M83 vuelve a la carga tres años después de su último álbum de estudio, “Junk” (Naïve/Mute, 2016), con “DSVII” (“Digital Shades Vol. 2”)

Vayan desempolvando sus luces de neón, porque la vuelta de una de las más célebres bandas de synthpop está a la vuelta de la esquina. El proyecto liderado por Anthony Gonzalez, sin embargo, nos hace pensar en una evolución: pueriles imaginaciones, noches solitarias y paisajes oníricos redondean el universo -como extraído de Lord Dunsany- que da forma al nuevo álbum.

Este proyecto, sin embargo, no estaba previsto de esta manera inicialmente, sino que la idea principal giraba en torno a una ambición mucho más intimista. Caras B y otras canciones desechadas eran lo que, se suponía, iban a componer el cuerpo de aquel “Digital Shades” publicado en 2007. Fragmentos y piezas perdidas, por tanto, correrían a cargo de un álbum que, aún todo, formaría parte de su discografía oficial (pese a, obviamente, no encajar al completo en el argumentario habitual de la formación). Era originalmente un disco de dormitorio, algo, además, con lo que M83 no oculta su admiración por Brian Eno y el sonido ambient.

El éxito del trabajo de “Digital Shades” se vio, sin embargo, ligeramente truncado. Ahora es su secuela, “Digital Shades Vol. 2”, la que recoge el testigo, con un cosmos mucho más profundo y potente y unos conocimientos y objetivos diferentes (y diferenciales). Esta profundidad, además, se ve remarcada por un paso atrevido por parte de la banda: su alejamiento del sonido pop.

Aquí tenéis una de las piezas del primer volumen: