“No me veo dentro de ningún mercado”
Entrevistas / Sen Senra

“No me veo dentro de ningún mercado”

Álex Jerez — 24-03-2021
Fotógrafo — Yago Castromil

Pocos tienen la habilidad que posee Sen Senra para encapsular emociones, lanzarlas y que sientas que habla de ti con una sola escucha.

El artista vuelve a abrirse por dentro de par en par con “Corazón Cromado” (Sonido Muchacho/Universal, 21) en una breve colección de temas que reflejan un nuevo salto de madurez en su carrera, su inmersión en el terreno de la producción y una apuesta estética, y visual, mucho más compleja y arriesgada. El disco estará disponible el 26 de marzo.

Hablamos con él para que nos cuente un poco más sobre el punto en el que se encuentra, su libertad como creador y cómo lleva lo de ser un ídolo para ciertas generaciones.

Desde el primer momento dejaste claro que Sen Senra era un proyecto artístico que iba más allá de una propuesta musical al uso. Con este nuevo EP hay un crecimiento enorme a nivel visual y se aprecia eso más que nunca. Cuéntame cómo surge este salto desde “Sensaciones” a “Corazón Cromado”.
Teníamos la gira de “Sensaciones” ya montada en la cabeza. Pero había que parar como todo el mundo y fue ahí donde surgió “Corazón Cromado”. Empecé a recuperar toda la música que tenía guardada y la uní a canciones que seguía haciendo un poco en paralelo. Además, aproveché también un poco como dices para explorar a nivel visual, potenciar más la creatividad, llegar a más campos… Meterle ahí un poquito más de punch a lo visual. Jugar un poco y explorar un poco más esos mundos.

De hecho, yo no sé si lo has visto pero desde que salieron los videoclips tienes un montón de gente haciendo video reacciones e intentado sacar hasta el mínimo detalle
(Risas) Sí, súper. Muy bonito claro, al final es un poco el juego ese. Hay un enorme trabajo creativo detrás en pequeños detalles en los que entiendo que la gente quiera rebuscar y encontrar los secretillos que hay por ahí.

En “Corazón Cromado” vuelve a haber dolor, sexo, perdón y mucha dependencia emocional. Ese enganche físico y psicológico hacia otra persona cuando solo piensas en estar con ella.
Ummm, sí, no sé. No tengo una pretensión a la hora de escribir e intentar reflejar eso. Quizás me inspire sin darme cuenta, está dentro de mí y sí que puede ser una parte en la que me apoyo mucho. O sea, me gusta mucho darles cariño a las letras y que la gente se identifique, las reciba de esa forma, que piensen… Pero tampoco quiero hacer a nadie reflexionar sobre su vida.

Por otro lado, yo sí que siento tus canciones como una especie de limpieza o sanación. Y no solo lo veo en ti. Si te pones a revisar comentarios de un montón de gente en redes sociales tienes aquello de “estoy en la mierda” escuchando a Sen Senra y al rato ves que otros hablan de haber encontrado la paz a través de tus canciones.
Eso es, sí, eso es. Al final ese es el rollo. Las letras que tengo así un poco como la de “Ya no te hago falta” tienen el feeling ese como de mucho dolor y sí que hacen un poco también hasta ese ejercicio de sanación y de limpieza. ¿Sabes?

“Desde un principio tenía muy claro en sí cómo quería que fuese mi carrera. La manera de enfocar y encarar mi carrera y lo sigo manteniendo”.

Y es que además, no se te puede ver más libre como creador. Tus proyectos desde el principio respiran por sí solos, no se te ve nada forzado, no hay prisa.
Totalmente. En mi carrera artística una de las cosas que más me gusta es no ser predecible. Me gusta el riesgo, me gusta experimentar a nivel creativo. Me siento totalmente libre para hacer todo lo que quiera a nivel musical, a nivel artístico y experimentar con todo lo que nazca dentro de mí. Lo que me venga en gana.

Es que es un poco eso. La sensación que tengo es que has conseguido romper con un montón de limitaciones o suposiciones de lo que iba a ser tu carrera. Que ahora bajo Sen Senra nos podríamos encontrar cualquier cosa.
Sí claro, es que yo al final escucho mucha música y a la hora de crear no me pongo para nada un patrón o una guía. No me da miedo de repente irme por lares que a priori no suelo explorar. Yo no entiendo la música si no es siendo libre a la hora de hacer tu creación. Aunque al final siempre todo acaba pasando por el filtro de Sen Senra. Y eso me permita hacer mogollón de cosas manteniendo mi identidad.

En “Tumbado en el jardín viendo atardecer” dices eso de “Hice lo que hice sin pensar en nada más”. Al final es un poco eso, te lo puedes aplicar no solo a tus historias de amor si no también a muchas cosas en tu carrera.
Eso es, exactamente eso es. Por ahí van los tiros sí.

