas, que eran como B-52’s: dos tías cantando, con teclados, guitarras, canciones muy buenas. Pero desaparecieron. Te enfadabas con los del grupo y se acababa. Luego nadie los podía rescatar.

Vosotros, a pesar de llevar muchos años separados (vuestro último concierto fue en 1989), muy, muy de vez en cuando os juntáis como grupo sorpresa. ¿Hay visos de hacerlo otra vez?

JR: Ya hemos pensado en las camisetas, que van a ser con el logo de los Ramones y nuestros nombres. Y arriba va a poner “Grupo Sorpresa”.

Los Punsetes habéis tocado recientemente con Los Nikis. ¿Cómo fue?

MS: No sólo es eso. También era la primera vez que los veíamos. Es muy fuerte un concierto de Los Nikis: una detrás de otra, a piñón. Todo hits superlativos. Un puto desmadre. Porque no les sale de los huevos tocar, que si no…

¿Qué primeros recuerdos musicales tenéis?

JR: Yo no fui antes a conciertos porque no me interesaba la música, pero con 16 o 17 años fui al homenaje que se hizo a Canito y flipé con los Pegamoides. Si he sido fan de alguien ha sido de los Pegamoides. En ese concierto todavía no estábamos nosotros en activo. Nos faltaron dos meses. Y luego les conocimos, pero era lógico, porque era el mismo rollo.

MS: Yo, por personalidad a ellos les veo tan divos y a vosotros tan antidivos. Siempre me he preguntado de dónde venía esa amistad.

JR: A nosotros nos gustaban mucho los Pegamoides y a los Pegamoides, Los Nikis. Además, las canciones del principio de Nacho eran muy parecidas a las mías. “Terror en el hipermercado” la podría haber hecho yo. Y de una de mis canciones favoritas hechas por mí, “Canción de relleno”, de Los Acusicas, Nacho me dijo una vez que por qué no se le habría ocurrido a él hacer eso. Y al revés: cantidad de canciones suyas que me habría gustado hacer a mí. Hubo mucha afinidad. También con Parálisis, con quien que además compartimos batería, que era Johnny.

Sigue leyendo ——->