Un paso al frente
Entrevistas / Russian Circles

Un paso al frente

Ignacio Pato — 20-01-2012

Casi dos años después de su último disco, el calculado “Geneva”, Russian Circles vuelven a darnos una lección a la hora de saber ubicar el justo medio entre el post-rock y el metal con un cuarto disco, ”Empros”, en el que los de Chicago dejan atrás viejas fórmulas y a la vez consolidan su posición de primeras figuras del género.

Cuando hace dos años hablábamos con ellos, se mostraban orgullosos de “Geneva”, un álbum magistral que parecía evocar la calma muerta que sigue a una explosión, o más concretamente a la voladura de un edificio y sus escombros. No en vano, sus referencias a Oppenheimer y el sentimiento de culpa decían mucho de un disco que parecía milimetrado en su perfección pero que a su vez adolecía de cierta falta de cintura para la propia banda. Ahora, Brian Cook, bajista de Russian Circles, reconoce que ya desde la gestación sabían que, por propia voluntad, algo nuevo y cambiante venía.

“’Empros’ significa hacia adelante, hacia el frente, en griego. Creíamos que estábamos en una fase decisiva para el grupo tras el último disco en estos dos últimos años entre giras y las nuevas canciones. Teníamos ganas de movernos hacia lo nuevo”. Lo que antes era melancolía, y un disco muy diferenciado entre su primera y violenta parte y una segunda algo más ambiental, con canciones que se alargaban e incluso místicos recitados, aquí se torna más imprevisible y por lo tanto atractivo extra para aquellos que les escuchen sin ofrecer resistencia. Las distinciones entre ambos (producidos por Brandon Curtis) no dejan de aparecer a cada escucha. Donde antes había instrumentos de viento ahora su lugar lo ocupa en curiosidad “Praise Be Man”, último corte, en el que el propio Cook se atreve con las voces de una suerte de introspectiva balada. “’Geneva’ era un álbum que se encontraba más restringido y este me parece más emocional, más salvaje quizá. Y si no es nuestro disco más duro, sí creo que es el que tiene un sonido más ambicioso y mejor trasladable al directo ya que con ‘Geneva’ eso se hacía complicado y hasta frustrante. ‘Empros’ es más satisfactorio en esos términos”.

Brian Cook, nuestro interlocutor al otro lado del hilo telefónico, es uno de los mejores bajistas actuales tras su paso por Botch o These Arms Are Snakes y uno de los culpables, aunque él se quite mérito, de que el directo que hace junto a sus compañeros Mike Sullivan y Dave Turncrantz sea tan admirado. Y es que Cook es uno de esos músicos capaces de reivindicar un instrumento. “El bajo es un instrumento extraño, no es muy visible pero es capaz de poner una canción un peldaño más arriba. Mi filosofía en Russian Circles es que debo darle a la estructura de un tema aquello que realmente necesita, en una visión de conjunto, más pensando en la canción que en el instrumento”. Metidos en el berenjenal del post-rock (o metal) es admirable la capacidad del trío de Chicago para subsistir entre tanta competencia. Para ellos, que todavía no han dado un paso falso, algo tan difícil como seguir inmaculados parece fácil de decir. “Hay una tendencia entre algunas bandas del género a hacer discos y canciones largas, grandiosas. Una banda tiene que pensar que cada nota que toca debe aparecer en el disco por una buena razón para conseguir atraer la atención del oyente durante el mismo”. También suele llamar la atención una curiosa fijación por lugares y referentes de origen europeo en su trayectoria. Ahí tenemos el nuevo tema “Schiphol” (aeropuerto de Ámsterdam), “Mladek” en honor a su chófer de gira europea, la propia “Geneva” o el mismo nombre de la banda. A Cook no parece pillarle por sorpresa esta relación. “Creo que nuestro sitio preferido para tocar es Europa, claramente. Nos gusta su cultura alternativa, no es que Estados Unidos no la tenga, pero está más diseminada y por ejemplo la diferencia se nota con Europa en la vida nocturna, en su apertura de mente y en más cosas. Nosotros intentamos hacer una música universal, no cantamos y ahí entran en el juego palabras o lugares inspiradores como Schiphol o Geneva”. Cook hace una mención especial para el clima y la hospitalidad ibéricas y casi asegura que en la gira europea de primavera se dejarán caer por estas tierras. Será otra buena ocasión para constatar que Russian Circles tienen un gran disco, más orientado a su arrebatador directo, que defender.

“Empros” está publicado por Sargent House/Popstock!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.