Como te decía, más que un EP o como lo queramos llamar yo veo “Corazón Cromado” como una colección de piezas artísticas que para mí funcionan súper bien. Son singles, pero no sólo se quedan en la canción.
Sí, es lo que dices tú, es un poco una compilación de canciones que podrían funcionar perfectamente solas. Pero que a mí me parecía interesante reunir en un EP que en este caso es “Corazón Cromado”. Por otro lado, el tema del arte de las portadas es un trabajo que desde siempre estoy haciendo con mi hermana Vaas Senber y al que le damos mucho cariño. Ella es una artista multidisciplinar, la admiro, y tenemos un feeling muy bueno a la hora de crear. La verdad que es una fantasía que sea mi hermana la que está detrás de eso, claro.

Bueno, se acabó ya el título de promesa y de futuro artista “que lo va a petar”. Tu carrera ya está en otro lugar. ¿Tú dónde te ves dentro del mercado actual?
Pues si te soy sincero, no me veo dentro de ningún mercado. Yo me considero un artista súper libre. Quiero seguir haciendo música, quiero seguir experimentando en todos los ámbitos a nivel creativo. Este EP también me ha ayudado muchísimo a encontrarme más como productor. Y no sé, me veo creciendo, estando contento con todo lo que esté haciendo. Siguiendo a lo mío y estando orgulloso de lo que esté creando.

Cuéntame un poco más sobre eso, sobre la faceta de productor que cada vez va a más. ¿Te ves produciendo para otros?
Bueno, de momento estoy muy cómodo trabajando en mi música y produciéndola yo. Además, me ayuda a llegar a sitios que antes no llegaba. A ver tampoco es que vaya a producirme siempre a mí mismo porque al final creo que es súper bonito compartir momentos en el estudio con otros productores. Mezclar ideas y todo… Pero bueno, aquí estoy ganando conocimientos ya que al final es una de las partes que más me gusta de todo esto. Estar en el estudio haciendo música desde que empieza un acorde hasta que está el máster, ¿sabes?

En “Perfecto” dices aquello de “Sensaciones, nueva religión”. Y en parte ya me has comentado que no quieres presionar a la gente, ni inculcar nada, que solo buscas que ellos se identifiquen con tus temas si lo sienten. Pero, al final ha sido un álbum que ha marcado mucho a una generación determinada. ¿Te sientes de alguna forma responsable?
No, yo responsabilidad no veo. Siento más bien orgullo por cómo ha sido aceptado. Sí que es verdad que sentí como muy buen feedback, y bueno lo sigo sintiendo a día de hoy. Como que ese disco marcó muy fuerte a mucha gente. Desde la música, las letras, a todo lo que rodeó “Sensaciones”. Entonces es un poco eso, orgullo y felicidad. Súper feliz por ese lado.

Revisando tus redes, tanto en Twitter como en Facebook descubrí que tu primera publicación es un artículo que hice para MTV España en 2015, en una pequeña sección que teníamos de música alternativa por aquel entonces, promocionando “Permanent Vacation”. Cómo pasa el tiempo es brutal.
Guau, creo que me acuerdo del tweet que puse y todo. Que fue algo así como “gracias MTV for pimpim my album”. ¿Puede ser?

Sí, exacto. Y añadiste las fechas de la gira de por aquel entonces (risas).
Qué bueno, ya ves guapísimo.

¿Qué sientes cuando vuelves a conectar con el Sen de aquellos años? El crecimiento ha sido muy grande, pero a la vez tú siempre fuiste muy claro explicando lo que querías para tu carrera. Recuerdo aquellas primeras entrevistas en las que ya te negabas a que te catalogaran como un artista que solo hacía garage.
Pues sí, es lo que dices tú, claramente no soy el mismo porque uno va creciendo y va cambiando ciertas cosas. Pero sí, desde un principio tenía muy claro en sí cómo quería que fuese mi carrera. La manera de enfocar y encarar mi carrera y lo sigo manteniendo.

“Lo que no me nace a día de hoy aún es hablar demasiado de mi vida por las redes y tal. Al final cuento mis historias en las canciones y ya está”.

Si hasta fuiste Demoscópico en MondoSonoro Galicia por aquel 2016. Si es que, aunque parezca que Sen Senra es solo el presente, es increíble todo el recorrido que has hecho en estos años.
Sí, sí, y yo me acuerdo de pillar la furgoneta y conducir ocho horas para tocar para seis personas. ¿Sabes? (risas).

Bueno, pero eso al final también es bonito y forma parte de todo el camino que haces como artista.
Claro, sí, sí, hombre. Y gracias a eso soy quien soy ahora. Eso te curte y te hace valorar aún mucho más el crecimiento.

