Ric Ocasek fue encontrado ayer sin vida en su apartamento de Nueva York. Habría fallecido de forma natural, según las primeras declaraciones de la policía.

Ric Ocasek saltó a la fama a finales de la década de los 70 como líder y vocalista de The Cars, una banda a medio camino entre la new wave y el power pop con la que firmó varios singles de éxito -amén de un álbum debut redondo, titulado homónimamente- antes de su disolución en 1988. Ocasek se centraría entonces en su carrera en solitario, que ya había comenzado en 1982 y que continuaría a lo largo de las últimas décadas con discos puntuales muy bien recibidos por la crítica. En 2010 reuniría de nuevo a The Cars -aunque parte de la banda ya giraba desde 2005 con una formación llamada The New Cars- para grabar un nuevo álbum, “Move Like This” (Concord, 11).

Además de su trayectoría como músico al uso, Ric Ocasek destacó como productor y trabajó con todo tipo de bandas, desde Bad Brains hasta Nada Surf pasando por Guided By Voices, Suicide, No Doubt, Jonathan Richman o Weezer. Con estos últimos, de hecho, produjo su “Blue Album” (DGC, 94), su “Green Album” (Geffen, 01) y el “Everything Will Be Alright in the End” de 2014. Fue uno de los últimos álbumes en los que participó como productor, junto al “For All My Sisters” de The Cribs.