Trabajando duro
Entrevistas / Chinese Christmas Cards

Trabajando duro

Sergio del Amo — 15-10-2011
Fotógrafo — Virgili Jubero

Tras ser una de nuestras bandas Demoscópicas, los barceloneses editan en octubre su primer Ep homónimo. En él no habrá espacio para nuevos temas que no conociéramos con anterioridad, pero aseguran que ya están trabajando en un largo con piezas inéditas a editarse en una perspectiva de medio plazo.

El tiempo pasa sin que uno se dé cuenta. Aunque suene a tópico, hace cosa de dos años que dos barceloneses llamados Mario Gutiérrez y Joan Sala decidieron probar suerte en el terreno del pop electrónico, formaron parte de nuestros queridos artistas Demoscópicos y se alzaron ganadores del concurso de maquetas que anualmente promueve la marca Levi’s. Desde entonces, Chinese Christmas Cards (nombre promovido por los ojos achinados de Joan y la influencia directa que sobre ellos ejercieron The Postal Service), se han paseado nuestra geografía sin que tuviéramos informaciones de un futurible álbum o algo que se la pareciera. La espera llega a su fin. Este mismo mes de octubre, de la mano de Mushroom Pillow, editarán su primera referencia en formato Ep. “La verdad es que durante este tiempo hemos estado tocando bastante y, entre examen y examen para acabar los estudios, también hemos estado haciendo temas nuevos que están en proceso. No es que hayamos estado componiendo el Ep, que va. De hecho, los temas que suenan en el disco, entre ellos ‘Welcome To Life’ son todos de la misma época, ya estaban creados casi desde el principio de la banda. Teniendo en cuenta que nuestra música va a llegar a mucha más gente ahora, no queríamos dejar temas como ‘No Radar’ o ‘Forest’ en el olvido maquetero. Queríamos darles la oportunidad que se merecen y sacarles el máximo de jugo en el estudio. ¡Aun han de cruzar muchas fronteras! En cuanto al número de temas, se trata de una carta de presentación. Las nuevas canciones aun no están cerradas y queríamos estar seguros de que la presentación fuera convincente”, nos explica Mario quien, precisamente, le pasó a su compañero de correrías aquel disco que, según la leyenda, marcó inconscientemente el inicio de la banda. “Nos conocimos en 3º de Eso en el colegio, y sí, yo le pasé a Joan el ‘Give Up’ de The Postal Service. Él me enseñó Lionel Ritchie y la mítica ‘All Night Long’ y ‘So Much Love’ del miembro de Daft Punk Thomas Bangalter. Luego perdimos el contacto y, ni por asomo, en nuestros planes estaba montar algo. Coincidimos en un surf trip en Hossegor, Francia. Y en el viaje de vuelta, tras ponernos al día de lo que estaba haciendo cada uno, decidimos quedar en Barcelona y hacer algo. Algo que no habíamos contado es que fue en un concierto de Patrice donde decidimos poner fecha y hora y quedar por primera vez para hacer música”.
A pesar de que Mario militaba en un grupo de hardcore melódico y Joan andaba metido en otros proyectos de cáliz electrónico, ambos han encontrado un equilibrio más que medido durante el siempre laborioso proceso de composición. “En términos generales quien escribe las canciones es Mario y quien entiende y cuida el sonido es Joan. Se podría decir que existen esos diminutos espacios de intimidad en los que uno respeta y acepta el criterio del otro, como si existiera un cierto rol establecido. Pero el grueso de la canción es cosa de los dos, por igual, sin diferencias. El que una canción sea buena o mala no dependerá de si usamos un sonido de bombo u otro o de una palabra u otra, sino de que esté bien hecha. Y al hacerla, al crearla, estamos los dos mano a mano. Nunca oirás nada en uno de nuestros temas que no haya sido aprobado por los dos. Esa es la clave”. Curiosamente, pese a su fachada indietrónica, si oyéramos algunas de las demos de sus primigenias canciones, nos toparíamos con un bastión folkie. “Los temas suelen surgir sobre todo de ideas de guitarra. Acostumbran a ser, en su origen, canciones sencillas, acústicas y bonitas que luego, al juntarnos, adoptan una forma totalmente distinta. Es exactamente en ese momento de poner en común en el que surge la magia y de una cosa que era de una forma nace otra que pasa a ser algo totalmente distinta a medida que nos ponemos a dar vueltas sobre ella. Sí que hay una parte creativa y de búsqueda previa para generar la idea, pero la mayor creatividad aparece cuando podemos hacer literalmente lo que queramos. Ahí pasamos de acústico a electrónico, de simple a detallista. Es un terreno en el que nos sentimos muy a gusto”. Nos prometen trabajar bien duro en los próximos meses de cara a su primer largo. Aunque esa es otra historia que, a su debido momento, será contada.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.