Ahora de hecho es lo contrario. Después de tus últimos conciertos la gente estaba flipando con la seguridad y el control que tienes sobre el escenario.
Sí, supongo que viene también de haber tocado durante tantos años. Al final estoy acostumbrado a tocar con banda. Me siento muy cómodo con una banda a mi alrededor e ir tocando yo también los instrumentos. Supongo que eso ya viene también de atrás.

Dices “Todo es moda si puede pasar de moda. Que trascienda el tiempo ya es otra cosa”. Aún sabiendo tu libertad artística, ¿cómo te afectan las modas y las tendencias de la industria a la hora de crear?
Pues, no me afectan nada básicamente. Si yo me dejara llevar por modas perdería todo el sentido y la forma en la que concibo yo mi música.

Y hablando de modas en “Qué facilidad” tienes a C. Tangana como colaborador. ¿Cómo surge su participación? ¿Qué piensas que la gente pensará cuando os vea en un tema juntos?
Pues surge de una forma súper natural porque nos conocemos ya desde hace tiempo. Ahora cuadró que estábamos los dos en la misma ciudad y decidimos ir al estudio sin pretensión de nada, desde cero. Nos metimos en cabina a hacer música y surgió muy natural la verdad. Me gusta mucho cómo quedó, que la gente lo reciba como quiera.

De hecho, en “The Art Of Self-Pressure” ya tenías contacto con Royce Rolo. Yo creo que al final es, como dices, bastante natural este encuentro.
Claro, eso es. Sí sí, si al final nos conocemos por los colegas que tenemos en común que en este caso pues eran ellos. Rolo y demás de Vigo. Cuando iba por allí nos presentaron.

En lo sonoro siguen liderando las bases de r’n’b, los sintetizadores, son temas además bastante pop… Pero, también le has metido un punto latino con la colaboración de Feid en “Wu Wu”.
Tenía una demo en mi ordenador desde hace tiempo. Feid me contactó por Instagram diciéndome que le había flipado “Sensaciones”. Y fue ahí cuando dije ostia igual tiene su nombre “Wu Wu” y mola también. Además, Feid tiene un disco que se llama “FERXXO” que lo sacó hace no mucho que me encanta.

Al otro lado, “Euforia” es casi como el punto más íntimo del disco siendo uno de los cortes más acústicos con esa guitarra que domina la pieza.
Sí, surgió un poco como toda mi música. En este caso estaba con la guitarra y poco más. Yo es que cuando hago música ya te digo, realmente surgen todas las canciones desde el mismo punto. Que es como de una forma como muy pequeñita y poco más. No sé, natural.

En “Perfecto” haces referencia a “Fallen Angels”, la película de Wong Kar-wai. Un largo muy introspectivo lleno de monólogos y de conversaciones que nunca llegan a exteriorizarse. ¿Usas tus canciones como una vía de escape? ¿Te cuesta más soltar las cosas en la vida real?
No, no me cuesta. Toda la gente que me conoce sabe que tampoco es que sea el más extrovertido, pero tampoco lo más introvertido. Soy una persona normal a la que le gusta divertirse, le gusta hacer lo mismo que a todos. Y no sé, eso sí lo que no me nace a día de hoy aún es hablar demasiado de mi vida por las redes y tal. Al final cuento mis historias en las canciones y ya está.

Sí, las redes sociales las usas casi más como plataforma de promo, ¿no?
Bueno, más bien las uso cuando me acuerdo, la verdad (risas).

¿Algún disco o artista que te haya flipado últimamente?
Me mola mucho lo que está haciendo Slowthai. Buenísimo, me encanta. Me encanta lo que está haciendo.

Bueno, y hablando de otros artistas, viendo el vídeo de “Sublime” me vienen todo el rato flashes de un imaginario muy parecido a los más recientes de Perfume Genius o Christine And The Queens. No sé lo que teníais en mente con él.
Bueno, pues eso es un trabajo que hice con Pedro Artola que es un súper director. Un tío que la verdad es que es buenísimo y todo su equipo también. Al final mano a mano planteamos un poco por dónde tirar y Pedro se encarga de llevarlo al límite. Eso es cosa ya de ellos.

Después del EP, ¿qué idea tienes en la cabeza? ¿Tendremos nuevo disco pronto?
Sí, bueno, yo ya tengo canciones en la recámara. Sigo haciendo canciones. Este año seguramente saldrá más música, intentaremos sacar otro larga duración para el año que viene o por ahí. Vamos, seguir haciendo música.

¿Y el salto internacional? Tienes mucho público en Latinoamérica que te reclama.
Sí, total. Somos conscientes al cien por cien de ello y, tan pronto como nos dejen, está en nuestros planes ir para allá. Hacer un poco México y rular por todos esos lados que están ahí encima de todo de una forma tan bonita.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.