A trece meses de la edición de “Born A Lion” (Bad Taste/DiscMedi, 02), Danko Jones se vieron obligados a tener listo “We Sweat Blood” (Bad Taste/DiscMedi, 03), un segundo álbum que acaba de ver la luz y que se acercan a presentar por aquí este mismo mes.

La fecha tope, supónese que una exigencia de la discográfica, ha dejado su huella en un trabajo sin artificios y con gemas como “Strut”, con Dregen (Backyard Babies) a los coros. “Esa presión bajo la cual nos pusimos, esa tensión, ese estrés, todas las frustraciones y angustia que surgen al tener que cumplir con un plazo límite se reflejaron en el disco”, el cual, según el propio Danko, está en consonancia con su actual estilo de vida: “más frenético, más acelerado”. Compuesto con prontitud entre gira y gira, y grabado en dos semanas y media, “We Sweat Blood” hace referencia a la capacidad de trabajo del trío canadiense. En consecuencia, “ahora que toca ir de gira, mejor cumplir con nuestra palabra y hacerlo como cabrones”.

“Diría que el sesenta y cinco por ciento de lo que escucho es metal”

Su nuevo álbum posee un logotipo que evoca al de algunos discos de Thin Lizzy, por ejemplo. “Si puede sintetizar al grupo como ha sucedido en la historia del rock, ¿por qué no? Es un logotipo para rendir homenaje al rock, y lo hago sin ninguna ironía, ¡joder que si va en serio!”. Danko Jones han tocado con The Rolling Stones, pero también en el Ozzfest, y de heavies tienen más que raíces. “Diría que el sesenta y cinco por ciento de lo que escucho es metal”, confiesa el entrevistado. Poseedor de una lengua de considerables dimensiones (“es todo natural”), su singular personalidad sobresale en temas como “Wait A Minute” o “Home To Hell”. Aunque, bien mirado, tanto histrionismo se puede volver en su contra. “Lo único que ensayamos para el directo son las canciones, y lo que diga o deje de decir en un concierto no me lo pienso demasiado: si lo haces, comes mierda”, asegura un Danko que confía ciegamente en las nuevas composiciones. “Creo que tenemos el mejor directo, eso es lo que la gente me dice”. Perfecto, pero esperemos que su capacidad de sorprender no acabe como la de Jack Black en vídeos musicales. Por último, hablamos de “Starlicker”, una cara B del single “Lovercall”. “¡Joder, me encanta esa canción!”, suelta el de Toronto de manera espontánea. El caso es que, para nuestra sorpresa, el corte suena en “Skin Flick”, una película porno gay dirigida por Bruce LaBruce, amigo de la banda. Temiéndose malas interpretaciones, Danko sugiere que se omita el dato, si bien finalmente acepta con tal de que se redacte con “mucho cuidado”, y es que la participación del combo únicamente consistió en la cesión del tema. Lector@s, no decepcionen al bueno de Danko Jones.