“Preferimos ver el Mediterráneo como un punto de encuentro y no como una frontera”
Entrevistas / Za!

“Preferimos ver el Mediterráneo como un punto de encuentro y no como una frontera”

Joan S. Luna — 23-09-2020
Fotógrafo — Jordi Renart

Suena a una locura muy interesante. ¿Pero qué no es una locura en el universo de Za!? ¿Y qué no es interesante en su mundo? Se trata de Za! & La TransMegaCobla, un proyecto que los barceloneses estrenarán en el festival BAM (24 septiembre) y con el que se inaugurará la Fira Mediterrània de Manresa (15 octubre).

Sobre este proyecto en el que Za! colaboran con La MegaCobla y con Tarta Relena, charlamos con Spazzfrica Ehd y Papadupau, dos de los músicos más inquietos de la ciudad y también de los que tienen la cabeza mejor amueblada dentro de su locura musical. Hablamos sobre el proyecto, la implicación del público y del hecho de que se trata de un espectáculo cantado en ¡fenicio!

¿Qué tenéis dentro que Za! nunca dejáis de poner en marcha proyectos o experimentos que escapan de los márgenes de lo habitual?
La idea con los proyectos es fractalmente la misma que cuando componemos una canción: intentar no repetirnos. No desde el punto de vista capitalista de la obsesión por innovar, si no desde el punto de vista cachondeísta (Cachodeism) de “pasarlo bien” y “aprender de otra gente”, otros estilos, otras disciplinas, otras técnicas…

¿Cuántas personas vais a participar en total en Za! & La TransMegaCobla? ¿Ha sido en algún momento un proyecto cerrado o se ha permitido la entrada a quién quisiera sumarse a la historia?
Somos ocho personas: el dúo Tarta Relena, la Megacobla (cuarteto de músicos de cobla catalana creado a raíz de un taller de impro que hicimos en la Fira Mediterrània de 2018) y aquellos a los que llaman ZA! Sin embargo, en los conciertos somos ocho más todo el aforo, ya que el público también participa activamente en algunos tramos improvisando, haciendo música, hablando o moviéndose (siempre con las precauciones pertinentes).

Es evidente que, estilísticamente, lo que presentéis aquí se irá por caminos muy distintos. ¿Cuál será la columna vertebral o el eje central de lo que podremos escuchar en directo?
Nuestra forma inicial de componer ha sido trabajar con patrones de la música mediterránea tradicional y pasarlos por el filtro de la distorsión y la psicodelia. Por un lado preferimos ver el Mediterráneo como un punto de encuentro y no como una frontera. Por otro lado, la distorsión y la psicodelia nos gustan sonoramente, pero también son dos términos muy definitorios de cómo nos relacionamos hoy en día, cómo se transmite la información y el conocimiento, y la necesidad de evasión constante que todo esto nos produce.

¿Evolucionará el espectáculo entre lo que veamos el día 24 en el BAM y lo que será la actuación inaugural de la Fira Mediterrània de Manresa?
Sí. En Manresa presentaremos un repertorio nuevo un poco más amplio, y al tratarse de un teatro podremos trabajar también con la iluminación. Pero en ambos conciertos hay un alto porcentaje de incertidumbre incluso para nosotros mismos, porque ciertas partes las componemos en directo entre los ocho y el público.

“Hay un alto porcentaje de incertidumbre incluso para nosotros mismos, porque ciertas partes las componemos en directo entre los ocho y el público”

¿Cuál es el clic que os lleva de Za! A trabajar con un cuarteto de vientos de cobla tradicional en 2018? ¿Qué hay de accidental en ese encuentro y qué hay de la necesidad de llevar un paso más allá vuestras inquietudes?
Fue una idea de la Fira Mediterrània de Manresa, una idea que nos encantó. No conocíamos a fondo la sonoridad de los instrumentos de cobla, y realmente son muy versátiles y potentes. No entendemos cómo no hay un disco de black metal con tible y tenora. Si lo hay, nos lo pasáis. Pero bueno, lo más relevante de esa propuesta fue descubrir a músicos tan inquietos y abiertos de mente como Xavi Torrent, Xavi Molina, Pep Moliner y Jordi Casas. Al igual que con Tarta Relena, sentimos que no son sólo intérpretes en este proyecto: se lo han hecho suyo.

Y algo parecido diría de trabajar con Tarta Relena. En un primer momento su propuesta no es algo para todos los públicos, pero conforme van dando pasos adelante su papel encaja a la perfección trabajando junto a otros artistas como en este caso Za! ¿Cuál es el punto de partida para contar con ellas?
Descubrimos a Tarta Relena con su primer single (“Tou Votanikou”) y nos encantó la valentía de su propuesta. Les contamos la idea, tomamos un te y al segundo ensayo ya estábamos grabando el primer tema. Marta y Helena han compuesto todas las voces de la TransMegaCobla, y no sólo eso: su investigación en colaboración con la experta Maria Josep Estanyol nos ha permitido cantar todos los temas en fenicio, una lengua mediterránea muerta que en este caso rescatamos como nexo de unión.

La improvisación es algo que, de algún modo, ha fluido intrínsecamente en Za! Trabajar con otros artistas obliga a tener todo más controlado. ¿Es así o también os dejaréis llevar entre todos?
En la TransMegaCobla hay mucha improvisación, sobre todo en el directo. Nos hace mucha ilusión combinar música compuesta con el código de improvisación conducida del Caballo Ganador, a partir del cual los ocho músicos podemos componer a tiempo real, el control se transforma en sentir la confianza en el grupo.

En cuanto a eso de recuperar la lengua fenicia. ¿Significa eso que las partes vocales serán en lengua antigua?
Exacto. Es lo que te comentaba antes.

¿Qué esperáis que la gente piense del espectáculo a los cinco minutos de haber empezado?¿Y qué os gustaría que pensasen una vez abandonéis el escenario?
Durante los cinco primeros minutos, la gente no podrá pensar en nada más que en el wanananástico vestuario que nos han hecho PEDRA (Sofía Zunino y Marina Pujadas). Una vez termine el concierto, por encima de todo deseamos que, a través del viaje sonoro y la improvisación colectiva con el público, nos hayamos sentido juntos pese a la inevitable distancia.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.