Después de mucha controversia, la artista norteamericana Nicki Minaj ha decidido cancelar su concierto por sus discrepancias con el régimen saudí.

El Jeddah World Fest ha perdido la actuación de Nicki Minaj. La artista estadounidense explica que, después de informarse más sobre la situación de derechos fundamentales en el país y especialmente lo referente a los derechos de las mujeres y el colectivo LGTBIQ, ha decidido cancelar su bolo en el festival, que numerosos colectivos consideran un lavado de cara del régimen saudí.

Lo ha explicado mediante un comunicado de prensa: “Después de una cuidadosa reflexión, he decidido no seguir adelante con mi concierto programado en el Jeddah World Fest” ha declarado Minaj. “Y aunque no pueda tener más ganas de presentar mi show ante mis fans de Arabia Saudí, después de informarme mejor sobre ciertos temas, he decidido no hacerlo. Creo que es importante dejar claro mi apoyo total a los derechos de las mujeres, la comunidad LGTBIQ y la libertad de expresión”.

La decisión de Nicki Minaj, que tenía que ser uno de los grandes cabezas de cartel del festival, se confirmó ayer. Fue el eco de un comunicado que hizo la Human Rights Foundation, que pedía a Minaj y a otros artistas retirar sus espectáculos en el país dadas sus leyes machistas, intolerantes, de segregación y contrarias a los derechos humanos.

Aun así, en el festival hay otros artistas de gran renombre como Steve Aoki o el ex miembro de One Direction Liam Payne, que no han hecho ninguna declaración al respeto. Además, otros artistas como Mariah Carey, Enrique Iglesias o Black Eyed Peas han actuado recientemente en Arabia Saudí.