Los flamantes (e inesperados para muchos) ganadores del Mercury Prize 2014, Young Fathers, vuelven a la carga apenas seis meses después de alzarse con el prestigioso galardón. Lo hacen con White Men Are Black Men Too, un disco en el que Alloysious Massaquoi, Kayus Bankole y ‘G’ Hastings amplían sus fronteras, tanto musicales como líricas.

 

Antes de nada queríamos solucionar una duda; ¿Cuál es el origen del nombre del grupo, Young Fathers?

Los tres miembros del grupo nos llamamos igual que nuestros padres, somos Juniors…

 

En octubre de 2014 fuisteis los vencedores del Mercury Prize, el premio más importante de la música británica, con vuestro álbum debut Dead, cuando no erais considerados los máximos favoritos. ¿Este premio también supuso una victoria para vosotros o sí lo esperabais?

Nosotros sí lo esperábamos, hacia el final de la tarde ya era algo inevitable; nuestro manager vio el resultado en el final de un vaso de vino y el nunca se equivoca en estas cosas.

 

Ganar este importante premio, el más mediático que se otorga musicalmente en Gran Bretaña, ¿Ha supuesto una presión extra para vosotros, o por el contrario, son todo ventajas?

No, la presión viene cuando no lo ganas, ganar siempre es algo positivo. Para empezar, ganas dinero. Además te conviertes en noticia y la gente te conoce más (y esta es la verdadera lucha de los artistas de pop, ser conocidos). Es bueno darse a conocer, ¿cuál es el sentido de pintar algo bonito si nadie lo ve excepto tu?

 

Ahora, tan solo un año después presentáis este White Men Are Black Men Too. ¿Por qué tanta prisa, queríais sacar provecho del gran momento que estáis atravesando?

Cada bocanada de aire es especial. Nos hemos aprovechado de esto para dispararos más ruido… no os agachéis u os lo perderéis!. Y entonces os sentiréis despojados y un poco más pobres emocionalmente

 

Sin embargo, habéis adelantado que habrá diferencias entre este álbum y el anterior. ¿Cuáles son estas diferencias de las que habláis?

Nosotros no hemos adelantado nada! Pero si quieres saberlo, la mayor diferencia es la distancia; Dead es más lejano, mientras WMABMT es más reciente. Escuchadlo y veréis a lo que nos referimos.

 

Vuestra música siempre se ha caracterizado por resultar cercana al triphop, el hiphop experimental, aunque en este disco introducís también otros elementos más electrónicos o cercanos al pop. ¿Con qué estilo os sentís más identificados vosotros?

Nosotros tenemos nuestra propia identidad, encontrar conexiones engañosas es vuestro trabajo. Nosotros volamos sin banderas.

 

 

El título del disco, White Men Are Black Men Too, ha levantado una gran polémica en Gran Bretaña, aunque vosotros habéis aclarado que no hace alusiones a cuestiones raciales. ¿Qué habéis querido expresar con este título entonces?

Bueno, sí es algo racial, pero no racista si es a lo que te refieres. El título hace referencia a ser tratados como ciudadanos del mundo y no como alguien que procede de algún lugar, siempre tenemos que proceder de algún lugar, como el misterioso solitario que aparece en un pueblo en aquellas películas de vaqueros que se grababan en los desiertos de España… Todos somos extraños…

-¿De dónde ser tú, forastero?
– De por aquí cerca
– Tú no ser de estos lares, forastero
– No, de estos lares no. Aunque se parecen mucho, amigo
– Comprendo

 

En el disco habláis de política, religión, sexo… temas difíciles para algunos. ¿Es la música, y el arte en general, la mejor manera de hacer frente a estos tabús, a estas cosas que no se resuelven porque la gente teme hablar sobre ellas?

Pero hablar es sólo el principio. Después tenemos que hacerlo, o entonces no habrá servido de nada hablarlo. No tener miedo ni tener que pedir permiso es la manera más directa de conseguir libertad. Y todos queremos ser libres.

 

Procedéis de un país, Escocia, sin una gran tradición en cuanto a hiphop. ¿Esto ha supuesto una ventaja o una desventaja para vosotros? ¿Cuál creéis que ha sido la mayor contribución que ha hecho el rap escocés al mundo del hiphop?

Hay muchos fans y seguidores del hiphop en Escocia, que contribuyen comprando por ejemplo el último disco de Lil Wayne. Pero los MCs y los productores no están interesados en apoyar a Zulu Nation, están demasiado ocupados en la competición y en “sonar real”.
El año pasado actuasteis en España, pasando por el BUM festival de Barcelona.

 

¿Tenéis pensado volver a España para presentar White Men Are Black Men Too?

Tenemos planes para otoño. Barcelona fue algo flipante.